Toyota presentó el bZ4X, un SUV totalmente eléctrico

La compañía japonesa anunció en Shanghái una nueva familia de vehículos eléctricos de batería —battery electric vehicles (BEV)— que, bajo el nombre Toyota bZ — ‘beyond Zero’ o más allá de cero— subraya el compromiso con la neutralidad de carbono

Toyota presentó el bZ4X, un SUV totalmente eléctrico

Toyota presentó este 19 de abril en el Salón del Automóvil de Shanghái, su prototipo bZ4X, el primero de una serie de vehículos eléctricos de batería —battery electric vehicles (BEV)—, sin emisiones.

“El prototipo Toyota bZ4X, un todoterreno de tamaño medio y tracción total, es una parte esencial de la transición de Toyota de simple fabricante de automóviles a compañía dedicada a ofrecer una movilidad mejor para todo el mundo”, refirió la empresa a través de una nota de prensa.

Las siglas ‘bZ’ hacen referencia a ‘beyond Zero’ —más allá de cero— y reafirman el compromiso de Toyota, no solo en reducir a cero las emisiones de carbono, sino también de conseguir más beneficios para el medio ambiente, las personas y la sociedad en su conjunto. El ‘4’ se refiere a un vehículo de tamaño medio y la ‘X’ destaca que se trata de un SUV.

El nuevo prototipo Toyota bZ4X ha sido desarrollado por Toyota Motor Corporation (TMC) en colaboración con Subaru Corporation, aprovechando las habilidades especializadas y la experiencia de ambas compañías. Se espera que las ventas de la versión de producción comiencen hacia mediados de 2022.

Koji Toyoshima, Ingeniero Jefe del proyecto, explicó: “El cliente a quien nos dirigimos es alguien para quien el tiempo dedicado a la familia y los amigos es muy importante. Cuando quiera disfrutar de momentos así, el prototipo Toyota bZ4X puede servirle de centro neurálgico”.

Espacioso y conectado

El frontal del vehículo abandona la tradicional parrilla y, en su lugar, cuenta con una serie de sensores, luces y elementos aerodinámicos en una inconfundible forma de martillo.

El prototipo Toyota bZ4X se ha fabricado sobre la nueva plataforma modular e-TNGA, desarrollada especialmente para vehículos eléctricos. La gran distancia entre ejes y los voladizos cortos ayudan a crear un habitáculo notablemente amplio. De hecho, el espacio para las piernas en las plazas posteriores es considerable.

La parte delantera del habitáculo se ha diseñado en torno a un ‘módulo de conducción’ que proporciona al conductor la sensación de estar conectado directamente a la carretera y a la información más relevante. El cuadro de instrumentos, colocado más abajo, abre la visibilidad panorámica y enfatiza la sensación de espacio.

Los controles están agrupados en torno a la consola central, diseñada para un reconocimiento y una manipulación sencilla y rápida. El cuadro de instrumentos digital se encuentra sobre el volante, de modo que apenas hay que mover los ojos para consultar la información.

Con carga solar

Según la compañía, la unidad de propulsión eléctrica —motor, unidad de control y sistema de gestión de la batería— proporciona una eficiencia líder en la categoría y una autonomía muy competitiva.

El perfil medioambiental del vehículo se refuerza gracias a un sistema de carga solar a bordo, que amplía la distancia que se puede recorrer.

El sistema de tracción total, que cuenta con motores eléctricos en los ejes delantero y trasero, se ha desarrollado en colaboración con Subaru.

El prototipo Toyota bZ4X es el primer modelo en emplear la nueva nomenclatura bZ —beyond Zero, o más allá de cero—. De ahora a 2025, Toyota se propone lanzar 15 vehículos eléctricos de batería, incluidos siete modelos Toyota bZ.