<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Transportistas de carga no pueden cubrir sus gastos

El transporte de cargas es vital para la economía venezolana porque constituye el método principal de movilización de materiales, mercancías y productos en el país. Casi 55% de las gandolas con que cuenta la Cámara de Transporte del Centro (Catracentro) están paralizadas por falta de repuestos. Más de 2500 dólares son necesarios para mover las unidades.

Transportistas de carga no pueden cubrir sus gastos

Los transportistas de carga deben presupuestar entre 2000 a 3000 dólares al mes para cubrir los costos del mantenimiento de cada unidad.

Refieren que este año ha sido uno difícil para su trabajo. Las cifras reflejan, en buena medida, estas adversidades.

Hablan los agremiados

Jonathan Durvelle, presidente saliente de la Cámara de Transporte del Centro (Catracentro) mostró un balance del sector junto a Fouad Abijamab, nuevo presidente del ente.

Dijo que, según el último censo nacional del área, hay 800.000 unidades de carga en el país de las cuales 55%, aproximadamente, están accidentadas por falta de repuestos.

“Nosotros como Catracentro tenemos 150 afiliados que suman cerca de 4000 unidades de carga que se dividen en vehículos pesados, extrapesados, medianos y livianos”, explicó.

Indicó que un neumático cuesta 250 dólares y que un vehículo de carga pesada, conocido como gandola, requiere de 20 cauchos. La inversión, que supera los 5000 dólares, la hacen cada 80.000 kilómetros.

“En un país en donde el 99% de lo que se produce y consume se transporta por vía terrestre, por medio del transporte de carga, miren lo difícil que se torna la situación para nosotros como empresarios que debemos continuar con nuestra labor”, dijo Durvelle.

“Tenemos una responsabilidad con el país de movilizar la carga a nivel nacional y lo vamos a seguir haciendo con las herramientas que tengamos”, señaló.

En medio de la crisis no sólo se han detenido más gandolas, camiones u otros transportes, sino que además soportan los efectos que produce la disminución de las importaciones al país.

Durvelle refirió que según los datos de Fedecámaras o las Cámaras de Comercio de Puerto Cabello y Valencia, la actividad productiva en el país y el arribo de las importaciones han decrecido de manera significativa,  en cifras que rondan el 80%.

“Tenemos el gran problema de trabajadores que están quedando momentáneamente en la calle”, precisó.

Los peajes se suman a las cuentas

Consultado sobre el aumento de las tarifas de los pejaes en el estado Carabobo, que entró en vigencia el martes 3 de diciembre, Durvelle dijo que aún no pueden hacer un balance del impacto que tendrá.

“Estamos convencidos de que para que los servicios funcionen deben tener un costo y estar ajustados a la realidad”.

También señaló que recibieron la notificación de los peajes en el estado Portuguesa, donde aseguró que no se observan mejoras en la vialidad ni en la seguridad en carreteras.

En ese sentido, Fouad Abijamab, nuevo presidente de Catracentro, indicó que no se oponen al pago de aumentos en peajes, siempre que vean las mejoras en las vías y en la seguridad para que las unidades y conductores puedan movilizarse.

Crear nuevos lazos que impulsen el transporte

Abijamab explicó que desde Catracentro buscan alianzas para que las empresas de transporte puedan hallar repuestos a mejores precios.

“Esta es una cámara que representa a un fuerte gremio como lo es el transporte de carga a nivel nacional”, dijo Abijamab.

Indicó que están dispuestos a reunirse «con quien sea necesario» para mantener en pie este golpeado sector laboral.

Catracentro agrupa a empresas mayoritariamente asentadas en Carabobo, pero también algunas están ubicadas en estados como Aragua y Lara.

Enorme explosión estremeció a todo Beirut

Una explosión en Beirut sacudió a toda la ciudad. Se inició con un incendio en unos silos de trigo cercanos. Hay varias versiones sobre qué fue lo que estalló. Algunos dicen que era un almacén de explosivos, algunos que guardaba armas y otros que contenía fuegos artificiales

Paciencia, que hay mucho por hacer

El analista Ramon Guillermo Aveledo invita en este escrito a conjurar los demonios del odio y el miedo, que socavan la grandeza de espíritu, para emprender, entre todos, la reconstrucción de Venezuela sobre la base de un nuevo diseño institucional, económico, social y político