<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Recrudece la escasez de agua en gran parte de Caracas

Mientras que la ministra de Aguas del gobierno de Nicolás Maduro, Evelyn Vásquez, insiste en señalar que han realizado trabajos en los sistemas Tuy I, II y III, con los cuales se distribuye de agua potable la ciudad capital, los vecinos de distintas comunidades de Caracas intensifican la protestas por la falta del servicio

Rosa Quintana tiene 69 años de edad, vive en la comunidad de El Carmen, parroquia El Junquito, una de las comunidades más afectadas por la escasez de agua a pesar de las declaraciones de la representante de la cartera de Agua del chavismo, quien asegura que se ha mejorado el servicio.

“En mi comunidad ya tenemos más de dos meses sin agua. Yo estoy enferma, soy hipertensa, tengo artrosis y debo caminar más de 10 kilómetros diarios para cargar dos garrafas de agua desde un manantial en Propatria para poder cocinar y asearme. Esto es todo un sacrificio. A pesar de nuestras quejas, Hidrocapital no ofrece respuestas”, dijo Quintana a El Estímulo.

EE-BUSCANDO-AGUA-DANIELH-6

Los residentes de los barrios ubicados en Propatria, oeste de Caracas, comienzan su faena de cargar agua desde las tres de la madrugada. Además de las largas colas para surtirse con agua, en donde se forman unas largas colas y algunos jóvenes cobran 10.000 bolívares por cargar los botellones hasta los hogares de las personas interesadas.

“Para llegar a mi casa hay que subir unos 200 escalones. Cada dos días bajo hasta la toma a buscar dos botellones de agua, lo que me obliga a bajar y subir 800 escalones. Esto está afectando mi salud”, dijo Carlos Hernández otro de los vecinos afectados.

Asimismo, en la parroquia El Paraíso (suroeste), en los alrededores de la Iglesia La Coromoto, los residentes señalan que de las tuberías solo sale aire desde hace varios meses. “No tenemos recursos para cancelar los costosos precios de los camiones cisternas (almacenado de agua). En esta zona la mayoría de las personas que aquí vivimos somos de la tercera edad y no podemos hacer el esfuerzo de estar cargando agua en tobos”, dijo Brenda Pantoja, vecina de la zona.

«El agua no llega solo por 15 minutos en la mañana. Solo tenemos oportunidad de llenar algunos envases y tratar de bañarnos. En varias oportunidades he quedado enjabonada bajo de la lucha”, dijo Isabel Castillo, vecina de una de las residencias de la zona.

EE-BUSCANDO-AGUA-DANIELH-5

Los vecinos organizados de las parroquias La Candelaria, El Paraíso, San José y La Pastora (centro de Caracas), han llevado a cabo varias protestas para reclamar el servicio, sin embargo no han tenido ningún tipo de respuesta.

“La solución que nos ofrecieron fue colocar unos tanques azules. So aceptamos pues así estaríamos condenados a mantenernos en una eterna cola para llenar tobos y cargar agua hasta nuestros hogares. Exigimos se restablezca el servicio por tuberías”, señaló Guillermo Llovera.

Varios vecinos denunciaron irregularidades en los llenaderos de los camiones cisternas, en donde acuden los vecinos de los sectores afectados. “Llegamos de madrugada con las cartas de solicitud firmadas por el consejo comunal, esperamos que nos asignen un viaje, pero allí llegan funcionarios de la Guardia y la Policía Nacional y se llevan los camiones para otros destinos, mientras que algunos dueños de camiones quieren cobrar hasta 100 dólares por viaje”, señaló José Balbuena, vecino de Cotiza (noroeste).

EE-BUSCANDO-AGUA-DANIELH-3

Agua de mala calidad

Entre tanto desde el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP) señalan que en el último estudio realizado, es el servicio de distribución del agua potables, es el peor valorado por los ciudadanos, el que más críticas y denuncias ha recibido por parte de los usuarios, siendo las ciudades de Maracaibo, Valencia y Barcelona, en donde se presentan los más agudos problemas por la falta de agua.

Igualmente los vecinos se quejan de la calidad del agua que reciben y aseguran que no es apta para el consumo humano, por lo cual proceden a hervirla o, cuando el presupuesto lo permite, comprar agua filtrada en botellones.
Según el estudio del OVSP, la práctica de hervir el agua prevalece, especialmente en la ciudad capital.

EE-BUSCANDO-AGUA-DANIELH-1