<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

San Francisco celebra la fiesta de la marihuana

La ciudad californiana de San Francisco se prepara para acoger hoy a más de 10.000 personas en el parque Golden Gate, donde se celebrará este miércoles la fiesta anual de la marihuana.

San Francisco celebra la fiesta de la marihuana

London Breed, presidente de la Junta de Supervisores del Ayuntamiento de San Francisco, señaló hoy en declaraciones a la prensa local que la ciudad reforzará este año la presencia policial, así como el número de guardaparques y equipos anti-incendios para garantizar la seguridad del evento.
«Estamos haciendo todo lo posible para mantener nuestra comunidad segura y limpia», afirmó en declaraciones al periódico San Francisco Examiner el responsable de la Junta de Supervisores de San Francisco, que destina entre 80.000 y 100.000 dólares anuales en la seguridad del evento.
California aprobó el uso de la marihuana con fines medicinales en 1996 y se espera que someta a votación en noviembre el uso del narcótico con fines recreativos, que ha sido aprobado ya en los estados de Colorado, Washington, Oregón y Alaska.
Los dispensarios de marihuana medicinal en San Francisco aseguran que hoy es el día de mayores ventas del año.
«Intentamos manejar a la multitud lo mejor que podemos, pero las colas dan la vuelta a la esquina», afirmó en declaraciones al diario San Francisco Chronicle Joel Freston, portavoz del dispensario de marihuana medicinal Sparc.
Se prevé que varios cientos de ciudades en todo Estados Unidos se sumen hoy a la celebración de la marihuana.
Los expertos calculan que las ventas de marihuana medicinal y recreativa en Estados Unidos oscilen entre los 3.500 millones y los 4.300 millones de dólares este año, frente a los entre 3.000 y 3.400 millones del año pasado.]]>

La posverdad bolivariana

Aunque las noticias falsas siempre han existido, fue con la proliferación de las redes sociales que se masificaron y, ahora, el impacto es tan profundo que pueden generar guerras o linchamientos morales en cuestión de segundos | Por Héctor Ignacio Escandell Marcano