<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

6D en Táchira: más despliegue militar que electores

Centros electorales desolados, poca afluencia de votantes, un considerable despliegue militar, contrastado con iglesias, comercios y mercados populares repletos de personas, marcan la jornada de elecciones parlamentarias este domingo 6D en las calles de San Cristóbal, capital del fronterizo estado Táchira

6D en Táchira: más despliegue militar que electores

Con considerable presencia de militares y tanquetas en calles y avenidas de determinadas zonas de la capital del estado Táchira, fronterizo con Colombia, se dio inicio este domingo 6 de diciembre al proceso electoral convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para elegir diputados a la Asamblea Nacional venezolana.

La instalación de la mayoría de las mesas en los centros de votación de San Cristóbal, inició pasada las seis de la mañana, sin la sonora y acostumbrada diana que marcaba el comienzo de los procesos electorales por parte de los representantes del oficialismo.

En recorrido realizado por El Estímulo, en la zona metropolitana de la ciudad se pudo constatar la poca afluencia de electores a los centros de votación y quienes decidieron salir a sufragar a tempranas horas del día, coincidieron en que el proceso es rápido, sencillo y que dentro de las mesas de votación se cumplen los protocolos de bioseguridad para evitar contagios por coronavirus.

“Ni cinco minutos duré en el centro de votación. Ejercí mi voto y asistí a mi papá y el proceso fue muy rápido y fácil. No había nada de cola y fue fluido todo”, dijo Marina Vásquez a la salida de la escuela bolivariana Alianza, lugar donde fueron agredidas verbalmente por funcionarios del Plan República, tres periodistas mientras ejercían labores, entre ellas la corresponsal de este medio en la región andina.

También puedes leer: ¿Por qué no hay gente en los centros de votación? Cilia Flores tiene una sabia respuesta

La organización y el apoyo a los electores han sido otros de los elementos que marcan la jornada de elecciones parlamentarias, “hay filas por cada una de las mesas y ordenadamente uno va pasando y le explican cómo votar si uno pide asesoría”, destacó Luis Molina, elector de la escuela Nacional J.A Román Valecillos de San Cristóbal.

Audelina Niño votó en el ciclo básico Táchira y el proceso también lo describió como rápido y cumpliéndose los protocolos de bioseguridad. El uso de la tinta indeleble que usualmente marca el dedo meñique de los electores no se está usando, aseguró la tachirense que fue contactada en una feria de verduras contigua al centro de votación.

Hasta las 10 de la mañana del domingo en el liceo Simón Bolívar, uno de los centros de votación con mayores electores de la capital, habían sufragado 135 personas de un total de 2950 inscritos para votar. Mientras en la Unidad Educativa Víctor José Moreno Orozco al mediodía había sufragado 223 electores. En el colegio Cristo Rey de un universo de 2800 electores hasta mediodía ejercieron el voto 336 personas.

Ganará la conciencia

La no participación y la conciencia ciudadana es la que está ganando en el proceso de este domingo convocado por Nicolás Maduro, dijo Jesús Báez, representante del Frente Amplio en Táchira.

“A pesar de las amenazas y la obligación a votar, hoy la gente le está diciendo a Maduro y a su combo que no se van a prestar al fraude que ellos pretenden hacer porque no están dispuestos los ciudadanos a lavarle la cara a un régimen indolente que se ha caracterizado por querer arrodillas a los venezolanos”, explicó el dirigente.

El representante de la oposición señaló que en autobuses habilitados por el oficialismo estarían pretendiendo trasladar a las personas a los centros de votación, teniendo en cuenta que durante la jornada electoral el transporte público en San Cristóbal no laboró.

“Ni siquiera así logran que la gente salga porque en vehículos con capacidad para 32 puestos solo vemos que llegan a votar dos o tres personas”, agregó. La acción se repite en toda la región porque la gente no está participando y emplazó a Maduro a cumplir su promesa de entregar el poder si salía derrotado.

Mientras los centros de votación se mostraban desérticos las iglesias de San Cristóbal se mostraron abiertas y llenas de feligreses, al igual que comercios y mercados populares, lugares donde los ciudadanos manifestaron se rechazó a lo que consideran un fraude electoral.

 Zulay Maldonado, salió este domingo temprano de su casa, pero no a votar, realizó el mercado que usualmente hace cada semana en las ventas de verduras y frutas ambulantes.

“No salí a votar porque ese proceso significa avalar la dictadura. La asamblea que se va a elegir está al margen de la ley y eso no lo puedo reafirmar con mi voto y seguiré apoyando a la actual Asamblea Nacional que es la legítima. Yo voy a participar en la consulta popular que es un recurso que tenemos los venezolanos para salir de la dictadura”.

Comprar comida fue la opción determinante de los tachirenses ante la decisión de no participar en las elecciones parlamentarias, ¿la razón de no participar? “No creo en un proceso que no corresponda a la legalidad y mucho menos a la legitimidad, prefiero acudir a la construcción de la república que establece la constitución, es decir a la consulta popular”, dijo Humberto Acosta, habitante de San Cristóbal.

Dudamel: ¿quién lanza la primera piedra?

Todos conocemos ese pasaje del Nuevo Testamento. Aquí, en defensa de El Sistema, lo recuerda Carolina Jaimes Branger a propósito de la oleada de críticas en redes sociales contra el director de orquesta Gustavo Dudamel por su cercanía con los gobiernos chavistas