Al teleférico mortal de Italia le anularon el freno de emergencia para ahorrarse un gasto

EL encargado de mantenimiento trabó el sistema de seguridad porque tenía una falla que no permitía que el viaje fuera fluido. Lo hizo, según él con apoyo de la gerencia, para ahorrarse los costos del arreglo y de tener que cerrar el teleférico unos días

Al teleférico mortal de Italia le anularon el freno de emergencia para ahorrarse un gasto

La caída de una cabina de teleférico turístico en Stresa, estación balnearia del lago Mayor en Piamonte, al norte de Italia, provocó el domingo 23 de mayo la muerte de 14 de las 15 personas que viajaban en ella.

Ahora se sabe que la tragedia, que tiene a familias de varios países destruidas, era perfectamente previsible. Para ahorrarse el costo de una revisión, o de paralizar el teleférico unos días, bloquearon el freno de seguridad con una horquilla de metal. Si hubiera funcionado como debe ser, después de romperse el cable central de los tres que la soportan, la cabina solo habría quedado suspendida en el aire.

Pero, gracias a la horquilla y a la enorme irresponsabilidad de los encargados de mantenimiento, al romperse el cable, la cabina retrocedió 400 metros a 120 kilómetros por hora, chocó contra uno de los postes del mismo teleférico y eso la empujó más de 300 metros por el aire hasta que aterrizó en el suelo de la montaña. Solo les faltaba tres minutos para llegar a destino.

Todos murieron, excepto un niño israelí de 5 años que viajaba con sus padres y su hermana. Otro niño de 9 sobrevivió al impacto, pero murió a las pocas horas en el hospital.

teleférico turístico

A los heridos, dos niños, se les trasladó en helicóptero a un hospital de Turín. Fotos EFE

“Nunca pensé que podía ocurrir”

El responsable de trabar el freno de emergencia se llama Gabriel Tadini. En su defensa dijo que “nunca pensó que podía ocurrir” la rotura del cable y por eso desactivó el freno de emergencia, que estaba trabando el recorrido fluido de las cabinas.

Sin embargo, aunque dice que la culpa es suya, también asegura que la alta gerencia lo sabía, y que la decisión de trabar el sistema de seguridad fue netamente económica. Se quisieron ahorrar el costo de la revisión y el arreglo y, sobre todo, de no tener que parar más días el teleférico que estuvo cerrado por pandemia.

Los otros imputados fueron el gerente del teleférico, Luigi Nerini, y al gerente operativo, Enrico Perocchio. Pero la justicia italiana, siempre tan laxa, los dejó en libertad por “falta total de pruebas”. La decisión la tomó la jueza Donatella Banci Buonamici.

A Tadini lo castigó con arresto domiciliario.

Las víctimas

Sobre las personas que murieron, Il Corriere della Sera dio mejor información que las autoridades.

Dice el diario italiano que el más pequeño de los niños tiene las piernas fracturadas y varios traumatismos pero está consciente. Ya fue operado de las piernas.

El mayor, en cambio, llegó más complicado al hospital y luego falleció. Fue sometido a tomografía computarizada y no podía respirar por sus propios medios.

Un rescatista informó al Corriere que entre los muertos también hay turistas alemanes. Según la alcaldesa de Stresa, Marcella Severino, también hay italianos que residen en la provincia de Varese, un turista inglés e incluso un niño de 2 años.

Las labores de recuperación se complicaron porque la cabina cayó en un bosque en una zona inaccesible, aparentemente desde uno de los puntos más altos del trayecto. Un vehículo de los bomberos que subía al lugar de la tragedia volcó: no hay heridos.

El “dolor” de las autoridades

El primer ministro Mario Draghi expresó en un comunicado su “profundo dolor”.

El accidente se produjo  hacia las 12.30 pm (hora italiana) a 100 metros de la última estación de altura del teleférico, según un comunicado del ministerio de Infraestructuras. Pudo deberse a la rotura de un cable, provocando la caída de la cabina.

Imágenes de las autoridades muestran a bomberos y policías en torno a los restos de la cabina en una zona boscosa cuya fuerte pendiente dificulta el acceso.

teleférico turístico en Italia

La caída fue de 100 metros de altura. Foto EFE

El ministro de Infraestructuras, Enrico Giovanni, anunció la creación de una comisión de investigación. “Es un hecho dramático que evaluamos con la mayor atención” dijo.

El presidente de la región piemontesa se declaró “devastado”. “Es una tragedia enorme, que nos deja sin aliento” reaccionó  Alberto Cirio.

El popular teleférico turístico conecta en 20 minutos el pueblo de Stresa con el monte Mottarone, que culmina a casi 1.500 metros y ofrece una vista espectacular de los Alpes y del lago Mayor.

El trayecto entre la estación de Stresa y el balneario es de unos 20 minutos. Foto EFE

Supuestamente tenía mantenimiento

El teleférico turístico estuvo cerrado entre 2014 y 2016 por trabajos de mantenimiento.

El lago Mayor, entre Suiza e Italia, es uno de los destinos más preciados por los turistas italianos y extranjeros.

El presidente de Liguria, región vecina del Piemonte, lamentó una “tragedia absurda” ocurrida en un momento en que Italia aprovecha del desconfinamiento tras meses de restricciones sanitarias. “Un domingo de reapertura que debió ser portadora de esperanzas” subrayó Giovanni Toti.

Era uno de los primeros fines de semana de reapertura. Foto EFE

El presidente del Consejo Europeo Charles Michel, expresó en Twitter, en un mensaje en italiano, sus “más sinceras condolencias a las familias y a los amigos que han perdido a seres queridos en este trágico accidente”.

Varios accidentes letales de teleféricos, telecabinas o funiculares se han producido en los últimos 50 años en Europa.

El último remonta al 5 de septiembre de 2005, cuando un bloque de cemento de 800 kilos se desprendió del helicóptero que lo transportaba. Cayó sobre un teleférico cerca de Solden, en el Tirol austríaco, provocando la muerte de nueve esquiadores alemanes.

En Italia el 3 de febrero de 1998 un avión militar estadounidense seccionó el cable de un teleférico en Cavalese, estación de esquí de los Dolomitas, causando la muerte a los 20 pasajeros de la cabina. También en Cavalese, pero en 1976, la ruptura de un cable provocó la caída de una cabina, dejando 42 muertos.

Vivir con VIH en Venezuela: cerca del 60% de los pacientes no recibe tratamiento

Las estimaciones se hicieron considerando las cifras que publica el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH-Sida. En Carabobo, distintas organizaciones se reunirán el miércoles 1 de diciembre para repartir preservativos y difundir información que ayude a concientizar y prevenir la enfermedad en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida