<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Trinidad y Tobago detiene otro grupo de venezolanos y lo deportará

De acuerdo con el medio local Daily Express, dos hombres, dos mujeres y tres niños fueron detenidos. Provenían de Tucupita. Una vez que superen el proceso de cuarentena, para prevenir cualquier riesgo por el nuevo coronavirus, deberán regresar a Venezuela

Trinidad y Tobago detiene otro grupo de venezolanos y lo deportará

Dos hombres, dos mujeres y tres niños fueron detenidos en Trinidad y Tobago el domingo 22 de noviembre y serán repatriados una vez que superen la cuarentena que establece el gobierno local por la COVID-19, informó el medio local Daily Express.

El grupo fue descubierto por la policía que patrullaba por Pluck Road, Woodland, alrededor de las 12:50 p.m. de la tarde del domingo. Los oficiales, al llegar al puente Godineau, observaron a varias personas que desembarcaban de una piragua. Tras detectar a los representantes de la ley, «el barco se precipitó hacia el mar dejando atrás a los venezolanos», dice la nota del medio.

Los venezolanos, de acuerdo con las autoridades, provenían de Tucupita (estado Delta Amacuro). Fueron llevados al Centro de Salud de Siparia, donde fueron examinados médicamente y se les realizó un hisopado para detectar COVID-19. Permanecerán en cuarentena mientras inmigración inicia el proceso para la repatriación.

Esta detención se realiza en medio de una denuncia de David Smolansky, exalcalde de oposición y comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos. Según el venezolano, el gobierno de Trinidad y Tobago deportó, en bote y sin sus padres, a 16 niños venezolanos, incluido uno de 4 meses.

 

Tres obispos venezolanos murieron por coronavirus

Al menos 19 sacerdotes y religiosas han muerto por la pandemia. Y de ellos tres son obispos: primero fue Castor Oswaldo Azuaje, de Trujillo. En los últimos siete días murieron, también, el obispo emérito de Barcelona, César Ramón Ortega Herrera y Tulio Manuel Chirivella, obispo emérito de Barquisimeto