<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Real Madrid vence al Valencia en semifinal de Supercopa

El conjunto merengue ya tiene un pie dentro la final de la Supercopa española, que esta vez se está celebrando en Arabia Saudita y que esta vez se está disputando entre cuatro equipos, en un nuevo formato. Kroos, Isco y Modric pusieron los goles de la victoria

Real Madrid vence al Valencia en semifinal de Supercopa

El Real Madrid se convirtió este 8 de enero en el primer finalista de la nueva Supercopa de España al golear 3-1 al Valencia en el estadio King Abdullah de la ciudad saudí de Yedá, a orillas del mar Rojo.

El alemán Toni Kroos abrió el marcador con un gol directo de córner (16), antes de que Francisco Alarcón ‘Isco’ rematara un rebote para hacer el 2-0 (39) y Luka Modric rubricara el 3-0 (65), que daba el billete para la final del domingo al equipo blanco.

El Real Madrid se mostró muy superior al vigente campeón de la Copa del Rey en tierras saudíes, donde se juega esta Supercopa en formato cuadrangular y espera ahora a su adversario, que saldrá de la segunda semifinal que disputan el jueves el Barcelona y el Atlético de Madrid.

Sorprendió el técnico merengue Zinedine Zidane con una escuadra de cinco centrocampistas que se hicieron con el control del mediocampo y el encuentro sin que se notara las bajas de Gareth Bale, Eden Hazard y Karim Benzema.

Kroos muestra el camino

Raphael Varane avisó pronto con un remate de cabeza a bocajarro que rechazó Jaume Doménech (5), pero habría que esperar al cuarto de hora para que Toni Kroos sorprendiera el meta valencianista.

Ante la sorpresa generalizada, el alemán sacó rápido un córner que se coló en la portería rival, sin que Jaume pudiera hacer nada (16).

Con el gol a favor, el Real Madrid mantuvo la presión sobre el Valencia, que no encontraba la forma de salir con el balón y conectar con un solitario Kevin Gameiro delante.

El francés tuvo la ocasión de su equipo en la primera parte cuando sólo ante Thibaut Courtois envió el balón a las nubes (29).

Incapaz de superar el centro del campo, el Valencia buscó el balón largo y alguna salida a la contra para tratar de sorprender a un Real Madrid muy cómodo sobre el césped de un estadio King Abdullah, lleno en algo más de la mitad de su aforo.

El equipo blanco se relajó camino del descanso, sin que su rival aprovechara el momento para crear más peligro y cuando parecía que los jugadores se retirarían al descanso con 1-0 apareció Isco.

Un primer disparo de Luka Modric desde la frontal fue rechazado por la defensa, pero el rebote lo recibió Isco para soltar un tiro que supuso el 2-0 (39).

Isco aún tendría otra ocasión más antes del descanso, pero su remate lo sacaron entre Jaume y el palo, sin que Jovic acertara a rematar el rechace (41).

Isco, pesadilla del Valencia

Tras el descanso, durante el cual se desplegó en el centro del campo una pancarta del rey Salmán de Arabia y su hijo Mohammed bin Salmán, el partido siguió con el mismo dibujo sin que el Valencia pareciera reaccionar.

Isco siguió siendo una auténtica pesadilla para el conjunto ‘che’ con sus internadas y regates, llevando la batuta del Real Madrid.

Prácticamente todo el peligro blanco pasaba por el malagueño al que la defensa valencianista no lograba parar.

El técnico del Valencia, Albert Celades, trató de poner más pólvora con la entrada del uruguayo Maxi Gómez por Geoffrey Kondogbia (57) pero su equpo continuó sin ideas frente a un Real Madrid muy sólido y solidario.

El dominio blanco se plasmó en el tercer tanto cuando Modric recibió un balón de Jovic en el área para soltar un disparo cruzado con el exterior ante el que nada pudo hacer Jaume (65).

El gol fue la puntilla para un Valencia, que marcaría el tanto del honor con un penal transformado por Dani Parejo en el descuento, al sancionar el árbitro una mano de Sergio Ramos (90+2) tras revisar el videoarbitraje.

Apagones ponen en riesgo la vida de pacientes con coronavirus en Táchira

La deprimente situación en el Hospital Central de San Cristóbal, lo lleva al colapso. La falta de personal hace imposible que se puedan atender todos los pacientes. Algunas veces, solo hay 2 enfermeros para atender toda una planta de enfermos. También colapsan en los apagones que han provocado paros respiratorios en los pacientes. De 5 ventiladores que hay, solo 1 tiene baterías. Ni siquiera hay luces de emergencia