<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Revolución sigue más allá de los Castro, dice cancillería de Cuba

La Revolución continuará pese a que ya no habrá un Castro en la presidencia de Cuba, aseguró la cancillería el domingo, en momentos en que se inicia un proceso electoral que culminará en abril con un nuevo gobernante en la isla socialista.

«Algunos escuchan cantos de sirena y anuncian el fin de la ‘era Castro’. El próximo presidente podrá no tener ese apellido, pero será, sin duda, un hijo de la Revolución, la de Fidel Castro, Raúl Castro… formado en ella y la seguirá llevando adelante junto al pueblo de Cuba», dijo la cancillería en Twitter.
Los cubanos acudían a las urnas el domingo para ratificar a los 605 diputados de la Asamblea Nacional. De entre ellos, la propia Asamblea elegirá en abril al sucesor del actual presidente Raúl Castro, quien ha gobernado la isla durante la última década.
Antes, su hermano Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, fue presidente desde 1976 hasta 2008, siempre reelecto por el Parlamento. Falleció en 2016.
La sucesión de los Castro marcará el inicio del relevo generacional en Cuba, que no se desliga sin embargo del «castrismo». La Constitución instituye al Partido Comunista de Cuba (PCC) -del cual Raúl continuará como primer secretario hasta 2021- como la «fuerza dirigente superior de la sociedad».
Todos los pronósticos sugieren que la Asamblea Nacional elegirá en abril como sucesor de Castro al actual vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, un ingeniero de 57 años de lenta pero eficaz carrera en la escalera del poder cubano.
Sería la primera vez desde 1976 que una persona sin el apellido Castro, y que no sea un militar que peleó en la Revolución, ocupe la presidencia.
 ]]>

TSJ acuerda despojar a Guaidó de presidencia del Parlamento

El máximo tribunal, que nunca ha fallado en contra de las peticiones del resto del chavismo, declaró al diputado Luis Parra como presidente de la Asamblea Nacional (Congreso) y despojó de su cargo a Juan Guaidó. También prohíbe la existencia de lo que califica como "parlamento virtual"