Quién es Heyker Vásquez, el colectivo que murió en el operativo contra Óscar Pérez

Heiker Vásquez era dirigente de “las tres raíces”, uno de los colectivos que operan en el 23 de Enero. Murió hace tres años en el operativo realizado en el KM 16 de El Junquito en el procedimiento en el que fue asesinado Óscar Pérez

Quién es Heyker Vásquez, el colectivo que murió en el operativo contra Óscar Pérez

Este viernes 15 de enero se cumplen 3 años de la muerte de Heyker Vásquez, un colectivo de la zona del 23 de enero que murió en el operativo en el que también fue asesinado Óscar Pérez. Este año el nombre de Vásquez se volvió tendencia en las redes porque desde su grupo han hecho varios eventos para recordarlo.

Hace tres años, la muerte de Vásquez fue confirmada por el ministro Freddy Bernal en un audio interno dirigido a las fuerzas de seguridad y difundido en las redes sociales. Los voceros del gobierno aseguraron que el fallecimiento del colectivo se produjo mientras se gestionaba la entrega de Pérez.

Grupos parapoliciales organizados por el chavismo, los colectivos son utilizados para reprimir o asediar a la disidencia en momentos convulsos. Estas agrupaciones participaron activamente en la represión de las manifestaciones opositoras de 2017 que dejaron más de 130 muertos.

“Un grupo de patriotas como Heiker han caído en combate como caen los revolucionarios de todos los días, los revolucionarios de siempre, los que son capaces -más allá del discurso-, de arriesgar la vida por las ideas”, dijo Bernal, exministro de Agricultura Urbana y jefe de los comités de racionamiento de comida CLAP al momento de su muerte.

El operativo realizado en el KM 16 de El Junquito, en el oeste caraqueño, arrojó en enero de 2018 varios muertos -entre ellos dos policías y cinco detenidos-, según el comunicado del  ministerio de Interior y Justicia.

Versiones no oficiales dicen que Vásquez tenía credenciales policiales bajo el nombre de Andriun Domingo Ugarte Ferrera y formaba parte del grupo de acciones especiales que participó en el asedio a una casa donde se encontraba Pérez y su grupo.

La muerte de Heiker Vásquez confirma una vieja denuncia que hacen sectores de la oposición política: la presencia de los colectivos en cargos operativos en los cuerpos de seguridad del Estado.

Heiker Vásquez era dirigente de “las tres raíces”, uno de los colectivos que operan en el 23 de Enero. Su nombre destacó en el paro en las calles el 6 de junio de 2016 que bloqueó las entradas de ese sector, exigiendo la destitución del entonces jefe de operaciones de la Policía Nacional Bolivariana, Eduardo Serrano.

Ese jefe policial estaba acusado de ordenar la detención de cinco miembros de la organización, vinculados supuestamente en un secuestro que se cometió el 28 de mayo de ese año.

Vásquez estaría involucrado en cinco casos de homicidio y uno de extorsión según dice la cuenta @dignidadMP manejada por seguidores de la destituida fiscal general Luisa Ortega Díaz. Ocho personas habrían sido asesinadas entre los años 2010 y 2013 por este “colectivo”, que habría sido condenado pero no procesado por las autoridades.

Vásquez, además, apareció en un video publicado en 2015 por el portal chavista Aporrea, mostrando las actividades de “las tres raíces” en el 23 de Enero.

Fuentes allegadas a Vásquez consultadas por El Estímulo lo vinculan en el manejo de las cajas CLAP; los comités creados por el gobierno de Maduro para racionar alimentos en cajas en tiempos de escasez. Estos comités son liderados, precisamente, por Freddy Bernal.

Tragedia de La Tortuga grita enormes fallas en sistemas de rescate en Venezuela

El sistema de búsqueda y rescate aéreo tiene cinco centros de operaciones en el país; pero solo está activo el de Maiquetía en el cual solo hay una aeronave disponible. Tienen dañados los equipos de visión térmicos y el sistema de radioimpacto, por lo cual no es posible la localización de un siniestro a través de estos dispositivos satelitales obligatorios en aviones y buques.

La Palma, Canarias, sacudida por erupción del volcán Cumbre Vieja

Ya hay más de 1.300 personas evacuadas en seis barrios del norte de La Palma y crece la preocupación porque la lava provoca incendios forestales. Los científicos y autoridades miden la magnitud de la erupción que lleva varias horas y tratan de anticiparse a los daños. Prevén desalojar hasta a 6.000, informó TV Española. "No es previsible saber cuánto va a durar. Hay que ver si la evolución de la lava va a ser la de esta velocidad y si se producirán más fisuras", agregó en el informativo de TVE. "Las cosas caminan dentro de la normalidad dentro de la lógica preocupación".