Trabajadores de la salud en Táchira se niegan a abandonar la calle

El gremio médico del estado Táchira, acompañado de representantes del movimiento estudiantil, gremios de profesionales, sociedad civil organizada y partidos políticos, tomó nuevamente las inmediaciones del Hospital Central de San Cristóbal de forma pacífica para exigir al Gobierno nacional, no solo mejoras salariales, también el respeto a la vida de los venezolanos y mejores condiciones hospitalarias, situación no se ha resuelto luego de las medidas económicas implementadas

Trabajadores de la salud en Táchira se niegan a abandonar la calle

Previo al recorrido que los llevó a las puertas del Hospital Central de San Cristóbal, los trabajadores de la salud, leyeron un pliego de observaciones y peticiones -firmado por el comité del conflicto- en el cual destacaron la situación crítica que vive la salud pública en Venezuela, tal como lo demuestran los indicadores básicos publicados por la Organización Americana de la Salud, (OPS).
El aumento de la mortalidad materna, infantil y neonatal, además de la incidencia de enfermedades endémicas y crónicas debido a la falta de disponibilidad, acceso y cobertura en lo que a servicios médicos y medicamentos se refiere, han sido reconocidos en el mundo como parte de la crisis de salud que viven los venezolanos, aunque  la misma es negada por la actual administración, reza el documento suscrito por el comité de conflicto.
La infraestructura hospitalaria en franco deterioro, fallas en la alimentación de los pacientes, además de los continuos cortes eléctricos y el suministro de agua potable, agravan la situación, señala el documento en el que también exigen el aumento de 10 salarios mínimos actuales como sueldo base para el gremio de la salud.
 
Una vez leído el documento y luego de más de 60 días en protestas continuas en todo el país, reanudaron las acciones de calle en medio de una caminata que salió del Colegio de Médicos, con asistencia de trabajadores pertenecientes a distintas instituciones de salud del Estado, Ministerio de Salud, Seguro Social, Instituto de Previsión y Asistencia del Ministerio de Educación (Ipasme), entre otros con llegada a las puertas del hospital central de San Cristóbal.
Con pancartas gigantes, los trabajadores de la salud, gremios, estudiantes, políticos y sociedad civil, solicitaban la apertura del canal humanitario y medicinas para el pueblo.
Por parte del Movimiento Estudiantil que agrupa las casas de estudios superiores de la región, Heyner Guerrero, representante del movimiento Fuerza Universitaria de la Universidad Católica del Táchira, precisó que el apoyo al intergremial de la salud se debe a algo muy simple:”¿”que somos nosotros sin la salud”, en algún momento se va a necesitar la asistencia médica y cumplir un tratamiento.
La unión, señaló el vocero de los estudiantes se debe dar desde cualquier gremio que no solo luche por reivindicaciones sociales, sino por el bienestar de todos los venezolanos, agregó.
“La lucha debe ser unidos con un solo objetivo: lograra la liberación de nuestro país para tener mejor calidad de vida y no tengamos que despedir más venezolanos que optan pos salir del país ante la crisis que se atraviesa. La lucha es en la calle unidos porque este gobierno no podrá contra quienes queremos la libertad y el bienestar del país”.
 

El miedo es cómplice

Por su parte, el médico Omar Vergel, integrante del comando intersindical de la salud en la región, reflexionó sobre los avances a más de 60 días en la calle y afirmó que “el miedo y el silencio nos convierten en cómplices”.
El medicó tachirense preguntó si con las nuevas medidas económicas adoptadas por el presidente Maduro, los hospitales del Táchira y Venezuela, amanecieron el pasado lunes dotas de medicamentos e insumos, si ya amanecieron con las infraestructuras reparadas, si los servicios públicos ya funcionan, “al menos en el Táchira cada día se va la luz más de cuatro veces y para variar también estamos sin agua en las instalaciones de salud…no se resuelve nada porque los venezolanos seguimos en la misma crisis, seguimos padeciendo el caos y el genocidio en el que está Venezuela”, dijo.
El médico traumatólogo del Hospital Central de San Cristóbal, José Luis Mateo, añadió que el guión que pretende aplicar el gobierno venezolano es una dinámica más de las que ya ha vivido el gobierno cubano y que no ha surtido ningún efecto positivo.
“Nos quieren tratar como a los cubano. Es una copia. Dicen que Maduro tiene un plan virtuoso para la crisis pero es el mismo que les aplicaron a los cubanos, En Cuba quien puede comprar las medicinas son solo los que tienen el carnet de la patria. Aquí según ellos el que tenga el carnet de la patria y esté inscrito en el PSUV, pueden comer a través de la bolsa Clap, tiene acceso a medicinas. Pero nosotros no somos eso, no somos del carnet de la patria, ni del PSUV, nosotros si queremos a este país y tenemos dignidad”, vociferaba el galeno a las afueras del primer centro de salud de la región.]]>