¿Quién es Alex Saab, el acusado por Estados Unidos de ser testaferro de Maduro?

Alex Saab nació en Barranquilla hace 48 años. Su relación con el chavismo comenzó en 2011, cuando firmó un contrato para hacer casas prefabricadas con Hugo Chávez. Ahora está retenido en Cabo Verde, desde donde Estados Unidos quiere extraditarlo

¿Quién es Alex Saab, el acusado por Estados Unidos de ser testaferro de Maduro?

Alex Naim Saab Morán nació en Barranquilla, Colombia, hace 48 años. En estos momentos está recluido en Cabo Verde, África, a donde viajó con un pasaporte venezolano. Allí espera la decisión sobre su posible extradición a Estados Unidos.

A Saab se le acusa de corrupción a través de un programa de comida subsidiada en Venezuela y de ser el testaferro de Nicolás Maduro.

alex saab

Este hombre de ascendencia libanesa es dueño de varias empresas. A través de su consorcio Group Grand Limited, constituido en Hong Kong, firmó contratos millonarios de dólares con el gobierno de Nicolás Maduro para promover las cajas que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

En la práctica, el CLAP son cajas con comida que se reparten en zonas bajas y medias de Venezuela, solo a personas afiliadas al «sistema Patria» de Maduro. En realidad es uno de  los mecanismo de control político del gobierno venezolano. La calidad de sus productos ha sido cuestionada varias veces, además de ser comprados con sobreprecio, según una investigación de la Procuraduría General de México que, en su momento, divulgó la agencia EFE:

La fiscal Luisa Ortega Díaz ha sido una de las acusadoras. Según dijo, el consorcio con el que operó Saab es en realidad propiedad de Maduro.

La relación de Saab con el chavismo comenzó en 2011, cuando Hugo Chávez estaba vivo y era presidente. Lo primero que firmó en el propio Palacio de Miraflores, sede del gobierno, fue un convenio para suministrar partes para casas prefabricadas.

alex saab

Un alumno desaplicado

Según un perfil que de Saab hizo la agencia Efe, al Alex niño se le recuerda como un chico díscolo. Era poco aplicado en los estudios. Le gustaba bromear y jugar todo el tiempo. Un poco más grande se dedicó a apostar y derrochar.

Terminó el colegio pero no estudió nada más. Prefirió comprarse una camioneta Hummer en vez de montar un negocio con el dinero que le regaló su padre.

Por varios años, el rastro de Saab estuvo perdido. Muchos dicen que huyó acorralado por deudas. Especulan que estaría viajando con frecuencia a EEUU y Europa.

Hace menos de una década se le volvió a ver la cara pero convertido en un magnate. En entrevistas, Saab dijo que trabajó desde los 18 años y a los 22 ya tenía una empresa de ropa con 2.000 empleados y exportaciones a Venezuela, México y EE.UU.

Fue cuando la exfiscal Luisa Ortega Díaz anunció que tenía una maleta llena de documentos que probarían varios casos de corrupción que Saab salió a relucir.

Saab es uno de los sancionados del gobierno de Estados Unidos, junto con otros funcionarios relacionados con Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.