Plantas del hospital de San Cristóbal se apagaron por falta de baterías

Momentos de alarma y desespero se vivieron cerca de las 10:30 de la noche del pasado miércoles 27 de marzo en el hospital Central de San Cristóbal, cuando las plantas eléctricas no arrancaron en medio de un corte de electricidad. El equipo médico y técnico que labora en dicho centro asistencial activó de inmediato un plan de contingencia “que nos mantienen en zozobra y angustia”, informó el director del hospital central de San Cristóbal, Renny Cárdenas.

Plantas del hospital de San Cristóbal se apagaron por falta de baterías

Las plantas eléctricas del primer centro asistencial del Táchira estuvieron cesantes por poco más de media hora. El director del hospital, Renny Cárdenas, desmintió que se haya generado un incendio en una de ellas.

“Luego de media hora tratando de prender la planta, usando las baterías de unos camiones de Protección Civil, fue que se logró reactivarlas. Luego de revisar la falla se confirmó que las baterías dieron su vida útil y ya no cargan”, dijo.

A pesar de que a través de la única empresa comercial autorizada en Táchira se asignaron 4 de las 18 baterías requeridas para las plantas eléctricas del hospital, los trámites burocráticos, – precisó Cárdenas – no han logrado el despacho de las mismas al centro de salud.

“Esto es una emergencia, por favor traigan las baterías y después solventamos cualquier problema que exista. Si hay un corte eléctrico en este momento pudiera presentarse una situación similar a la de anoche, así que rogamos a Dios que eso no suceda”, indicó el galeno.

Una muerte anunciada

Para el director del centro de salud, la situación “ es la crónica de una muerte anunciada. Ya lo de anoche (miércoles 27 de marzo) se sabía que podía ocurrir, afortunadamente no hubo ningún hecho que lamentar”.

Asimismo, lamentó que no se estén tomando las medidas pertinentes para atender la contingencia eléctrica en todo el país.

“Me preocupa que parece que no existe consciencia ante la grave situación que estamos viviendo y estamos a expensas que pueda suceder algo peor. El problema no solo es de baterías, las plantas eléctricas están con sobre uso y se están sobrecargando de trabajo. A través de este medio hacemos llegar la información a otros entes sobre lo que está sucediendo en el hospital”.

Actualmente, unos 200 pacientes se encuentran recluidos en el hospital central de San Cristóbal y durante la emergencia del pasado miércoles todos fueron atendidos de manera oportuna por el personal de guardias, quienes con equipos manuales y de baterías pudieron mantenerse estabilizados, según explicó el director del hospital.

“Esta situación es mucho el estrés que nos genera porque nadie sabe qué situación se pueda presentar”, argumentó.

La directiva del Hospital Central de San Cristóbal acudió a la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía del Ministerio Público a consignar un escrito donde solicitaron intermediar para adquirir las baterías que requieren las plantas de electricidad; sin embargo las comunicaciones no fueron recibidas por dichos organismos, pues no estaban laborando el pasado miércoles 27 de marzo a causa del apagón nacional.

Los escritos se remitieron de nuevo este jueves a las instituciones del Estado venezolano y no fueron aceptados, con la excusa de no estar facultados para recibir esa información, detalló Renny Cárdenas, director del Hospital Central de San Cristóbal.

Desde hace meses la dirección del centro hospitalario más grande de la región viene presentando un déficit en las baterías que suministran la carga para el funcionamiento de las plantas eléctricas.

“Las baterías cumplieron su vida útil y los hemos hecho saber a cada ente, organismo que viene y nos supervisa es conocedor de la situación de las baterías y nos dan de manera verbal su apoyo pero no se ha concretado ninguna solución hasta hoy”, refirió Cárdenas.

Durante un recorrido de El Estímulo en el centro hospitalario, un nuevo corte de energía eléctrica puso a correr al personal de salud y a prepararse ante cualquier eventualidad. La suspensión de la electricidad fue sustituida de inmediato por una de las tres plantas operativas y el corte de luz no superó los 20 minutos.

Este medio pudo confirmar la presencia de funcionarios del Fuerzas de Acción Especial (FAES) de la Policía Nacional en el hospital Central de San Cristóbal. Al consultar al director del recinto de salud sobre el tema, éste dijo desconocer el motivo de la presencia de los efectivos en el lugar, aunque especuló que quizás se debió a una de las tantas visitas de personas al centro hospitalario.

Sin embargo, extraoficialmente se conoció que este organismo podría estar ofreciendo seguridad al centro de salud desde el pasado miércoles.