<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Sepultan a los hermanos Lugo y a Soto en una misma fosa

Cerca de las 5:30 pm llegaron al cementerio de La Chinita  los cuerpos de Jairo y Abraham Lugo Ramos y de Daniel Soto, asesinados en la masacre de El Junquito el lunes 15 de enero en un operativo que acabó también con la vida de Óscar Pérez, el ex Cicpc que se rebeló contra el gobierno de Nicolás Maduro en junio de 2017.

Sepultan a los hermanos Lugo y a Soto en una misma fosa

Solo se permitió la entrada al camposanto a los padres y cinco familiares cercanos, informó un pariente a través de la señal del canal por Internet VPI.

Los tres cuerpos llegaron a San Francisco, estado Zulia, de donde eran oriundos, procedentes de la morgue de Bello Monte en Caracas.

No se permitieron actos velatorios.

Llanto y dolor se observaba a las afueras del cementerio fuertemente custodiado por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que portaban escudos y estaban desplegados a lo largo de la entrada del cementerio.

Una de las tías de los hermanos Lugo confirmó que Lisbeth Ramírez, pareja de Jairo y quien también cayó abatido en el procedimiento policial, tenía tres meses de embarazo.

Desconsolada dijo que sus sobrinos no eran terroristas ni criminales como el gobierno los ha calificado, y que luchaban por una causa justa.

En medio del llanto dijo: «le pregunto a Maduro si a su familia le alcanzan Bs 340.000 para vivir, que es lo que se cobra por la pensión. Solo con eso se compran tres artículos», señaló.

«¿Por qué tanta injusticia? ¿Estamos en una dictadura entonces? Esto no va a quedar así porque Dios está allá (señalando al cielo) y Dios hace justicia», afirmó.