"Sweet Tooth": ¿de dónde vienen los híbridos y cuál es su relación con el virus?

La serie de Netflix plantea varias preguntas que solo se pueden responder si se acude a la fuente original: los cómics de DC. Si ya viste la primera temporada, respondemos algunas inquietudes que dan pie a la continuación del programa

"Sweet Tooth": ¿de dónde vienen los híbridos y cuál es su relación con el virus?

«Tierna». Esa es la palabra que más se utiliza para definir a «Sweet Tooth», serie que incomprensiblemente añadió «El niño ciervo» al título en el mercado latino, quitándole parte de sorpresa a la nueva gallina de los huevos dorados en Netflix. Pero a lo que vamos: ¿es buena? La respuesta es un sí rotundo, aunque su tono es muy diferente al cómic que la inspiró.

¿De qué va «Sweet Tooth»? En un mundo postapocalíptico, Gus (Christian Convery) un niño diferente al resto de la humanidad se cría, por deseo de su «padre» (Will Forte)), aislado de la sociedad. Pero las circunstancias rápidamente le obligarán a explorar el mundo y encontrar respuestas sobre su origen.

A continuación pueden ver el tráiler. Eso sí, si no sabes nada de esta serie, lo mejor es que no le des clic. Entre menos sepas, mayor es la recompensa. Ahora, si llegaste aa este artículo buscando respuestas, eres bienvenido.

¿Cómo nacieron los híbridos?

Lo primero que debes saber es que la serie de Netflix difiere de las historietas que se publicaron entre 2009 y 2013, firmadas y dibujadas por el canadiense Jeff Lemire. En el producto televisivo se explica que un virus está acabando con la humanidad, al tiempo que nacen niños híbridos (animales/humanos).

Los productores de «Sweet Tooth» se ha tomado muchas libertades y han querido darle un toque más científico a este asunto y menos mítico. Por lo tanto, hacia el final de la primera temporada, nos enteramos de que Gus es un experimento, de hecho tiene un nombre: Genetic Unit Series 1, básicamente el híbrido número 1.

Recordemos: Richard, «el padre» de Gus trabaja como conserje en el laboratorio de investigación de Fort Smith. De una extraña cita con la doctora Birdie (Amy Seimetz), luego de que los militares saquean el instituto, recibe el encargo de esconder y cuidar el «experimento». Entonces lo lleva al parque nacional de Yellowstone, donde lo cría. Este pequeño, que tiene los «superpoderes» de un ciervo (olfato desarrollado, visión nocturna), debe valerse por sí mismo posteriormente, cuando su protector muere por el virus.

Para que quede más claro: Gus fue creado a partir de microbios que se encuentran en las profundidades del hielo ártico. En el cómic, está clonado a partir del esqueleto de un híbrido de ciervo/humano que se encuentra en una caverna congelada (más abajo detallaremos esto).

Pero ojo que aquí viene lo bueno: es probable que en la segunda temporada sepamos más de los híbridos y sus orígenes y existan conexiones con la historia original de Lemire.

¿Están relacionados el virus y los híbridos?

En el cómic número 26 se revela el origen del virus. En el programa, aún no. Y esta es la historia: En 1911, un médico llamado James Thacker viaja a Alaska para rescatar al prometido de su hermana, un hombre llamado Louis Simpson, que ha estado desaparecido durante meses.

Al llegar a Alaska, descubre que el barco en el que iba Louis está desierto. En su investigación se topa con una iglesia llena de cadáveres, que parecen haber sido víctimas de un plaga. En ese contexto, encuentran, con vida, a Louis.

Louis cuenta que se enamoró de una mujer y que fue aceptado por una tribu local. Sin embargo, en una de sus expediciones, ingresó a una cueva sagrada a la que se suponía que solo debía entrar el chamán. En el interior, encontró los huesos antiguos de personas parecidas a híbridos que, según las creencias locales, eran dioses, incluido uno con cuernos. Este último sería Tekkeitsertok, el dios inuit de la caza (el programa alude a algo de esta tradición, pero parece que lo desarrollará luego).

Louis intentó arreglar el entuerto, sin embargo ya era demasiado tarde. El virus se desató y mató a todos en el área. Al enterarse de lo que sucedió, James decide matar al bebé de Louis, un niño híbrido que se parece a Gus.

Durante un siglo, esta plaga, que los lugareños dicen que es un castigo divino, de alguna manera permanece separada del resto de la humanidad. Sin embargo, todo eso cambia cuando Fort Smith (nombre de la clínica donde luego se hacen los experimentos) tropieza con la misma cueva y decide experimentar con los restos, desatando así la muerte en el mundo y el nacimiento de niños híbridos como Gus.

El hecho de que en una escena del capítulo final de la primera temporada se vea la imagen de un barco, en la pared detrás de Birdie, en la base de Alaska, ha generado mucha especulación. ¿Se tomarán en cuenta los orígenes del cómic de DC para la segunda temporada? Aún no está confirmado.

¿Cuál es la solución?

Llamado simplemente como «The Sick» por los pobladores y H5G9 por los científicos, el virus es mortal. Como apareció casi al mismo tiempo que los híbridos, muchos los consideran como parte del problema y como una especie de amenaza. Por eso los individuos y las organizaciones los cazan y los matan.

Así, el Ejército de los Últimos Hombres y la mayor parte de lo que queda de la humanidad culpan a los híbridos de propagar el virus H5G9. Aunque parece claro que los híbridos no hacen que las personas se enfermen, Birdie dijo que el virus y los híbridos son dos caras de la misma moneda, por lo que están conectados.

¿Nacieron tanto los híbridos como el virus del mismo microbio que el equipo de Birdie descubrió en Alaska? O tal vez hubo varios microbios únicos que regresaron, uno de los cuales causó la creación de híbridos, mientras que el otro causó la caída de la humanidad. No se sabe. En todo caso, la solución parece venir de Alaska y eso fue lo que nos dejó la última escena de la serie.