Precarias instalaciones de zoológicos ponen en riesgo al personal y usuarios

La desnutrición no es el problema que acaba con los animales de los zoológicos de la capital, al menos es lo que se ve cuando uno visita los parques de Caricuao, El Pinar y  Miranda. Sin embargo, sus instalaciones son deplorables y ponen en riesgo no solo a los animales salvajes, sino a los trabajadores y a los visitantes de esos centros.

Precarias instalaciones de zoológicos ponen en riesgo al personal y usuarios

El hambre no es el gran problema de los zoológicos caraqueños. Pero la poca inversión y la precaria infraestructura afecta a los animales en cautiverio, aseguró a El Estímulo, Marlene Sifontes, secretaria de la organización del Sindicato Unitario Nacional del Instituto Nacional de Parques (Sunep-Inparques).
“Mantener las áreas se ha convertido en un problema para el zoológico, por ejemplo el del Parque Miranda (Parque del Este). No cuenta con la fauna y los recursos para mantener los especial, especialmente para los animales. Estas son las principales denuncias de las que hemos recibido hasta la fecha”, aseguró la dirigente sindical.
Al hacer un recorrido por los tres zoológicos públicos de la capital, El Estímulo constató la precaria infraestructura para mostrar a los animales. Sifontes ratificó esta observación. Dijo que las áreas de los animales no están siendo resguardadas por el personal de Inparques de la manera apropiada.
“En líneas generales, las instalaciones de los zoológicos son anticuadas”, apuntó Leonelo Valle, veterinario del Parque Zoológico y Botánico Bararida, ubicado en Barquisimeto, estado Lara. Al ser consultado por El Estímulo, recordó que las instalaciones en el país fueron construidas hace más de 30 años y, por lo tanto, los lineamientos de manejo y mantenimientos “tenían otros estándares”.
Las normas para mantener a los animales se han actualizado en las últimas décadas. Las instalaciones también se han ido actualizando, aunque “los venezolanos nos quedamos atrás”, comentó.
Un caso reciente que evidenció el estado de las instalaciones fue cuando Caliope, la nutria resguardada en el Parque del Este, se escapó de su lugar de exhibición y estuvo a punto de ser sacrificada por atacar a una persona.
 
EE-animales-parque-del-este-DanielH-5
No es la primera vez que que este lugar se ha presentado descuidos por parte del personal. “Ya sólo queda una anaconda de dos metros en el estanque. La que era más grande la mataron los usuarios a pedradas”, dijo uno de los trabajadores del parque.
Con alimentos, por ahora
 
Los donativos mantienen a raya al hambre al que están expuestos los seres que habitan en los zoológicos públicos capitalinos.
El personal del Parque Zoológico de El Pinar en El Paraíso, asegura que los animales comen gracias a los donativos de otros organismos públicos como la alcaldía del municipio Libertador y el Instituto Nacional de Hipódromos.
“Nos han suplido con verduras para los animales herbívoros y con caballos del hipódromo, que son sacrificados, para los carnívoros”, dijo una persona encargada del mantenimiento del parque.
Sifiontes aclaró que el método para utilizar caballos sacrificados para alimentar a los animales carnívoros “no es nuevo”.
“Cuando un caballo está muy viejo, está enfermo o tiene una lesión que le impide seguir compitiendo lo sacrifican y son donados a los zoológicos. Eso en un convenio que tienes las autoridades con el hipódromo que tiene muchos años”, dijo la dirigente sindical.
 
Quienes habitan en los zoológicos capitalinos han contado con cierto privilegio al de otro parques públicos, como en Maracaibo, donde la desnutrición está acabando con tigres, leones y monos. Según las denuncias, los animales no cuentan con el mínimo alimentario semanal para mantenerse. A raíz de estas denuncias, la Fiscalía General de la República solicitó el traslado de algunos, a pesar de que el ministro de Ecosocialismo, Ramón Velásquez, negó el problema.
“Engordar” a los desnutridos
 
Luego del escándalo surgido de la elefante Ruperta, que movilizó en 2017 a abogados y organizaciones internacionales para salvarla de la desnutrición, la red de Inparques realizó una serie de medidas para evitar que la condición de los animales fuese parte de la opinión pública.
De acuerdo a la percepción de Marlene Sifontes la malnutrición de los animales, especialmente en el zoológico de Caricuao, se regularizó el año pasado en comparación a 2015 y 2016.
“Se han tomado varias medidas cautelares después de la grave crisis de lo que ocurrió el año pasado con la elefanta Ruperta. Hasta los momentos las cosas se han estabilizado a pesar de que no están exentos a que vuelvan a ocurrir”, aseguró.
090318 Zoológico de El Pinar Foto: Andrés Gerlotti
 
Sifontes reveló que en caso de que haya problemas con la malnutrición de los animales y perjudique a la institución, se acostumbra a aplica la “técnica” en la cual esconden al animal unos días “hasta engordarlo” y después lo vuelven a colocar en exhibición.
210218 Zoológico de Caricuao Foto: Andrés Gerlotti]]>

The Objective inicia nueva etapa para refrescar el periodismo desde España

Alvaro Nieto, el nuevo director anunció la contratación de un grupo de experimentados periodistas que, fieles a la audacia, la estética y los valores de THE OBJECTIVE, están llamados a ampliar su espectro para cubrir con mayor detalle los mundos de la política y la economía. Un periodismo «independiente y libre», señaló Nieto, «que ejerza fielmente su función de contrapeso del poder».