Robaron 36 computadoras en la Universidad de Carabobo

En apenas dos semanas, y con total impunidad para los delincuentes, se llevaron todos los equipos de computación de las escuelas de Bioanálisis y Enfermería. Todo frente a la mirada de los policías de un módulo muy cercano a la Facultad de Ciencias de la Salud

Robaron 36 computadoras en la Universidad de Carabobo

Los 800 estudiantes que cursan la carrera de Bioanálisis en la Universidad de Carabobo (UC), recibieron una amarga noticia al enterarse del robo de 19 equipos de computación que integraban la sala Telemática de esa escuela ubicada en el Campus Bárbula, Naguanagua. A esto se suma la “desaparición” de 17 máquinas de la Escuela de Enfermería. En total, los delincuentes se han llevado 36 computadoras en solo dos semanas.

Ahora, las clases de estos alumnos, que son presenciales en algunas materias y online en otras, tendrán un nuevo obstáculo, debido al hurto de los computadores.

La profesora Doris Nóbrega, directora de la Escuela de Bioanálisis, dijo a El Estímulo que el hecho ocurrió el fin de semana pasado. Les informaron sobre la rotura de una ventana y, al llegar, constataron la sustracción de equipos.

“Fueron 19 computadoras que se llevaron del espacio que correspondía a la sala Telemática de la Escuela de Bioanálisis, donde nuestros estudiantes ven sus clases frente al computador, por lo que eran sumamente valiosos para la docencia”, explicó con preocupación.

Antes hurtaron en Enfermería

Dos semanas antes, el hurto ocurrió en la Escuela de Enfermería de la UC, que también está en el campus de Bárbula, asiento fundamental de esa casa de educación superior en el estado Carabobo.

“Sucedió lo mismo. De allí se llevaron 17 computadoras. Eso da un total de 36 equipos perdidos frente a la mirada, casi indolente, de los cuerpos policiales porque hay un módulo policial muy cerca de ambos sitios. En este momento nos sentimos sumamente preocupados. Particularmente yo me siento hasta desprotegida porque no contamos con suficiente personal de vigilancia. Aunque se había activado este módulo policial, desafortunadamente han ocurrido estos hechos recientes”, agregó Nóbrega.

La directora de Bioanálisis consideró que el hecho de que la Facultad de Ciencias de la Salud de la UC sea tan amplia, en cuanto a espacio geográfico, implica que están más vulnerables a este tipo de actos vandálicos.

“Estos hechos nos afectan más por la dificultad de reponer los equipos robados, debido a la situación actual”, afirmó la docente.

Comunicado

La Facultad de Ciencias de la Salud de la UC, una de las siete de la casa de educación superior, emitió un comunicado en el cual fijan su posición frente a lo sucedido.

En el texto, firmado por el decano José Corado y la profesora Nóbrega, exponen que rechazan contundentemente los actos delictivos allí ocurridos.

El decano y los directores de escuela están hartos de los robos y protestan por la sustracción de 36 computadoras

Además, solicitan a las autoridades gubernamentales que garanticen la seguridad en la zona, “así como a los organismos de seguridad competentes para que cumplan con sus funciones en el resguardo de la seguridad institucional”.

Bárbula, el peligro

El Campus de Bárbula es abierto y está rodeado de diferentes comunidades del municipio Naguanagua. Desde hace varios años se han registrado e incrementado robos a sus dependencias e incluso a sus estudiantes y personal docente y administrativo.

Por esa razón, las autoridades de la UC firmaron un convenio con el gobierno regional para permitir puntos de vigilancia sin menoscabo de la autonomía.

Por períodos, a decir de profesores y estudiantes, el dispositivo ha funcionado. Pero luego bajan la guardia y, entonces, suceden actos delictivos como los del robo de las 36 computadoras, con impunidad para los delincuentes.