Tokio 2020: nadando en dinero, deportes ricos y deportes pobres

Tokio 2020 nos recuerda que los Juegos Olímpicos son también una gran vitrina para los negocios publicitarios y el patrocinio de grandes marcas a atletas y selecciones de élite. Pero hay deportes ricos y deportes pobres, donde muchas personas tienen que arreglárselas hasta con rifas para luchar por el podio.

Tokio 2020: nadando en dinero, deportes ricos y deportes pobres

Por fin Tokio 2020 arrancó con todos sus deportes y ahora en las redes todos saben de Katie Ledecky, la nadadora estadounidense. También hemos visto a la española de 17 años Adriana Cerezo que ganó la medalla de plata en taekwondo (en su categoría, claro).

Y nos surgió una pregunta: ¿De qué vive esta gente si tiene que entrenar tanto?

Hay un nivel en donde el deporte deja de ser un juego.

Existen diferencias gigantescas entre cada uno de los deportes en función de su vistosidad, aunque eso depende de los intereses de cada sociedad. Basta que los atletas de tu país se clasifiquen a los Juegos Olímpicos para que te interesen las competiciones en donde estarán participando.

En EE.UU, por ejemplo, el tenis de mesa no es tan seguido porque no conocen ninguna estrella nacional. Cosa distinta en Suecia o China.

¿Qué consecuencias genera lo anterior? Pues que se crean mercados en torno a esas disciplinas deportivas que son explotados por empresas privadas y hasta algunas públicas para posicionar los productos que los atletas usan durante la competencia. No creas que te enteraste de Ledecky, o de Michael Phelps en el pasado, por casualidad.

No todos los deportes generan mercados masivos.

Existen deportes que son una mina de oro para las empresas porque en sus entornos son muy practicados, el perfecto ejemplo para establecer diferencias son la Natación y el Remo en EE.UU.

La natación es fuertemente apoyada por empresas debido al enorme mercado que hay:

Más de 27 millones de estadounidenses practican natación para estar en forma.

400.000 personas la practican de forma competitiva en EE.UU.

Unos 90 millones de estadounidense nadan en ríos, playas y piscinas, necesitan vestirse acorde a la ocasión.

El mercado global de traje de baños es de US$18.000 millones al año.

Este es el porqué los atletas de élite que la practican son auténticas maravillas para las empresas que venden artículos para nadar. Éstas ofrecen excelentes contratos de patrocinio para que ellos usen y promocionen sus productos. Ryan Lochte, el que se atrevió a derrotar a Michael Phelps (antes del record) en una modalidad de nado en Londres2012, ganaba US$2,3 millones al año sólo por ese concepto.

¿Son millonarios los nadadores olímpicos de EE.UU?

Muchos de ellos sí.

Sólo el pertenecer al Team USA les garantiza muchísima exposición mediática.

Katie Ledecky firmó un contrato por 6 años con la firma de traje de baños TYR, el cual le va a reportar US$7 millones. Sólo usan TYR quienes quieren competir de verdad.

Si bien Lochte hoy también es ficha de TYR (en la imagen superior está al lado de Ledecky). Según FORTUNE Magazine, las marcas que apoyaban a Lochte en el lejano 2012 eran de la talla de Speedo (US$500.000+bono por medalla), Gatorade (US$500.000+bono por medalla), Gillete (US$300.000), Nissan (US$300.000+ vehículo), AT&T (US$250.000) y Lochte tenía otros ingresos que le hacían llegar a la mencionada cifra (hasta Ralph Lauren le contrató).

Aquí un detalle biográfico de quién es Ryan Lochte.

Otras realidades

Por otro lado se encuentran deportes como el Remo. Los atletas de élite de EE.UU. que participan en las Olimpiadas de 2021 no gozan de grandes patrocinios y deben procurarse los recursos para llegar a la magna cita. EE.UU es uno de los pocos países en donde su gobierno NO destina un sólo dólar para apoyar a los atletas olímpicos, si usted es bueno y quiere ir a competir, su federación y usted mismo se procuran su dinero acudiendo a la empresa privada, haciendo eventos y a donaciones personales. Entérense.

El Comité Olímpico Estadounidense (USOC), levanta fondos por diversas vías y apoya a la Federación de Remo de EE.UU. (US Rowing) con una contribución insuficiente, ya que los fondos levantados son repartidos equitativamente entre todas las disciplinas olímpicas, lo cual deja a las menos atractivas a la intemperie y a las grandes les da un apoyo que bien no requieren para sostenerse. El reto es que el dinero faltante sea conseguido por cada federación con ingenio y talento. Así lo hacen y vaya éxito en cada uno de los deportes.

Los números del remo distan mucho de los que la natación ofrece:

Casi 12 millones de remadores en EE.UU, mientras  son 90 millones de personas usando traje de baños y el 38% de ellos compra uno nuevo al año.

El mercado de artículos para remo es de US$135 millones.

Rifas, torneos benéficos, lo que sea…

Estos atletas deben trabajar como cualquier mortal para vivir la vida y si quieren ir a las Olimpiadas deben realizar maromas para conseguir los fondos que faltan. Es muy común arreglar eventos para levantar dinero.

Aquí podrás verificar el tipo de eventos para levantar fondos de la US Rowing.

Mientras que Ryan Lochte ganaba US$200.000 al mes, una chica del equipo de remo sólo podía aspirar a US$400-1.000 mensuales como estipendio garantizado por la Federación (US Rowing). Del remo no van a vivir porque no es un deporte de masas. Pese a todo, siempre están en la pelea y en Río2016 se llevaron dos medallas.

La próxima vez que veas una competencia olímpica le verás con otros ojos.

Fuente: No Son Juegos (Especial para El Estímulo).

Uzcátegui: "Todo el mundo en la MUD sabe que yo gané esas encuestas"

La disputa por la candidatura a la gobernación de Miranda luce cada vez más frontal y la Mesa de la Unidad se toma su tiempo para zanjar el asunto. David Uzcátegui señala a Carlos Ocariz de mentir sobre las encuestas y ha insistido en medirse en unas primarias. Tampoco está claro el panorama con los alcaldes mirandinos, aunque el aspirante de Fuerza Vecinal confía en que se respeten los liderazgos porque de lo contrario el chavismo se impondrá nuevamente

Michel Cofrades, el valor de abandonar el profesionalismo a tiempo

Michel Cofrades trabaja en un equipo de la Cuarta División de la estructura liguera de la USSoccer, el Miami Sun. Su sueño pasó de estar en el campo como jugador, a ser el mejor entrenador de guardametas posible: “Mi carrera realmente no era deslumbrante como arquero, así que pude retirarme y dedicarme a la formación que es algo que me apasiona y sigo ligado al fútbol"