<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Tratamiento con el antiviral Remdesivir empezará esta semana en EE UU

El laboratorio que desarrolló el medicamento evalúa la posibilidad de instrumentar formas de administración subcutánea o inhalada del fármaco, para que su uso no se limite exclusivamente a los pacientes más graves y hospitalizados

Tratamiento con el antiviral Remdesivir empezará esta semana en EE UU

El medicamento antiviral Remdesivir, que se administra por vía intravenosa, estará disponible para algunos de los pacientes más graves de la Covid-19 en EE UU. Esto ocurrirá esta semana, después de que la Casa Blanca diera luz verde a ese tratamiento por la vía rápida.

«Pretendemos que llegue a los pacientes a principios de esta semana. (Estamos) empezando a trabajar con el Gobierno, que determinará qué ciudades son más vulnerables y dónde están quienes necesitan este medicamento», dijo Daniel O’Day, el consejero delegado de Gilead, farmacéutica con la patente del Remdesivir.

O’Day explicó que su compañía donó al Gobierno estadounidense «todo su suministro» del medicamento, unos 1,5 millones de viales (frascos). Sin embargo, el objetivo de la empresa es que el Remdesivir llegue a pacientes de coronavirus de todos los países que aprueben el tratamiento.

«Hemos acordado con el Gobierno estadounidense poder servir tanto a los pacientes aquí, pero también asegurarnos, como empresa global con sede estadounidense, que podemos servir también a otros países del mundo», apuntó O’Day en una entrevista con la cadena CBS News.

Autorización de emergencia

Este viernes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una «autorización de emergencia» para tratar con Remdesivir a los pacientes más graves de Covid-19. Esto ocurrirá a pesar de que hay estudios que apuntan que su eficacia no está clara.

El Remdesivir es una terapia experimental que empezó a desarrollarse en 2009. Se probó con pacientes del ébola a mediados de la década pasada. Sin embargo, se autorizó para el coronavirus SARS-CoV-2 porque un reciente ensayo clínico mostró que ese fármaco acorta el tiempo de recuperación en algunos pacientes.

El antiviral podrá ser inyectado a los pacientes con la Covid-19 que estén ingresados en hospitales en estado grave. Esto es algo que la FDA define como la necesidad de asistencia para respirar.

Los 1,5 millones de viales donados por Gilead pueden bastar para «100.000 o 200.000 tratamientos, dependiendo» de si el fármaco se administra «durante cinco días o diez días», apuntó O’Day.

También fuera de EE UU

El representante de Gilead subrayó que parte de esos 1,5 millones de viales todavía podrán ser «exportados» a otros países. La posibilidad de destinar al exterior parte de los tratamientos donados forma parte de su acuerdo con la Casa Blanca.

En EE UU, será el Gobierno de Donald Trump el que «determine, basándose en cosas como las camas en unidades de cuidados intensivos, en qué punto está la epidemia» en cada lugar.

«Empezarán a enviar decenas de miles de tratamientos a principios de esta semana. Eso lo iremos ajustando a medida que cambie y evolucione la epidemia en distintas ciudades de EE UU», señaló.

Además, explicó que su compañía considera la posibilidad de desarrollar formas de administración subcutánea o inhalada del Remdesivir, para que su uso no se limite exclusivamente a los pacientes más graves y hospitalizados.

«Estamos estudiando fórmulas como las subcutáneas que puedan administrarse fuera del hospital, y posiblemente una inhalada. Este medicamento no es susceptible para una administración oral por la forma en que se metaboliza, pero estamos examinando (…) cómo ayudar a los pacientes en fases más tempranas», indicó O’ Day.