Sentencia "criminaliza" el periodismo libre, según jefe de redacción del Correo del Caroní

"La sentencia es totalmente regresiva en materia de libertad de expresión. Crea un precedente nefasto, muy regresivo en materia de libertades y del ejercicio libre de la profesión", afirmó Oscar Murillo.

Sentencia "criminaliza" el periodismo libre, según jefe de redacción del Correo del Caroní

El Jefe de Redacción del diario Correo del Caroní, Oscar Murillo, se refirió este viernes a la sentencia emitida por el Tribunal Penal Sexto de Juicio del estado Bolívar, y que condena al director de este medio a 4 años de prisión, y consideró que esta decisión  «criminaliza» el periodismo libre e independiente.

«La sentencia es totalmente regresiva en materia de libertad de expresión. Crea un precedente nefasto, muy regresivo en materia de libertades y del ejercicio libre de la profesión», dijo durante una entrevista en Globovisión.

El Tribunal Penal Sexto de Juicio del estado Bolívar, a cargo del juez Beltrán Javier Lira, emitió esta madrugada una sentencia condenatoria contra el director del diario regional, David Natera Febres, con motivo de la cobertura informativa que hizo este medio en 2013 sobre el caso de corrupción en CVG Ferrominera Orinoco.

Natera Febres fue condenado a cuatro años de prisión por los delitos de difamación e injuria continuada.

Murillo recalcó que el medio tiene 10 días para solicitar la anulación de la sentencia ante la Corte de Apelaciones: «Pudiéramos intentar es un recurso de amparo. La condena al director del medio va a esperar a que sea una sentencia firme», recalcó.

Tramas de corrupción

El el año 2013 el Correod el Caroní inició una serie de investigaciones a partir de unos documentos que recibieron y, al mismo tiempo, coincidió con una averiguación del Ministerio Público (MP) a raíz de la cual comenzaron a publicar una serie de reportajes relacionados con corrupción.

Según Murillo, esto deriva en la destitución del presidente de Ferrominera en ese momento, la aprehensión de 3 gerentes y de un reconocido empresario del estado Bolívar, que a su vez es propietario de un medio de comunicación.

«Estas denuncias revelaron unas tramas de corrupción donde hubo extorsión, soborno y sobre todo un daño patrimonial importante para la principal y única empresa extractora del hierro. Por supuesto, no podía el Correo del Caroní callar ante estas denuncias de los trabajadores y del sindicato», precisó.

En ese momento, según el Jefe de Redacción, la Fiscalía atendió cada unas de estas denuncias e inicia una investigación del caso.

Murillo afirmó que el Correo del Caroní lo que hizo fue informar y llevar a cabo una investigación, donde salen a la luz pública los nombres de diferentes gerentes y empresarios de la zona. Uno de estos empresarios demandó al diario por difamación e injuria en 2013.

Por su parte, el periodista y columnista Damián Prat aseguró que la sesión del miércoles duró 12 horas, mientras que la de ayer duró 16 horas con apenas un receso para comer.