Temen a los brotes de sarna por tanta basura acumulada en Caracas

Los reportes de la falta de recolección de basura se multiplican en las 22 parroquias del municipio Libertador de Caracas, en donde ya los vecinos están temiendo que se vaya a producir una epidemia de escabiosis (enfermedad de la piel popularmente conocida como sarna) por la acumulación de tantos desperdicios.

Temen a los brotes de sarna por tanta basura acumulada en Caracas

Los caraqueños esperan que la recién electa alcaldesa del municipio, Erika Farías, ofrezca una pronta solución a este grave problema que no pudo ser resuelto por su antecesor, Jorge Rodríguez, actual ministro de Información.
Carlos González es habitante de la urbanización Generalísimo Francisco de Miranda, ubicada en la zona de Casalta I, en la parroquia Sucre, del municipio Libertador. La urbanización es una obra de Carlos Raúl Villanueva y fue declarada Patrimonio Cultural de Caracas. Su riqueza arquitectónica está minimizada por las montañas de basura que se observan en cada una de sus calles. Desde hace un mes la empresa Supra, encargada de la limpieza de la ciudad, no recoge la basura.
Esta situación ha generado que las moscas, animales rastreros y los malos olores invadan todo el lugar.
“Es una situación muy delicada, en la comunidad la mayoría de los vecinos son de la tercera edad y la mayoría sufren las enfermedades propias de la vejez. Muchos de ellos han comenzado a padecer problemas respiratorios y estomacales, especialmente los que viven en los apartamentos de planta baja son los más afectados por la gran cantidad de basura acumulada”, señaló González.
Los vecinos de los bloques 10, 11 y 12 de Propatria, igualmente en Catia, señalan que los montones de basura acumulada ya han tomado parte de la vialidad y del paso peatonal.
Basura en Caracas
Carlos Reina, vecino de la zona señala que “es impresionante las nubes de moscas que han multiplicado en la zona, es tanto que cuando pasan por allí las moscas atacan a las personas, como si fueran abejas, los niños los tienen que pasar corriendo cubiertos con cobijas, en los apartamentos de los pisos bajos han tenido que clausurar las ventanas para impedir la invasión de estos animales y colocar ventiladores para minimizar los malos olores”, señaló Reina.
Indican que en este sector se ha acumulado no solo la basura de los bloques señalados, sino también de los sectores Morochito Rodríguez, primera loma de Propatria y Mario Briceño Iragorry, entre otros.
“Algunos vecinos cansados de la acumulación de tanta basura decidieron quemar los desperdicios, y la situación fue peor pues, una enorme nube negra y mal oliente se formó en la comunidad y una gran cantidad de ratas salieron corriendo entre los desperdicios”, dijo Luis Esparragoza, otro de los vecinos.
La misma queja la tienen los vecinos de las parroquias San José, La Pastora y 23 de Enero, quienes señalan que además de falta de recolección de basura, también les han suspendido el servicio de agua potable y tienen constantes interrupciones del servicio eléctrico.
Alfredo Canchica, es integrante del Colectivo tres Raíces, que hace vida en el 23 de Enero, exigió a las autoridades competentes una pronta respuesta para la recolección de la basura “pero también consideramos que los responsables que Caracas, sea un gran basurero deben ser destituidos de sus cargos, a la vez que se debe implementar un operativo especial para recoger tanto desperdicios”.
En cada una de las comunidades, los afectados señalan que ya se han reportado casos de salpullido y erupciones en la piel “en mi comunidad ya se han reportado varios casos de personas que señalan tener una extraña picazón en todo el cuerpo, tenemos el temor que se vaya a presentar una epidemia de sarna, por la insalubridad”, dijo Carlos Reina, vecino de Propatria y cuya preocupación es similar entre los demás afectados.
No hay equipos para tanta basura
 
En conversaciones con algunos obreros de la empresa Supra, que intentaban recoger de forma rudimentaria, una gran montaña de basura en la parroquia San juan, con escobas dañadas y sábanas, nos señalaron que el gran problema es la falta de camiones que se encuentran parados, por falta de repuestos, entre ellos cauchos y baterías.
“Tampoco hay contenedores y la gente tiene que colocar la basura en el piso y la verdad pensamos que la situación se tornará más difícil en los próximos días, en donde se espera un aumento de los desperdicios por las festividades navideñas”, señaló uno de los obreros que pidió mantener su nombre en el anonimato.
Basura3]]>