<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Sargento recibió la baja antes de subir al helicóptero desaparecido en Amazonas

El 26 de diciembre, el sargento primero (S/1) Jeisson Romero recibió una comunicación firmada por el Comandante General del Ejercito, Juan de Jesús García Toussaintt, donde se le otorgaba su salida del componente militar, lo que se conoce en el argot castrense como "la baja". Sin embargo, Romero se encuentra entre los militares y civiles desaparecidos en el helicoptero MI17V5 del componente, el pasado 30 de diciembre.

«El comandante del batallón me dice que están vivos, pero me dice que no me puede decir más nada. Tengo 15 días sin recibir información. Ahora se me esconde, no me da la cara», manifestó Enrique Romero, padre de Jeisson Romero.

Comentó a El Estímulo que vio cómo todo el batallón regresó «del monte» tras la búsqueda, y le preguntó al comandante Oswaldo Gallegos Matos, «por qué salieron de la selva y me dijeron’están otros militares’. Yo quisiera saber de dónde salieron esos otros militares por yo he estado en la base y no vi más movimiento», dijo Romero.

«Hay mucho hermetísmo muy raro. El helicoptero desapareció el 30 y a mi me informaron el 2 de enero. Si ellos dicen que están vivos, ¿dónde están? Los indigenas los buscan y dicen que no están y los indigenas no se pierden ese es su terreno», comentó el padre del sargento primero. Aseveró que se trasladó a Ciudad Bolívar para tratar de conversar con el gobernador Francisco Rangel Gómez pero éste no lo recibió.

Por otra parte, Jeisson Romero le había comentado a su padre que el helicóptero presentaba fallas. Según Enrique Romero, el día 27 de diciembre emprendieron vuelo y tuvieron que regresar debido a un desperfecto técnico. Un día después volvieron a salir y regresaron por fallas. El 29 nuevamente subieron a la aeronave y por problemas con el clima regresaron y casi impactan una guayas de alta tensión. «Entonces el comandante les dijo que el día 30 tenían que salir sea como sea porque en las bases que iban a relevar ya no habìa comida y ellos la iban a llevar», dijo Enrique Romero.

«Que yo sepa, esa helicóptero es de Carabobo y está prestando apoyo en Amazonas, no se si es que en Amazonas no había helicóptero».

 

Asimismo, Enrique Romero manifestó que desean que lo ayuden a encontrar a su hijo, y que le expliquen cómo es que su familiar había recibido «la baja» cuatro días antes de la desaparición de la aeronave.

«Le pregunté al comandante de la base en Amazonas, como es que mi hijo estaba de baja y se fue en el helicóptero y él me respondió, me estoy enterando», comentó Enrique Romero.

 

Por su parte, el gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla, manifestó que existe negligencia en la búsqueda del helicóptero MI17V5 por parte de las autoridades, ya que en las primeras horas después de la desaparición no colaboraron ni dejaron que los ayudaran.

«Han pasado 40 días y hasta ahora el gobierno nacional no ha dejado que la gobernación y las alcaldías, y sobretodo los indígenas, ayuden en la búsqueda de la aeronave. Han desplegado una serie de personas que prácticamente han ido a figurar cuando realmente hay que ser muy metódicos, por ejemplo los bomberos aeronáuticos y protección civil de la entidad nunca han sido llamados», aseguró Guarulla.

 

La negligencia comenzó, según el gobernador de Amazonas, cuando la información sobre el posible accidente se dio a conocer dos días después. Indicó que si existió un plan de vuelo, se debieron activar los mecanismos de emergencia si la aeronave no llegó en el tiempo estipulado, «eso no se hizo», afirmó Guarulla.

El mandatario regional aseguró que conocen de casos similares, los cuales después de 15 o 20 días las aún se consiguen con vida, pero los calificó como milagrosos. Guarulla ratifica lo dicho por el padre del soldado Jeisson Romero, sobre las fallas que presentaba el helicóptero días antes de la desaparición.

El miembro del Movimiento Progresista denunció que los radares que colocó el gobierno en San Carlos de Río Negro, posteriormente se lo llevaron a estado, el que está ubicado en el Alto Orinoco no está funcionando y el de Puerto Ayacucho tampoco.