¿Qué es la polémica 'cartilla COVID' que impondrá la Comunidad de Madrid?

Se trata de un "proyecto experimental" que genera mucha polémica y que busca permitir a los ciudadanos inmunes seguir con su vida normal: en palabras de la presidenta, es un proyecto aplicable a las "personas que no pueden contagiar ni ser contagiados" y que evitaría confinamientos.

¿Qué es la polémica 'cartilla COVID' que impondrá la Comunidad de Madrid?

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció este martes en una rueda de prensa que pondrá en marcha la “cartilla COVID-19″ para las personas que hayan pasado el coronavirus y tengan anticuerpos. Se trata de un “proyecto experimental” que permita a estos ciudadanos seguir con su vida normal: en palabras de la presidenta, es un proyecto aplicable a las “personas que no pueden contagiar ni ser contagiados” y que evitaría confinamientos.

La “cartilla COVID”, que se promoverá a partir de septiembre, simulará la cartilla internacional de vacunación y tendrá una réplica en la tarjeta virtual, de manera que, quienes se hayan hecho un test PCR u otra prueba que demuestre que han pasado la enfermedad y tenga anticuerpos, puedan acceder a establecimientos cerrados como gimnasios, museos o cines. Ayuso declaró que “la vida y la economía no se pueden parar” y quiere que la idea de la cartilla se exporte a España y a otros países.

A pesar de que aún no se conocen datos como cuántas personas formarán parte de esa primera prueba, esta medida, que forma parte de la estrategia Madrid no se para para combatir la pandemia del coronavirus en la región, sembró la polémica entre expertos, políticos y sociedad civil.

Lo que opinan los expertos

Los expertos advierten de que la “cartilla COVID-19” no es aconsejable puesto que no se conoce exactamente cuánto dura la inmunidad ante la enfermedad ni qué tipo de protección generan los anticuerpos. 

El doctor José María Molero, experto en Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, recuerda que la cartilla anunciada por Díaz Ayuso no está aconsejada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni ninguna entidad científica. La implantación de un proyecto así supondría riesgos sanitarios, legales y de índole ética y moral. El experto afirma que tiene “más riesgos que beneficios”.

¿Qué es la polémica 'cartilla COVID' que impondrá la Comunidad de Madrid?

Foto: Manu Fernández | AP Photo

Tras siete meses de pandemia, no se puede conocer cuánto dura la inmunidad en los pacientes que han pasado la enfermedad. A priori, estas personas no se infectan de nuevo,  pero “puede ser que en el octavo, noveno mes deje de ser eficaz y, por lo tanto, la persona se contagie y pueda contagiar”, explica el doctor Molero. De igual manera, también se desconoce si esa persona supuestamente inmune puede replicar el virus en sus vías respiratorias al haber estado con un enfermo de covid y contagiarlo aunque ella misma no desarrolle la infección.

Por otro lado, la cartilla conllevaría una “falsa sensación de seguridad”, de tal forma que los ciudadanos que dispongan de una se relajarían de cara a otras medidas como la mascarilla, el lavado de manos o el distanciamiento social; medidas que los sanitarios advierten que hay que mantener haya inmunidad o no. 

Además, en el plano jurídico y moral, señala el científico, se pueden generar conflictos entre la ciudadanía al hacer esta distinción: es una forma de discriminación social.

Lo que opinan los políticos

Díaz Ayuso pidió a la Consejería de Sanidad y al Gobierno de España que estudien la aplicación estatal del proyecto de la “cartilla COVID” que se va a desarrollar en Madrid. Sin embargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, indicó que ni el Gobierno ni ningún organismo internacional apoya medidas de este tipo y que no se ha implantado en ningún país de la Unión Europea

“Ni la OMS ni ninguno de los documentos que hemos elaborado, ni el decreto ley de nueva normalidad ni el plan de respuesta temprana lo contempla”, sentenció Illa, quien, a su vez, añadió que no tiene información directa acerca de este experimento y que se enteró a través de los medios de comunicación.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, opina que la “cartilla COVID” significa una discriminación de unas personas sobre otras; mientras que Más Madrid se centró en la falta de medidas de refuerzo de Atención Primaria y Salud Pública. “No han aprendido nada”, sentenció la portavoz Mónica García.

Vanessa Lillo, portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea, critica que la propuesta de Ayuso no responde a criterios científicos ni mucho menos éticos y acusó al Ejecutivo de hacer “populismo sanitario”.

Asimismo, la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, celebró en Twitter que la Comunidad de Madrid tome medidas al fin y pide “menos millones a inmigración ilegal y chiringuitos”.

Lo que opina la sociedad civil

Varias organizaciones no gubernamentales, como Facua Madrid o Tercer Sector, se posicionaron en contra de la propuesta experimental del Gobierno de Ayuso. Facua denuncia que la “cartilla COVID-19” podría vulnerar la normativa de protección de datos de los consumidores al revelar información acerca de la salud de la persona, los cuales se consideran datos especialmente protegidos en el reglamento europeo. Asimismo, alerta de que podría suponer una “discriminación directa de los ciudadanos y una posible vulneración de sus derechos a la privacidad, a la libertad de movimiento o, incluso, al trabajo, entre otros”.

Por su parte, la coordinadora de Tercer Sector Madrid elevó una queja al Defensor del Pueblo contra la “cartilla COVID” anunciada por Ayuso. A la ONG le preocupa que provoque una segregación de la población en función del acceso a PCR u otras medidas diagnósticas, puesto que las personas más vulnerables no pueden costearse las pruebas, actualmente disponibles en la sanidad privada.

A su vez, las redes sociales también se inundaron de críticas tras conocer la noticia del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Varios médicos y enfermeros/as que utilizan las redes sociales para divulgar información científica escribieron en su Twitter que rechazan la estrategia de Ayuso por ser “discriminatoria, peligrosa y absurda”.

El humor tampoco ha faltado en la lluvia de tweets que ha seguido a la rueda de prensa de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Los usuarios de esta red social parodiaron el proyecto y lo presentaron como requisito para buscar pareja o para obtener descuentos en comida.

Este artículo fue publicado originalmente en The Objective.