<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Servicios de radioterapia en Venezuela están 100% inoperativos

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), José Manuel Olivares, informó en la mañana de este miércoles que el servicio de radioterapia del Hospital Domingo Luciani no presta servicio desde hace dos meses

Servicios de radioterapia en Venezuela están 100% inoperativos

Olivares comentó a los medios de comunicación presentes en el centro de salud que en Venezuela se diagnostican 50.000 pacientes oncológicos por año y que 20.000 de esos «están condenados a no tener radioterapia», de lo que responsabilizó al ministro de Salud, Luis López.

«Hoy tenemos 85% de escasez de quimioterapia (…) más de 80 pacientes se quedaron con el tratamiento interrumpido», aseveró el Presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la AN.

En el Domingo Luciani este servicio lleva dos meses dañado y antes de esto sufrió otros contratiempos, pero el más reciente se debió a que la camilla de la máquina se descalibró; sin embargo, la promesa es que dentro de seis meses podrán suministrarle su tratamiento, pero a juicio de los pacientes lo único garantizado es la muerte.

Asimismo, Olivares señaló que han registrado la muerte de más de 2.000 pacientes con cáncer porque no recibieron quimioterapia ni radioterapia en el último año.

«Hoy estamos levantando la voz por el que está luchando y para que el mundo conozca a los que se robaron el dinero del fondo Néstor Kirchner para que el gobierno se haga responsable y pongan en operatividad el 100% de los equipos de radioterapia en el país». Dicho fondo fue un acuerdo entre Venezuela y Argentina en el que la nación sureña le dio al gobierno nacional 18o millones de dólares para que fuesen empleados en materia de salud.

Los pacientes del Domingo Luciani han entregado varias cartas a la Asamblea Nacional Constituyente, a la alcaldesa del municipio Libertador, Erika Farías, al Instituto Venezolano de Seguridad Social, al Ministerio Público, entre otros entes gubernamentales , y no han recibido respuesta por parte de los mismos, señaló el diputado.

Junto al parlamentario estaba Zenaida Aponte, proveniente de Maturín, quien padece un cáncer de mama que no le pudieron curar en el estado Monagas, por lo que llegó a Caracas hace dos meses sin un lugar en el que permanecer para tratarse la enfermedad; sin embargo, sigue en lista de espera.

La mujer considera que su vida está en riesgo. «Siento mi vida en riesgo. Ese cáncer va subiendo, mientras mi mamá no para de inflamarse hasta que luego tenga metástasis», detalló.

Detrás de Zenaida hay 300 personas que esperan como ella ser atendidos. La mayoría no encuentran los medicamentos porque no se encuentran en el país y forman parte de ese 88% de desabastecimiento del que habla la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven).

Con los papeles en mano, otra paciente mostró el presupuesto requerido para cubrir los gastos, los cuales pasan del millardo de bolívares. «No tengo ni para comer, menos para ese montón de medicinas».

Según el diputado, el Domingo Luciani recibe quincenal alrededor de 30 pacientes y su destino no varía si no que se sume en el abismo de la salud.

¿Cuál es el límite de Soteldo?

En esta columna, Carlos Domingues comenta como el propio jugador ha roto paradigmas y parece estar más cerca de cruzar el charco, algo por lo que muy pocos apostaban desde su debut en Zamora