Sector del plástico en Carabobo está a 20% por falta de materia prima

La situación de los industriales del plástico en el estado Carabobo es alarmante por la poca posibilidad de acceder a la materia prima, solo 2 de cada 10 empresas producen y en una capacidad muy mermada

María Auxiliadora de López, representante del sector Plástico de la Cámara de Pequeños y Medianos Industriales y Artesanos de Carabobo (Capemiac), señaló que enfrentan una situación bastante crítica porque Pequiven, que es la empresa estadal que les suministra la materia prima, se encuentra prácticamente paralizada.

“Los empresarios lo que hacen es que importan su propia materia prima ahora. Carabobo y Miranda son los que agrupan la mayoría de las empresas del plástico y aquí en Carabobo estará trabajando a 20%, por dar una cifra, pero pudiera ser hasta menos”, destacó la vocera.

Refirió que los empresarios del sector han tenido que reinventar los procesos en las plantas para no apagar las máquinas ni bajar las santamarías.

“Al problema de las fallas eléctricas, ahora se suma el de la telefónica Cantv. En la zona de San Diego, como ha ocurrido en la mayoría de los sitios se han robado el cableado y no tenemos internet ni líneas telefónicas. Además está la falta de agua. Hemos colapsado en todos los servicios públicos y eso ha mermado en gran manera la calidad de nuestro trabajo, de los empleados, estamos como está todo el país”, puntualizó.

Consultada sobre las fallas en los productos elaborados con plástico, María Auxiliadora de López, explicó que ahora se observa en los supermercados y negocios que los dueños venden las bolsas plásticas. Antes este objeto era regalado por los comerciantes, pero como en este momento deben traer materia prima del exterior, aumenta el costo y tienen que cobrarlas.

“Es difícil mantener una estructura de costos con todas las variables que tenemos. Los del sector alimentos, los que requieren empaques, ya no vienen como antes porque es un costo elevado. Todos los productos del plástico han aumentado una barbaridad”, destacó.

Agregó que los despachos de materia prima de Pequiven en la empresa donde labora eran de una gandola que equivale a 30.000 kilos, luego bajaron a dos paletas que sumaban 3000 kilos y ahora no les entregan nada.

“Tenemos prácticamente dos años sin materia prima y así están muchas empresas”.

Ante el nuevo escenario se han organizado para traer material desde Colombia y de Brasil, pero además han adoptado el reciclaje como modelo cotidiano en sus operaciones.

Adicionalmente han enfrentado la pérdida de mano de obra que se ha ido del país, en medio de la diáspora ocasionada por la crisis económica que se vive en Venezuela.

“El poco personal que tenemos tratamos de mantenerlo, de darle algunos beneficios”. Aún así de la nómina que reunía a 54 trabajadores, solo quedan 7 de ellos en la empresa donde labora esta directora de Capemiac.