Rectora del CNE reafirma que inhabilitados no irán a elecciones regionales

La noticia la dio a conocer Tania D’Amelio, a través de su cuenta en Twitter, donde escribió varios mensajes con los requisitos de inelegibilidad para gobernador/a de estado y alcalde/sa de municipio

Rectora del CNE reafirma que inhabilitados no irán a elecciones regionales

La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tania D’Amelio, reafirmó este domingo 22 de agosto que quienes estén inhabilitados no podrán postularse como candidatos para las próximas elecciones regionales.

La noticia la dio a conocer a través de su cuenta en Twitter, donde escribió varios mensajes con los requisitos de inelegibilidad para gobernador/a de estado y alcalde/sa de municipio.

¿Cuáles son las condiciones del CNE?

  • Aquellos que sean sometidos a condena penal mediante sentencia definitivamente firme.
  • Quienes hayan sido condenadas o condenados por delitos cometidos durante el ejercicio de sus funciones públicas u otros que afecten el patrimonio público, dentro del tiempo que fije la ley, a partir del cumplimiento de la condena y de acuerdo con la gravedad del delito.
  • Quienes estén sujetos a interdicción civil o inhabilitación.
  • Las electoras y electores que hayan sido suspendidos de su condición, por alguna de las causales previstas en la ley, por el tiempo de la suspensión.

 

 ¿Cuántos políticos inhabilitados hay en Venezuela?

De acuerdo con la organización defensora de derechos humanos, Acceso a la Justicia, entre 2002 y 2015, la Contraloría General de la República inhabilitó a 1.401 funcionarios públicos. Algunos de los inhabilitados más importantes son: Juan Guaidó; Leopoldo López Mendoza; Enzo Scarano; Daniel Ceballos; César Pérez Vivas; Manuel Rosales; Antonio Ledezma; Ramón Muchacho; Freddy Guevara; María Corina Machado.

Solamente en marzo de este año, el chavismo inhabilitó a 28 funcionarios por negarse a presentar la declaración jurada de patrimonio. 

¿Por qué el chavismo hace esto?

La misma ONG destaca: “La inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos forma parte de los instrumentos de asedio empleados por el Gobierno nacional desde hace tiempo para sacar del camino a sus rivales.

Además destaca: “(…) es una clara muestra de la conducta represiva del régimen de Maduro, que busca anular más aún a la oposición, en especial a los dirigentes que han tenido eco en la comunidad internacional”.