<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Rectoras del CNE rechazan "amenazas, acusaciones e insultos" en su contra

La presidenta del CNE rechazó que las "amenazas, insultos y vilipendios" sean la nueva forma de hacer política para algunos.

Rectoras del CNE rechazan "amenazas, acusaciones e insultos" en su contra

Tibisay Lucena rechazó este jueves las «amenazas, acusaciones e insultos» en contra de los integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE), y «especialmente las rectoras», por parte de «cierta dirigencia» política del país.

«Las reiteradas amenazas, acusaciones e insultos que con tanta ligereza se hacen por parte de las vocerías políticas, conspiran de manera grotesca contra la necesidad de comunicación entre factores políticos y el Poder Electoral», dijo Lucena al leer un comunicado durante una rueda de prensa.

Precisó que «resulta inaceptable» que cualquier ciudadano, en conocimiento y uso de sus derechos políticos y que además ejercen cargos públicos por vía de una elección popular, ahora pretenda convertir la política nacional por vía de una estrategia para la «devastación» de las distintas instituciones del Estado.

«Denota un profundo desprecio por el ser humano y más aún por las formas mínimas de la política», sostuvo.

«Debemos convivir juntos»
Lucena se preguntó si este país debe aceptar con normalidad que cualquier político «insulte sin reparo a quien le plazca». Rechazó que las «amenazas, insultos y vilipendios» sean la nueva forma de hacer política para algunos.

La rectora del CNE leyó el comunicado no solo para denunciar la «indignación y rechazo, sino la gravedad del hecho» de que no exista «límite alguno» para que ciertos «personajes» de la política nacional «desprecien la urgencia» que tienen los venezolanos de vivir en paz.

«Destruirlo todo y a todos no construye la paz, no abona a ninguna convivencia (…) Debemos convivir juntos y juntas en este país», resaltó.

Los jubilados en Venezuela cobran una pensión que los mata de hambre

"Es mentira que con Bs. 400.000 voy a poder comprar carne, pollo, pescado o cualquier otra cosa para acompañar el arroz o la pasta. Si usted divide el monto de la pensión en los 30 días del mes, en promedio, son como Bs. 13.000 diarios y solo un pasaje mínimo en el transporte público cuesta Bs.20.000”, dice Félix Valdez. Y es solo uno de los testimonios de hambre que comparten los jubilados