<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Producción de vehículos cae 82% hasta noviembre

Cifras de Cavenez revelan que el ensamblaje se contrajo 64,7% en el período comprendido entre noviembre de 2014 y noviembre de 2015, lo que evidencia que este será el peor año industria en más de 50 años

Producción de vehículos cae 82% hasta noviembre

La crisis en la industria automotriz venezolana se hace cada vez más aguda y ello queda en evidencia cuando se observa que en noviembre pasado la producción cayó más de 64% respecto al mismo mes de 2014, con lo cual se da por descontado que el 2015 cerrará con el peor desempeño histórico del sector.

De acuerdo con el más reciente informe de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), en noviembre las siete ensambladoras privadas que hacen vida en el país apenas armaron 1.059 unidades, una caída de 64,7% frente a las 3.002 unidades despachadas en noviembre 2014; cifra que no obstante representa un incremento de 23% respecto a los datos de octubre pasado.

Estas cifras revelan que en la actualidad la capacidad ociosa del sector ronda 95%, tomando en cuenta que en su conjunto la industria puede producir cada mes unas 20.000 unidades dada la capacidad instalada de unas 250.000 unidades anuales.

El reporte de Cavenez deja clara señales de la difícil situación que viven las empresas del sector, que en su mayoría están laborando con materiales importados el año pasado pues en lo que va de 2015 no les ha sido autorizado un solo dólar para la compra de nuevos insumos.

El caso más grave es el de General Motors, la mayor productora y líder del mercado por más de 35 años, que ya suma tres meses sin producir una sola unidad tras haber agotado sus inventarios.

Con los resultados de noviembre, el acumulado de producción en los 11 meses transcurridos de 2015 suma 16.766 unidades, una cifra que si bien es 12% superior a los 15.012 autos ensamblados en el mismo lapso de 2014, evidencia que será imposible para el sector superar las cifras de 2014, cuando se produjeron 19.759 unidades, con lo cual el sector tendrá en 2015 su peor año en más de 50 años.

La mayoría de las ensambladoras está a punto de agotar sus inventarios de material y no cuenta con posibilidades inmediatas de hacer nuevos pedidos, por lo que al menos cinco de las siete productoras no tienen insumos que les permitan reanudar operaciones tras el asueto navideño.

La única excepción sería Ford Motor, que tras haber alcanzado un acuerdo con el gobierno para vender sus modelos en dólares, desde julio pasado ha podido importar material productivo con recursos propios y con ello ha conseguido mantener sus actividades, aunque de manera muy reducida e intermitente.

La productora de camiones Mack de Venezuela, ahora manejada por una empresa nacional tras el retiro del grupo sueco Volvo del país, también contaría con insumos para la producción pues estaría aplicando un modelo similar al utilizado por Ford.

– Ventas rojas –

Con un cierre casi total de las importaciones privadas, es lógico que las ventas se hayan visto fuertemente afectadas por la caída de la producción, lo que se evidencia en el retroceso de 53,6% que experimentó el mercado entre noviembre de 2014 y el mismo mes de este año tras la colocación de apenas 1.296 unidades, casi la mitad en comparación con las 2.973 vendidas un año atrás.

El acumulado es mucho más alarmante, toda vez que entre diciembre 2014 y noviembre 2015 el mercado apenas reporta la colocación de 21.390 unidades, una caída de más de 82% frente las cifras de igual período un año atrás.

El reporte de Cavenez también revela que el acumulado de las ventas 2015 también se contrajo luego de que entre enero y noviembre se comercializaran 16.115 unidades, cifra 12,6% por debajo de los 18.433 vehículos colocados en el mismo lapso de 2014.