<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Sur10: conectados por la música

Ha pasado un año desde que Rafael Urbina y Andrés Fernández se unieron para conformar el grupo musical Sur10, y en ese breve tiempo una de sus canciones ya fue nominada para los Premios Pepsi Music 2020 y seleccionada en el Big Apple Film Festival 2019

Sur10: conectados por la música

Rafael Urbina y Andrés Fernández se conocieron de niños en la calle Sur 10 de la urbanización caraqueña Los Naranjos. Y allí consolidaron una amistad motorizada por el gran amor de ambos por la música, pero en algún momento sus caminos musicales se distanciaron: dejaron de gustarles las mismas cosas. Sin embargo, hace un año, sus carreras convergieron en un punto, brindándoles la anhelada posibilidad de finalmente trabajar juntos en un mismo proyecto. Lo llamaron, claro, Sur10 en honor al lugar donde se encontraron por primera vez.

La propuesta es un colectivo musical que une las experiencias de Urbina en el rock/pop y de Fernández en la música electrónica. La aventura en la que se embarcaron en el 2019 se basa en experimentar con géneros musicales como el rock, pop, trip-hop y electrónica. En cada canción invitan a distintos artistas a colaborar, dejando como única constante su propia participación. Hasta el momento, Sur10 ha progresado en su mayor parte desde la distancia, con Urbina en Nueva York, Estados Unidos, y Fernández en Montreal, Canadá.

A pesar de que el proyecto se encuentra en el aire desde hace apenas un año, ya ha sido reconocido por varias premiaciones a escala internacional. Su primer tema, “Nowhere to Hide”, fue nominado en la categoría Mejor Video de Música Electrónica en la octava edición de los Premios Pepsi Music. Y estará participando en el Big Apple Film Festival 2019, categoría Videos Musicales.

Aunque tienen sus propios planes paralelos, ambos se encuentran enteramente enfocados en su proyecto conjunto puesto que coinciden en que su primordial objetivo es componer música, deleitar al público y divertirse haciéndolo.

-¿Cómo surgió la idea de Sur10?

Andrés: Rafael y yo nos conocimos cuando éramos niños, en la calle que da nombre a nuestro proyecto. Con los años fuimos desarrollando interés por la música, pero nunca logramos coincidir porque los dos tocábamos la batería. El tiempo fue pasando, y cada uno desarrolló su carrera de la manera en que mejor le parecía: Rafael se fue por un estilo más pop y rock, mientras que yo preferí la electrónica.

Nuestro proyecto comenzó a tomar forma en 2015, cuando Rafael y yo nos encontramos como inmigrantes en Nueva York. Cuando empezamos a hablar, acordamos en que era un extraordinario momento para comenzar a trabajar juntos, porque nuestros roles finalmente era compatibles. Así que empezamos a explorar.

-¿Cómo es el proceso creativo de Sur10?

Andrés: Al principio, nuestro proceso creativo consistió juntamente en combinar nuestras experiencias, nuestro background, en un sonido que mezclara ambos recorridos. De esta forma, nos acercamos a un producto del cual nos sentíamos a gusto. Finalmente, en 2019, lanzamos nuestro primer sencillo: “Nowhere to Hide”.

En todo este proceso siempre es importante mencionar que Rafael y yo invitamos a otros músicos a tocar con nosotros. Si bien nosotros nos encargamos del hilo narrativo de toda esta propuesta musical, la enriquecemos con el aporte de otros artistas que por lo general residen en diferentes latitudes. En muchos casos también son venezolanos.

-¿Cómo es trabajar a distancia con otros músicos en tiempos de pandemia?

Rafael: Andrés y yo tenemos experiencia trabajando a distancia, puesto que individualmente hemos participado en grabaciones desde diferentes latitudes. Y es que actualmente no hace falta que los músicos se reúnan en un estudio para grabar. La mayoría tienen su propia manera hacerlo desde la casa, por lo que no resulta un problema. Es esta dinámica la que empleamos para producir nuestra música para Sur10, incluso desde antes de comenzar la pandemia.

Hemos trabajado con cantantes, con guitarristas, con bateristas, con bajistas, arreglistas que estaban en otras partes del mundo. En lo que nos ayudó la cuarentena fue en que todos los artistas a quienes contactamos para participar en Sur10, aceptaron porque tenían el tiempo para hacerlo. Y para Andrés y para mí fueron unos meses particularmente creativos, porque nos dieron el tiempo que necesitábamos para desarrollar las canciones que teníamos engavetadas.

-¿Cómo deciden quiénes participarán en los temas con ustedes?

Rafael: Cuando empezamos a trabajar en una canción, la llevamos hasta lo máximo que podamos y allí es cuando decidimos a quiénes buscar. Hemos trabajado con cantantes de diferentes nacionalidades, pero también con venezolanos como Dacio Medrano, quien reside actualmente en Argentina. Él es el cantante de nuestra canción “Sunsets».

Como productores, generalmente sabemos desde el comienzo lo que buscamos o, al menos, a dónde queremos llegar y quién nos lo puede otorgar. Eso es algo que siempre tenemos claro. Inicialmente escogemos acorde a nuestros amigos y conocidos, pero nunca nos cerramos a nuevas propuestas. Al final, Sur10 posee ese gen de colaboración musical, lo que lo hace estar abierto a planteamientos por parte de otros artistas.

Andrés: Solemos escoger el perfil de los músicos porque conocemos ya su sonido. La idea aquí es en realidad darles carta blanca. Les brindamos por supuesto, todo el espacio que quieran para que desarrollen y expresen su creatividad. Yo creo que ahí reside la belleza de la colaboración. Lo interesante de esto no es que te den exactamente lo que ya te imaginabas, sino que te sorprendan con algo nuevo.

-¿Hay algún tema recurrente en sus canciones?

Rafael: Ni Andrés ni yo escribimos las líricas, puesto que cuando invitamos a un cantante que es escritor, resulta extraño que nosotros le impongamos que entone una determinada canción. Y eso es parte de lo que menciona Andrés. Queremos que el proyecto sea totalmente abierto. Aunque sí es cierto que entre las tres canciones que hemos sacado hasta el momento, ha existido cierta conexión.

No sé si es el momento que se está viviendo o muchas otras cosas, pero “Nowhere to Hide” es bastante poético. Trata de que no hay lugar dónde esconderse, porque siempre va a haber alguien observándote debido a las redes sociales. Y el cantante de esta melodía compuso “Sunsets” con la misma intención y con un mensaje similar. Entonces, aunque no fue algo que planeamos Andrés y yo, fue algo que sucedió y que nos pareció bastante agradable.

-¿Qué expectativas tenían cuando formaron Sur10?

Andrés: Por mi parte, y estoy convencido de que en gran parte también es el caso de Rafael, la intención inicial es pasar un buen momento, disfrutar lo que estamos haciendo y producir algo de verdad con lo que nos sintamos a gustos.

Sí te puedo decir que nos ha sorprendido la receptividad que ha tenido el material. Estamos súper satisfechos y nos alegra, pues, ver que está sucediendo, ya que nuestro primer lanzamiento fue seleccionado para un festival de cine en Nueva York. Eso ya es una gran satisfacción, y luego llevamos ahora la noticia de los Premios Pepsi Music.

-¿Cómo ven el panorama de lo que está haciendo el talento venezolano?

Andrés: Lo primero que hicimos cuando recibimos la noticia de que estábamos nominados a los Premios Pepsi Music, fue ir a al sitio web, y nos sorprendió ver la cantidad de artistas que están produciendo música grandiosa en Venezuela. Nos dio mucha satisfacción ver lo que se está haciendo en el país.

Pero cuando uno habla de talento venezolano, siempre se pregunta qué es. ¿Es aquel que está en Venezuela, o que nació en Venezuela, o quien trabaja con gente que vive en Venezuela? Te puedo decir, como alguien que vive afuera, que hemos visto muchísima gente que se encuentra en el exterior haciendo cosas súper interesantes.

Para el futuro nosotros lo que esperamos es que las cosas sigan avanzando y que la situación del país no detendrá la música ni la creatividad. Entonces yo creo que el panorama de la música en Venezuela realmente es uno brillante, porque si hay algo que caracteriza a los venezolanos es que hay talento pa’ tirar pa’ el techo.

Rafael: Y también es cierto que muchos de los músicos que se fueron de Venezuela siguen haciendo música, y representando al país en cierta forma. La música es una expresión artística que va a perdurar por siempre. Es algo que puedes hacer en cualquier parte del mundo, y siempre va a tener esa carga de venezolanismo porque es de dónde venimos.

-¿Vendrá un disco en el futuro inmediato?

Rafael: Estamos preparando un EP para final del año. Tenemos cuatro canciones que estamos terminando en paralelo, y la idea es lanzarlas juntas como una especie de disco corto o EP. Yo creo que nuestra intención con el proyecto siempre fue hacer música que nos gustara, y creo que así comienzan la mayoría de las bandas.

Nosotros no pretendemos prenderla o sonar en la radio; eso es solo lo que esperamos sea una consecuencia del trabajo que estamos realizando. A su vez nos interesa que la gente nos conozca, nos escuchen y nos sigan en las redes sociales y en los canales de streaming para que sepan lo que estamos haciendo.