<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Trinidad y Tobago encarcela otros 17 migrantes venezolanos y arrecia persecución

El grupo fue arrestado el 21 de marzo por agentes de la División Sudoeste de la Policía de Trinidad y Tobago. Son cinco hombres, cuatro mujeres y dos bebés. Todos fueron arrestados después de que no pudieron proporcionar evidencia de que habían ingresado legalmente en el país insular.

Trinidad y Tobago encarcela otros 17 migrantes venezolanos y arrecia persecución

Un tribunal local condenó a 17  venezolanos a penas de cárcel por entrar ilegalmente en territorio de Trinidad y Tobago, acusados de violar la Ley de inmigración y el reglamento de salud pública.

Los diecisiete venezolanos recibieron penas que van desde 14 días hasta seis semanas de prisión, según informó la Policía de Trinidad y Tobago en un comunicado.

Los guías del grupo, identificados como Eliomar Daniel Malalu Sotollio y Johanson José Jaimez Carpios, fueron acusados adicionalmente por ayudar e incitar a los demás a entrar ilegalmente y por conducir un vehículo de motor sin el permiso correspondiente.

El grupo fue arrestado el 21 de marzo por agentes de la División Sudoeste de la Policía de Trinidad y Tobago, y la Patrulla de Respuesta a Emergencias (ERP, en inglés).

Ese día, los agentes patrullaban la localidad de Siparia, al sur de la isla de Trinidad.

Durante la patrulla detuvieron un automóvil modelo Toyota Corolla verde conducido por Sotollio y un Nissan Tiida con Carpios al volante.

Hombres, mujeres y niños

Había cinco hombres, cuatro mujeres y dos bebés entre los dos vehículos. La policía los arrestó cuando no pudieron proporcionar evidencia de que habían ingresado legalmente en el país.

Con base en la información recibida, los agentes se dirigieron por la carretera número 1 de Siparia. Allí encontraron al resto de venezolanos, quienes tampoco pudieron aportar pruebas de su entrada legal al país y quedaron detenidos.

Por otro lado, el Ministerio de Seguridad Nacional confirmó hoy que ciento setenta y ocho ciudadanos venezolanos fueron repatriados a su país el viernes por la noche.

La operación estuvo a cargo de la División de Inmigración, la Guardia Costera de Trinidad y Tobago, en colaboración con las autoridades de Venezuela.

Deportados 178 en los últimos días

Los 178 venezolanos, incluidos varios niños, partieron de un barco desde el puerto de Chaguaramas, con el consentimiento de las autoridades venezolanas.

El 27 de febrero, un vuelo de repatriación de Piarco a Caracas, organizado por el Gobierno venezolano, llevó de vuelta a su casa a otras 96 personas de ese país.

El deterioro de la situación en Venezuela ha hecho que cada vez más personas de ese país busquen en Trinidad y Tobago una salida a sus problemas, una tendencia seguida por miles de personas.

El Gobierno de Trinidad y Tobago concedió a finales de marzo 6 días hábiles adicionales a los venezolanos que viven las islas que no habían conseguido sus permisos de residencia. Quienes no concluyeran el proceso iban a ser deportados.

Migrantes bajo presión

El proceso inicialmente estaba establecido para el período del 8 al 26 de marzo y solo se aplicó a los venezolanos con ya tarjetas de registro.

Varias organizaciones locales ayudaron a los venezolanos a organizar sus documentos, especialmente después de los primeros días en los que se quejaron del complejo formulario de solicitud y el temor a las deportaciones.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) se sumó a las ayudas a los inmigrantes venezolanos con dificultades en el proceso.

El asunto de los venezolanos en Trinidad y Tobago alcanzó especial notoriedad con la muerte de unos 30 venezolanos en un naufragio cuando trataban de arribar a las costas trinitarias en diciembre pasado.

Estrellas del fútbol rechazan el proyecto de la Superliga

Gary Neville, Luis Figo, Ander Herrera y Lukas Podolski se cuentan entre los nombres del fútbol que han expresado duras críticas a la Superliga europea. "El placer de los grandes partidos es que los jugamos una o dos veces al año, no todas las semanas", dijo Mesut Özil

Lenguaje, progresismo y estupidez

El habla es uno de los más crueles delatores de la estupidez y es claro que para alejarnos de su ácido autodestructor debemos cumplir con el trámite de pensar muy bien lo que vamos a decir.