<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Se despide Luis Eduardo Aute, un artista multifacético

Luis Eduardo Aute, un artista integral, icono de la canción popular en español, deja una vasta obra que abrazó la música, la poesía y el cine. En Iberoamérica, su tema Aleluya fue un himno popularizado por el venezolano Cherry Navarro.

Se despide Luis Eduardo Aute, un artista multifacético

Luis Eduardo Aute, icono de la música de autor en español, falleció en Madrid, a los 76 años. Su vasta obra fue conocida a ambos lados del Atlántico. El prolífico cantautor destacó también como poeta, pintor y cineasta. 

Cuando ya estaba todo listo para el lanzamiento internacional de Cherry Navarro con el elepé titulado «Aleluya», que acababa de grabar en España en el verano de 1967, el cantante venezolano de 23 años falleció inesperadamente en Caracas.  Murió de aplasia medular, un trastorno que acabó con su vida en pocos días.

Lanzado poco antes de su deceso, el tema que daba nombre al álbum estuvo sonando insistentemente en la radio durante más de un año seguido después de la muerte del artista, hasta consolidarlo como el ídolo popular que aún muchos recuerdan a más de medio siglo de su lamentable desaparición.

«Aleluya» es también una de las creaciones más celebradas de Luis Eduardo Aute.

El compositor de la indiscutible canción emblema de Cherry, era para la época un joven cantautor de creciente fama en su España natal, donde desarrollaría una trayectoria sólida y eminente.

Con todas las musas

Además de la música, su incursión en el arte también incluyó la poesía y el cine, lo que le mereció consistente admiración y respeto.

Por eso la consternación que ha provocado su fallecimiento, ocurrido este sábado 4 de abril, a sus 76 años, en Madrid.

El sello discográfico Polydor, para el cual el artista venezolano grabó su elepé, escogió el tema Aleluya para incluirlo como el principal promocional del repertorio, por la resonancia que estaba teniendo en la madre patria en la voz de Massiel.

Con otra creación de Aute, Rosas en el mar, Massiel volvería a colocarse poco después a la cabeza de los éxitos discográficos de España, aunque en Venezuela lo conoceríamos en otra versión, hecha en nuestro país, la de María Teresa Chacín, entonces cantante de balada, bossa nova y rock and roll.

La menor de las hermanas Chacín bautizó uno de sus álbumes también con el título del mencionado tema.

De esta manera, comenzaría una estrecha relación del compositor con intérpretes latinoamericanos, que posteriormente incluiría a vocalistas de la talla de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Natalia Lafourcade, entre otros.

Indiscutible referente

Considerado un referente de la canción de autor en España, Aute nació en 1943 en Filipinas, el país de su madre (su padre era catalán).

A los ocho años se trasladó junto a su familia a España. Primero vivió en Barcelona, pero a los pocos meses se asentó en Madrid, ciudad en la que residió desde entonces.

Su padre le regaló su primera guitarra y actuó varias veces en funciones del colegio al mismo tiempo que comenzaba a pintar.

De hecho, expuso por primera vez su obra pictórica en 1960. Lo hizo al mismo tiempo que desarrollaba una incipiente carrera musical en grupos diversos como Los Sonor, sin olvidarse de la escritura y el cine, disciplina en la que también hacía sus primeras incursiones.

Se trasladó a París a los 20 años. Allí descubrió a Jacques Brel y Georges Brassens. Lo francés se instaló en él a través de la elegancia de la Nouvelle Vague. Luego, descubrió a Bob Dylan, una de sus grandes influencias.  Tocaba la guitarra eléctrica desde los quince años, instrumento con el cual componía canciones para otros artistas.

Con voz propia

Fue en 1966, a los 23 años, cuando decidió grabar sus composiciones, por insistencia de la discográfica RCA. Solo puso como condición no tener que dar conciertos ni hacer promoción, para poder tener tiempo de seguir pintando. No tardaría en convertirse en uno de los cantautores más conocidos y celebrados de su país.

Su primer álbum se tituló Diálogos de Rodrigo y Jimena e incluyó títulos como Rosas en el mar y Aleluya, que ya había hecho populares Massiel.

También incorporó la canción Al Alba, que escribió inspirado en los últimos fusilamientos del régimen franquista, en 1975. Su primera intérprete fue Rosa León, quien la dedicaba en cada uno de sus conciertos a los condenados a muerte.

En total, Aute tiene 30 álbumes publicados, siendo el último de ellos El niño que miraba al mar, que data de 2012.

En 1983 recibió el Premio Nacional del Disco, otorgado por el Ministerio de Cultura de España, por el elepé doble Entre amigos, al que hoy se considera un clásico.

Pintor, poeta y cineasta

A los ocho años empezó a pintar y a los dieciséis ya presentó su primera exposición individual en la Galería Alcón de Madrid.

Algunos de sus trabajos han sido expuestos en ferias internacionales como la Bienal de París (1964), la de Sao Paolo (1967) y en varias ediciones de Arco, en Madrid.

Más recientemente, entre 2004 y 2010, realizó una retrospectiva itinerante que, bajo el título Transfiguraciones, llevó su obra por toda España y algunos países de América Latina.

Desarrolló una incesante faceta cinematográfica, al componer bandas sonoras para películas de directores tan celebrados como Jaime Chávarri, Luis García Berlanga y Fernando Fernán Gómez, por solo mencionar algunos.

Es autor de varios cortos y del largometraje animado Un perro llamado Dolor, nominado a los premios Goya en 2002 y seleccionado para festivales como los de San Sebastián, Valladolid y La Habana.

Como poeta, su inspiración se plasmó en quince poemarios, el último de ellos editado en 2016 bajo el título de El sexto animal.

Personaje peculiar

Era un personaje peculiar, de ideas y puntos de vista muy singulares. Vivía sin ordenador y sin teléfono celular, lo que le permitía, según afirmaba, gozar de mayor tiempo para crear.

Su salud se resintió gravemente en agosto de 2016, cuando sufrió un infarto que lo mantuvo dos meses en coma. Desde entonces y tras varias estancias en hospitales, permanecía en su casa, cuidado por su familia.

Ese año fue el último en el que pisó los escenarios, con el tour La Gira Luna, en el cual cantaba algunas de sus canciones más emblemáticas, incluidas en el disco homenaje Giralunas, que grabaron un año antes músicos como Xoel López, Leiva, Depedro, Rubén Pozo y Soleá Morente.

Homenaje de grandes ídolos

Dos años después, en 2018, el mundo de la música le rindió un sentido homenaje en forma de concierto, en el que participaron figuras de la talla de Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Massiel y Víctor Manuel.

También acudieron Dani Martín, Pedro Guerra, José Mercé, Rozalén, Vicente Feliú, Rosa León, Andrés Suárez, Ismael Serrano y Jorge Drexler, todo un testimonio de la relevancia y estatura del personaje.

Más recientemente, en 2019, se celebró otro concierto de homenaje, esta vez en Barcelona, con Paco Ibáñez, Quico Pi de la Serra, María del Mar Bonet, Marina Rossell, Sisa, Roger Mas, Los Tambores De Calanda, Estopa, Quique González y Javier Gurruchaga, entre otros.

Mención especial merece el disco homenaje del año 2000, titulado¡Mira que eres canalla Aute!, en el cual versionan sus canciones artistas de diferentes generaciones, como Pedro Guerra, Ana Belén y Víctor Manuel, Rosendo, José Mercé, Jorge Drexler, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, León Gieco y Fito Páez.

Atrio Restaurante: sabor con arte y cultura

José Antonio Casanova, cocinero destacado por sus artísticas propuestas, y la asesora gastronómica Mónica Sahmkow, asumieron la elaboración de dos menús de degustación donde cada plato es una sorpresa gustativa y visual