Sundde evalúa costos de más de 600 colegios privados

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) evalúa la estructura de costos de 614 colegios privados por el cobro excesivo de la matrícula escolar, informó este lunes el superintendente de este organismo, William Contreras.

Sundde evalúa costos de más de 600 colegios privados

“En seis meses hay colegios que han hecho cuatro aumentos. Ordenamos en 614 colegios la congelación de las tarifas y con una revisión coordenada con el Ministerio de Educación, de la estructura de costos”, señaló.

Indicó que aunque algunos planteles hicieron aumentos modestos, otros colegios realizaron aumentos excesivos, lo que produjo la actuación de la Sundde y la congelación de sus tarifas.

“Hay elementos de aumentos de salarios, pero eso no es una razón que por sí justifique el aumento de 1.000% y 2000%”, fustigó Contreras, al tiempo que ratificó el compromiso del Gobierno nacional por proteger los ingresos de las familias venezolanas.

Informó que también se evalúa la matrícula de universidades privadas con apoyo del Ministerio para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología.

La moda venezolana ya tiene título académico

La Universidad Católica Andrés Bello inauguró la Academia de la Moda, con respaldo de la Escuela de Comunicación Social. Tendrá diplomados, cursos y masterclasses. Así da inicio a una serie de nuevas propuestas estudiantiles diferentes

¿El "Venezuela se arregló" se siente en Petare?

Muchos hablan de una aparente mejoría económica y la frase-meme tiene a muchos rabiando y devanándose los sesos buscando explicaciones a lo que ocurre aquí. Lo mejor es salir a la calle, lejos del espejismo de Las Mercedes y los inventos de Chacao. ¿Qué dicen los pequeños comerciantes de una de las barriadas populares más grandes del país? Conversamos con siete de ellos y les preguntamos lo que ya nadie quiere oír: ¿de verdad algo se arregló?

La crítica y la burla en el fútbol

En esta entrega, Carlos Domingues analiza la responsabilidad del comunicador a la hora de hacer juicios sobre la actuación de un jugador o un club. "Ponernos límites en la burla no es censurarnos, es respetar. La crítica desmedida destruye", escribe el columnista