¿Quién era el documentalista David Beriain y por qué estaba tan unido a Venezuela?

El mundo de los medios lamenta la muerte del periodista que en 2018 presentó "El Negocio del Secuestro en Venezuela" y en 2010 dio detalles de la estructura armada irregular que apoyaba al gobierno de Hugo Chávez más allá de los cuarteles.

¿Quién era el documentalista David Beriain y por qué estaba tan unido a Venezuela?

Grupos yihadistas asesinaron a David Beriain, el periodista español que realizó un reportaje sobre la industria del secuestro en Venezuela. El ataque sucedió el 26 de abril en Burkina Faso, región de África Occidental. En el atentado también murió el fotógrafo Roberto Fraile.

El asesinato doble lo confirmó el ministerio de Asuntos Exteriores español tras recibir fotografías de los cuerpos. El hecho ocurrió mientras hacían un documental sobre la caza furtiva en este país. Según la institución, a los periodistas los interceptaron varios individuos cuando viajaban acompañados de activistas por una “zona peligrosa”, llena de campos de operaciones de terroristas, cazadores furtivos y bandidos.

El Gobierno de Burkina Faso atribuyó el ataque a terroristas, y además explicó que hubo robo de armamento y equipamiento. Entre el material sustraído se encuentran dos ametralladoras, un dron, doce motos y receptores de frecuencia.

La muerte de Beriain la lamentaron varias figuras reconocidas de la política y el periodismo, pues durante sus años de trabajo se dedicó a investigar sobre temas controvertidos. Sus reportajes, la mayoría de ellos audiovisuales, contenían denuncias sobre hechos de corrupción, delitos y conflictos armados.

Documentar más allá de los límites

David Beriain nació en 1977 en España, en la región de Navarra y cubrió conflictos armados en Irak, Afganistán, Sudán, Colombia y Pakistán, desde 2002. Sin embargo, no fue sino hasta 2015, cuando dio un gran salto a la fama, al realizar una serie de documentales llamada Clandestino para Discovery Max. Uno de los más recordados es el reportaje Diez días con las FARC, porque consiguió ser uno de los pocos periodistas del mundo que compartió con la guerrilla colombiana frente a frente.

Además, con este documental ganó el Premio José Manuel Porquet de Periodismo Digital y también se convirtió en finalista de los prestigiosos premios para corresponsales de guerra Bayeux-Calvados.

Una de las historias de la serie documental Clandestino, que logró su nominación nuevamente al Real Screen Awards, se tituló El Negocio del Secuestro en Venezuela; un capítulo donde reveló que los policías eran quienes dirigían la red de secuestros en el país. Su publicación fue en 2018 y en ese momento Beriain describió así la situación: “Hablar con un grupo de secuestradores que eran policías en activo nos desnudó de una forma estremecedora la realidad del país. En ese momento cobraban un salario de menos de cinco euros al mes. Se acaba de aprobar una ley que les impedía pedir la baja de servicio o abandonar el país bajo pena de ser acusados de traición”.

Primer trabajo en Venezuela

Si bien el documental de 2018  hizo relucir su nombre entre los venezolanos, su primer trabajo en Venezuela se hizo en 2010 y se llamó Los Guardianes de Chávez, pieza en la que condensó la jerarquía militar del gobierno de Hugo Chávez y la admiración de sus seguidores por la lucha armada, la banda terrorista ETA, las FARC, entre otras cosas.

David Beriain estaba casado con la periodista y productora venezolana Rosaura Romero, quien también colaboró en sus trabajos y lo acompañó en la dirección de su casa productora, 93 Metros.

Estos son otros trabajos de Beriain que puedes consultar, haciendo clic en el título.

 

Movimiento LGBTI de Venezuela protesta contra el odio y pide valer sus derechos

Venezuela está a la cola de Suramérica en materia de avances para la población LGBTI. Además de estar prohibida la unión civil entre personas del mismo sexo, tampoco es posible el cambio de identidad a personas trans o no existen mecanismos para la protección de familias homoparentales. El odio, la discriminación, el rechazo y las burlas son una constante contra este colectivo.