<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Rusia, China y Turquía, el club de autoritarios en fiesta de asamblea chavista

Una lista de países autoritarios y populosos son los principales aliados de Maduro y el chavismo, a juzgar por el apoyo ratificado este martes 5 de enero con el envío de embajadores a la toma de posesión de la nueva Asamblea Nacional chavista.

Rusia, China y Turquía, el club de autoritarios en fiesta de asamblea chavista

Los embajadores de Abjasia, Siria, China, Bolivia, Nicaragua, Turquía, Arabia Saudita, Irán, Trinidad & Tobago, Cuba, Egipto, Vietnam, India y Rusia asistieron al acto de instalación de la Asamblea Nacional chavista este 5 de enero, según la lista protocolar leída por el nuevo presidente de ese organismo, Jorge Rodríguez.

No quedó claro de inmediato cuales otros países enviaron representantes de nivel diplomático inferior al de embajadores. Tampoco si después de que Rodríguez leyó la lista se sumaron otros países a avalar el acto con enviados de primer nivel.

La lista de presentes y por deducción la de los ausentes, parece reflejar la órbita internacional en la que se ha radicalizado Venezuela bajo la égida del chavismo en estos tiempos de «guerra fría» al estilo del siglo XXI.

Con contadas excepciones los países y gobiernos que avalan este gobierno chavista son básicamente regímenes totalitarios, dictaduras, sistemas híbridos, o autoritarismos salidos de democracias o elecciones, como ocurrió en Venezuela.

Por otro lado, las principales democracias de corte occidental, como los países americanos y de la Unión Europea, así como Japón y Australia, dejaron de reconocer a Nicolás Maduro porque su actual período iniciado en 2019 salió de unas elecciones hechas a su medida en mayo de 2018.

En esos comicios estaba vetada la oposición y sus principales líderes históricos. El proceso fue convocado al margen de los plazos y normas establecidas en la constitución nacional.

De acuerdo al Índice de Democracia que publica anualmente The Economist, estos mejores amigos del régimen chavista de Maduro están entre los últimos de la fila en términos de derechos humanos, derechos civiles y libertades democráticas.

«Al entrar en la tercera década del siglo XXI, la creciente desigualdad, el neoliberalismo salvaje, el auge de los populismos, los líderes carismáticos y el malestar social generalizado son el nombre del juego», reseñaba hace  un año Open Democracy, un centro de estudios del pensamiento, al analizar el Índice de The Economist.

Aves raras

Las democracias plenas son una excepción en el mundo contemporáneo, con 22, incluyendo España, según este estudio anual cuya próxima versión debe salir en las próximas semanas. En el de 2019, publicado en febrero de 2020, Venezuela era uno de los tres regímenes autoritarios de América y el Caribe, junto con Cuba y Nicaragua.

En la lista de democracias defectuosas estaban 54 países, otros 37 como regímenes híbridos y 54 como autoritarios.

Solo una parte pequeña de la población mundial (4,5%) vive hoy en democracia plena.

El 31% de los países del mundo, con 35% de la población global padece regímenes autoritarios.

Ese es uno de los puntos que señalan analistas políticos al explicar por qué por ejemplo el comité de Derechos Humanos de la ONU tiene o ha tenido a miembros como Arabia Saudí, Rusia y Venezuela.

El club de las balas perdidas

Para elaborar esta lista controversial la prestigiosa publicación anglosajona toma en cuenta 60 variables agrupadas en de cinco categorías: 1) procesos electorales y pluralismo; 2) libertades civiles; 3) funcionamiento del gobierno; 4) participación política, y; 5) cultura política.

De allí sale pues la calificación de los gobiernos como 1) Democracias Plenas; 2) Democracias Defectuosas; 3) Regímenes Híbridos, y; 4) Regímenes Autoritarios.

De la lista de invitados, solamente India y Trinidad y Tobago aparecen como democracias imperfectas.