Saludo de ministro español a Delcy Rodríguez provoca controversia política

"No fue una reunión, sino un saludo forzado por las circunstancias", argumentaron fuentes del Ministerio español de Fomento

Saludo de ministro español a Delcy Rodríguez provoca controversia política

El encuentro de un ministro socialista español con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Madrid, originó una tormenta política en España, con exigencias de dimisión y explicaciones por parte de la oposición al gobierno de Pedro Sánchez.

El Gobierno español confirmó este viernes que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, vio a Delcy Rodríguez, pero aseguró que se trató de un “encuentro fortuito” y se limitó a un saludo “forzado por las circunstancias”.

El caso lo reveló el medio digital Vozpopuli y fuentes del ministerio que dirige Ábalos explicaron que el político acudió en la noche del pasado domingo al aeropuerto de Madrid-Barajas por iniciativa privada para recoger a Félix Plasencia, ministro chavista de Turismo, por la relación personal que mantiene con él.

En ese mismo avión estaba Rodríguez, con destino a Turquía. Ábalos, añaden las fuentes, tuvo conocimiento de que la funcionaria iba en el avión un poco antes de su llegada.

“No fue una reunión, sino un saludo forzado por las circunstancias”, recalcaron las fuentes del Ministerio de Fomento.

Además de ministro de Fomento (encargado de obras públicas y transportes), Ábalos funge como el “número dos” del gobernante Partido Socialista, y Plasencia llegó a España para participar en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que se celebra esta semana en Madrid.

La dirigente chavista está incluida en la lista de 25 personalidades venezolanas a las que se aplica una congelación de activos y una prohibición de entrada en la Unión Europea (UE).

Ello significa que, si hubiera pisado suelo español, tendría que haber sido detenida.

“No puede seguir en el ministerio”

La Comisión Europea (CE) dijo este viernes que corresponde a cada Estado de la UE vigilar que se cumple el régimen de sanciones y restricciones impuesto a países terceros.

El líder de la oposición española, el conservador Pablo Casado (Partido Popular), acusó a Ábalos de ocultar su reunión con Rodríguez, en unas declaraciones en las que consideró el hecho “de una gravedad extrema”.

Casado afirmó que Ábalos “no puede seguir en el ministerio” y debe dejar el cargo si mintió sobre este asunto y también pidió explicaciones al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La principal fuerza opositora española, el conservador Partido Popular, así como Ciudadanos y Vox, pidieron que Ábalos explique este episodio en el Congreso.

Esta polémica coincide con la inminente visita a Madrid de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido por España como presidente encargado, dentro de su actual gira diplomática europea.

Guaidó estará este sábado en Madrid, pero en principio no lo recibirá el presidente del Gobierno, sino la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

La moda venezolana ya tiene título académico

La Universidad Católica Andrés Bello inauguró la Academia de la Moda, con respaldo de la Escuela de Comunicación Social. Tendrá diplomados, cursos y masterclasses. Así da inicio a una serie de nuevas propuestas estudiantiles diferentes

¿El "Venezuela se arregló" se siente en Petare?

Muchos hablan de una aparente mejoría económica y la frase-meme tiene a muchos rabiando y devanándose los sesos buscando explicaciones a lo que ocurre aquí. Lo mejor es salir a la calle, lejos del espejismo de Las Mercedes y los inventos de Chacao. ¿Qué dicen los pequeños comerciantes de una de las barriadas populares más grandes del país? Conversamos con siete de ellos y les preguntamos lo que ya nadie quiere oír: ¿de verdad algo se arregló?

La crítica y la burla en el fútbol

En esta entrega, Carlos Domingues analiza la responsabilidad del comunicador a la hora de hacer juicios sobre la actuación de un jugador o un club. "Ponernos límites en la burla no es censurarnos, es respetar. La crítica desmedida destruye", escribe el columnista