Profesores de la Universidad de Carabobo rechazaron condiciones laborales precarias

Profesores de las siete facultades de la Universidad de Carabobo decidieron iniciar la primera jornada del nuevo semestre, que debía comenzar este jueves 19 de septiembre, con una concentración para rechazar las condiciones complicadas que tienen en su área de trabajo

Profesores de la Universidad de Carabobo rechazaron condiciones laborales precarias

Se reunieron durante la mañana en plena avenida Bolívar Norte de Valencia, frente a El Tijerazo, y desde allí anunciaron que sostendrán una asamblea especial con estudiantes el próximo martes para analizar la conveniencia de volver a clases en medio de tales circunstancias que definieron como precarias e inaguantables.

Los docentes universitarios indicaron que los salarios que ganan no son suficientes para pagar gastos de alimentación y transporte, para ellos y sus familias. Destacaron que el mismo panorama se presenta con los empleados administrativos y obreros universitarios.

Además recordaron que la infraestructura de aulas y espacios del alma máter no ofrecen las mejores condiciones para el proceso de aprendizaje.

También aprovecharon los profesores para recalcar que las fallas constantes de energía eléctrica y agua, se unen a los problemas de aulas sin iluminación porque delincuentes han robado los bombillos o cables de electricidad en diversas escuelas de la Universidad de Carabobo, así como a la deficiencia en equipos que emplean en sus investigaciones y estudios.

Raúl Núñez, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, señaló que son muchos los sectores de la sociedad y de los trabajadores que han sido golpeados por la crisis actual.

“Nosotros desde la Universidad de Carabobo decimos que vamos a seguir en la lucha y que no claudicaremos jamás. Vamos a seguir en la actividad de calle y vamos a lograr levantar esta universidad por encima de la tiranía que se ha establecido en el país”, refirió Núñez.

Por su parte, Julio García, profesor de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Carabobo, indicó que la situación es crítica porque ya ni siquiera tienen cómo llegar a sus puestos de trabajo.

“El tema alimenticio, que nos preocupa mucho, es que no tenemos cómo darle de comer a nuestros hijos, a nuestras familias (…) Es un tema del estómago que no escucha este gobierno”, añadió.

Sector educativo

Gerardo Vásquez, vicepresidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo (APUC), señaló que además a la manifestación se unieron miembros de la llamada Coalición Educativa de Carabobo que desde el pasado lunes.

“Vamos a mantener una visión estratégica de paralización del sector educativo por las malas condiciones y la situación deplorable que vive la educación venezolana. Estamos convocando de manera unificada a todo el sector, desde preescolar, media, básica, diversificada y sobre todo la Universidad de Carabobo y la universidad autónoma venezolana que está siendo amenazada por esta dictadura criminal y hambreadora que mantiene en situación al límite de la indigencia al personal que labora en las instituciones de educación a nivel nacional”, enfatizó Vásquez.

A la actividad también asistieron profesores jubilados de la Universidad de Carabobo.