<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Retorno de venezolanos causa alarma en la frontera

Luego de los anuncios hechos por Freddy Bernal, -representante del gobierno de Nicolás Maduro en el estado Táchira- sobre el arribo de más de 3000 venezolanos que empezaron a llegar desde tempranas  horas de la mañana de este sábado a la frontera venezolana y cruzan el puente internacional Simón Bolívar, activo las alarmas se en la población de San Antonio del Táchira, limítrofe con Colombia.

Retorno de venezolanos causa alarma en la frontera

Con suministro irregular de agua potable, constantes y extensos cortes de energía eléctrica, fallas en la distribución del gas doméstico y un centro de salud pública sin capacidad de respuesta para atender emergencias, vecinos de San Antonio, aseguraron que se pone en riesgo la vida de la población al plantear establecer una zona de aislamiento en la localidad de frontera.

Aseguran que de cumplirse la medida anunciada por Freddy Bernal, de habilitar sitios en la población para aislar a posibles afectados con coronavirus -que llegan de Colombia y otros países-, la propagación de Covid-19 en la frontera es de alto riesgo.

“Vemos con gran preocupación que las autoridades quieren utilizar las instalaciones del gimnasio cubierto de San Antonio. Este complejo deportivo está dentro de una comunidad de tres barrios con cantidad importante de habitantes. El lugar no tiene las capacidades mínimas para hospedar ni poner a nadie en aislamiento. No tiene agua, ni luz”, dijo Robert Ruiz, habitante de San Antonio.

Por otra parte Ruiz aseveró que son connacionales y tienen todo el derecho de ingresar al país. Sin embargo, manifestó, en la región no hay las condiciones mínimas de bioseguridad para el personal que estará encargado de asistir a quienes llegan a San Antonio, provenientes de Colombia, Ecuador y otros países.

“No hay suficiente personal médico, paramédicos, enfermeros. Ni tampoco personal de seguridad. San Antonio es un pueblo muy pequeño, sus pobladores hemos acatado la cuarentena y nos cuidamos pero con esta situación nos hacemos vulnerables”, agregó.

Sin medidas de seguridad

Habitantes de la frontera afirman que la medida de aislar a los posibles contagiados dentro de la población se tomó a la ligera. No se se evaluaron las medidas de seguridad básicas para atender la contingencia.

“Si están confinando a San Antonio y Boca de Grita, supongo que se tomaron las medidas de seguridad. Ya debe haber llegado a San Antonio y Ureña un contingente de médicos para que se tomen las previsiones del caso”, dijo el sargento supervisor jubilado de la Guardia Nacional José Miguel Vargas.

El habitante de San Antonio, señaló que deben aplicarse las medidas y controles respectivos. Coordinando, abasteciendo de insumos y recurso profesional a los centros de salud locales.

“Como pobladores de San Antonio que estamos cuidándonos y a nuestras familias, tenemos el derecho ciudadano a hacer sugerencias. Señor Freddy Bernal, tome las decisiones pero en el hospital de San Antonio, CDI de Ureña, tengan médicos y pruebas. No nos pueden confinar al municipio Bolívar, eso no puede ser”, agregó Vargas.

Con la salud no se juega

Se espera que una vez se ingrese al país, el grupo de venezolanos que retorna, se le someta a análisis y controles de salud. En cuanto al aislamiento en caso de resultar positivos, se desconoce al lugar que se les llevará, dijo Manuel Hernández, poblador de San Antonio.

“No solo es aislar a las personas. Es necesario además establecer un férreo control de seguridad (policial y militar) para permitir que estas personas, que se desconoce su procedencia, no salgan del lugar establecido. Son personas que de pronto no tienen conciencia de la magnitud de la pandemia, ni del daño que pueden ocasionarse a ellos y al país si están contagiados”, precisó.

Con la salud no se juega, -señaló- y el gobierno nacional está en el deber de crear las condiciones necesarias para garantizar no solo el bienestar de estos venezolanos retornados, también de los que están dentro del territorio nacional y cumplen con la cuarentena.

“No vayan a convertir el área de la frontera en zona de extrema contaminación por no tomar en cuenta el tema de seguridad que le compete a los organismos de seguridad del Estado”, detalló.

Garantizan protección

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, informó que en trabajo articulado con representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), se acuerdan alianzas para garantizar atención a los venezolanos que retornan al país por la frontera.

Fortalecer las medidas de prevención y controles adaptados a los protocolos exigidos por la OPS, en las instalaciones del terminal de pasajeros de San Antonio del Táchira para evitar la propagación del coronavirus, es una de las principales medidas a ejercer, detalló.

La labor de prevención se realizaría de manera conjunta con la Corporación de Salud, para manera el control epidemiológico de los connacionales que ingresan provenientes de otras regiones de Latinoamérica.

A su ciudad de origen

El alcalde de San Antonio del Táchira, William Gómez, informó que él será garante de la protección y seguridad de los ciudadanos.

“No voy a poner en vilo ni a comprometer la salubridad pública de mi municipio. No voy a exponer en un alto grado a mis coterráneos, a mi pueblo de la frontera por decisiones que se puedan tomar a la ligera”, precisó el alcalde.

El oficialista, dijo que ya advirtió que de no garantizarse los protocolos de bioseguridad y las necesidades operativas, la población debe tener la seguridad que todos los que ingresen por la frontera serán evacuados de manera controlada y segura.

“Muchos llegaron aquí, les abrimos las puertas porque son nuestros hermanos pero con el cumplimiento de protocolos de seguridad. A todos se les evalúa y evacua de manera efectiva hacia sus ciudades de origen”.

Entre 18.000 y 20.000 venezolanos que ingresaron por la frontera, salieron hacia sus ciudades de origen, según la autoridad fronteriza venezolana.

Aclaró que si bien es cierto que se previeron escenarios para el aislamiento en pandemia, no es para personas foráneas sino para la población fronteriza.

“Si es necesario y se desbordan nuestros centros asistenciales tenemos que acudir a sitios establecidos. No solo el gimnasio nos puede servir para albergar personas, también nos puede servir como centro de operaciones logísticas para enfrentar la pandemia mundial”, detalló.

La carrera por la vacuna de COVID-19

La carrera por la vacuna contra la COVID-19 continúa mientras el pico de contagio aumenta en todo el mundo. Víctor Álvarez hace un recorrido por el avance en el desarrollo de las vacunas y las fases en las que se encuentra cada una de ellas