Semana Santa en Caracas: Primero el mercado y después el Parque del Este

El Parque Generalísimo Francisco de Miranda sigue siendo una opción de entretenimiento solidario para los caraqueños, especialmente cuando la crisis económica golpea el presupuesto familiar. Pero los comerciantes que hacen vida en el parque afirman que los hábitos han cambiado. "Hasta 2013 aquí se trabajo normal", aseveró uno de los consultados.

Semana Santa en Caracas: Primero el mercado y después el Parque del Este

Es innegable la afluencia de personas esta Semana Santa, probablemente motivo de los altos costos de la alternativa playera. Pero no son solo los caraqueños quienes disfrutan de este espacio, decolorado por la sequía. “Mucha gente del interior viene a comprar y aprovecha. He visto a muchas personas con bolsas de supermercado”, dijo una de las vendedoras apostadas en la entrada, quien se suponía debía vender flores. En lugar de ello, comercializa arreglos con peluches y globos, los cuales ofrecía entre Bs 5.000 y Bs 6.000.

El Parque del Este abrió sus puertas desde el lunes, algo inusual debido a que ese día se reserva para el mantenimiento de las áreas. Los efectos de las altas temperaturas son visibles: son más los espacios cubiertos de tierra seca que de grama, muchos árboles se encuentran desprovistos de hojas y la sombra que ofrece la vegetación ante el sol picante de las 2:00 pm carece de su frescor característico. Los estanques se encuentran bastante secos, arrinconando a las tortugas y caimanes en las partes más profundas.

Parque del este 24-03-2016

“La gente primero pasa por el supermercado y luego viene a pasear. Primero es la comida. Aquí no compran nada”, aseveró uno de los consultados, justo antes de recibir a una madre de familia que quería saber el precio de las pelotas. “¿Viste? Lo que hacen es preguntar”, dijo justo después de que la mujer siguió su camino.

La crisis, según ellos, no es solo en cuanto a la comida. Hay escasez “de todo”. Los puestos más cercanos a la entrada peatonal, ubicada frente a la estación Miranda, con suerte ofrecen aros de hula-hula y recipientes para hacer burbujas. Más adelante, la señora Silvana tiene pelotas de todos los colores, frisbees (o discos voladores), burbujas y algunos juguetes. “Ya no tenemos bates. Eso no se consigue. Y el señor que me trajo estos frisbees me dijo que comprara bastante porque no sabía cuando llegaban más. Y efectivamente, más nunca nos trajeron”, expresó señalando la escasa mercancía.

Afirman que a lo que venden no le ganan casi nada, apenas para cubrir los gastos, y que se han negado a reponer el inventario porque los precios nuevos espantarían aún más a los clientes. “Estas pelotas las tenemos entre Bs 800 y Bs 1.000, según el tamaño. Los frisbees en Bs 400, igual que las burbujas”, detalló. Los juguetes están entre Bs 1.500 y Bs. 2.500, pero “esos no se venden”. Si aceptaran la nueva mercancía, tendrían que ofrecer los balones, por ejemplo, cerca de los Bs 2.000.

Parque del este 24-03-2016

Considera que el trabajo que hace “se le va para los pies” y coincidió con la vendedora consultada en la entrada al señalar que ha llegado mucha gente del interior. “La gente aprovecha estos días es para comprar alimentos”, dijo.

Las opciones de comida dentro del parque eran escasas. Por tratarse de Jueves Santo, muchos de los puestos estaban cerrados, explicó Gustavo, comerciante de artesanía. Bajo los toldos dispuestos cerca de la entrada, se ofrecían collares de cuero, pulseras, tobilleras, y otras prendas, incluyendo un llavero con la imagen del fallecido presidente Hugo Chávez. Algunas personas vendían jugos naturales en Bs 200, un vaso de avena en Bs 180 y ensalada de atún en Bs 450 la porción.

Parque del este 24-03-2016

La mayor parte de los visitantes llevaban su comida en bolsas y cavas, que debían superar una inspección en la entrada por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana. En el parque se ha hecho un esfuerzo por mantener la formalidad del comercio.

“Obleas, oble…”, pudo gritar una mujer antes de salir corriendo, cava y silla plástica en mano, al notar cómo otra vendedora, aparentemente no autorizada, era capturada por varios uniformados.

-Las opciones-

Los animales, la visita al terrario, alcanzar una función del planetario  o improvisar alguna actividad deportiva en los espacios abiertos son algunas de las alternativas que ofrece el parque. Para acceder a la colección de serpientes, reptiles y ranas los adultos deben pagar Bs 150 y Bs 100 los niños. No parece costoso, pero algunos visitantes se abstuvieron, según pudo constatar El Estímulo durante una visita este jueves.

El planetario, administrado en su totalidad por funcionarios de la Fuerza Armada, abrió funciones públicas durante casi toda la semana, con la excepción del lunes. Ofrece cuatro exhibiciones de una hora entre la 1:00 pm y las 4:00 pm. El costo: Bs 200 para el público en general y Bs 50 para los niños menores de 12 años.

Parque del este 24-03-2016

El animal que más llama la atención de la concurrencia era un hermoso aunque inmóvil leopardo, seguido por la simpática nutria, rendida ante el calor, y los monos, que eran los más activos. El buque Leander continúa en proceso de remodelación, pero su silueta dibujada por el sol de la tarde hace de sus inmediaciones un excelente lugar para tomarse fotos.

Parque del este 24-03-2016