<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Abogada en Trinidad y Tobago: "Esto es una violación de todas nuestras obligaciones a nivel internacional"

"Al final del día, cuando se trata de niños, hay circunstancias especiales que la ley reconoce y la mayoría de los padres de estos niños están aquí en Trinidad", explicó la experta en leyes, que intentó hasta último momento frenar la deportación de los menores de edad y mujeres venezolanas

Abogada en Trinidad y Tobago: "Esto es una violación de todas nuestras obligaciones a nivel internacional"

Una abogada en Trinidad y Tobago, que hasta último momento intentó que el grupo de venezolanos no fuera deportado, aseguró que la medida «fue una violación de todas nuestras obligaciones a nivel internacional» y pidió una «investigación a gran escala» sobre las circunstancias en las que 16 menores de edad y las nueve mujeres fueron deportados horas antes de su audiencia de hábeas corpus.

De acuerdo con el medio The Guardian, Nafeesa Mohammed expresó su preocupación por el bienestar de los deportados, especialmente los niños cuyas edades oscilan entre los cuatro meses y los 14 años. Dijo que la acción tomada por las autoridades violaba todos los principios internacionales y mostraban una falta de respeto por el sistema judicial.

En un video publicado en la cuenta de Twitter de David Smolansky, comisionado de la Secretaría General de la OEA, familiares de los deportados manifestaron su preocupación por la salud de sus allegados y afirmaron que hasta el momento se desconoce el paradero de los venezolanos

«Al final del día, cuando se trata de niños, hay circunstancias especiales que la ley reconoce y la mayoría de los padres de estos niños están aquí en Trinidad. Esto requería un enfoque humanitario y de derechos humanos, no un enfoque de aplicación de la ley ”, aseguró la abogada.

De hecho, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se manifestó en las redes sociales y recordó que el gobierno de Trinidad y Tobago debe «garantizar el ingreso al territorio de personas venezolanas que buscan protección internacional por razones humanitarias urgentes, así como a respetar el principio de no devolución».

También puedes leer: Trinidad y Tobago detiene otro grupo de venezolanos y lo deportará

Documentos que no fueron tomados en cuenta

En la nota del medio local, firmada por la periodista Sascha Wilson, se explica que que algunas de las madres de los niños fueron deportadas mientras que los padres residían legalmente en Trinidad.

Mohammed aseveró que los venezolanos fueron arrestados en el área de Chatham el martes 17 de noviembre y fueron llevados a la comisaría de Erin. Afirmó que los mantuvieron en una celda donde al menos uno de los niños se enfermó.

La abogada también aseguró que que el viernes 20 de noviembre le escribió al Director de Inmigración pidiendo un diálogo sobre la situación de las mujeres y los niños. Más tarde ese mismo día, se reunieron todas las pruebas documentales que mostraban los lazos familiares, los certificados de nacimiento de los niños y otros documentos relevantes y se los presentaron a la División de Inmigración de Puerto España. Sin embargo, los funcionarios de inmigración se negaron a aceptar tales documentos.

Mohammed dijo que cuando se enteró de que las mujeres y los niños iban a ser trasladados a la comisaría de Cedros el sábado, presentó un recurso de hábeas corpus en el Tribunal Superior. El asunto estaba programado para las 2 de la tarde de ayer del domingo 22 de noviembre. La experta en leyes envió correos electrónicos y mensajes de WhatsApp informando a los diversos jefes de las fuerzas del orden público sobre el asunto, pero se enteró de que las mujeres y los niños estaban siendo deportados del embarcadero de Cedros donde se encuentra la base de la Guardia Costera.

El tribunal fue informado de inmediato y la audiencia se adelantó a las 12.30 horas. “Antes de que llegara ese momento recibí fotos de dos piraguas que se llevaban a esos niños y mujeres de Trinidad. Eso fue en algún momento después de las 11 a.m.», dijo Mohammed. Acotó que le dijeron que la Guardia Costera escoltó los botes hasta cierto punto y luego regresó a Trinidad.

“Es realmente sorprendente saber que tales acciones serían tomadas por personas que representan al estado. Esto es una violación de todas nuestras obligaciones a nivel internacional y, por supuesto, a nivel local porque el hecho es que sabían que los procedimientos judiciales habían comenzado y, en lugar de respetar al tribunal, de hecho, este recurso de hábeas corpus se emitió de inmediato, se los llevaron en un bote», argumentó la leguleya.

Si bien al momento se desconoce el paradero de todo el grupo, Mohammed dijo que existía información no confirmada de que fueron llevados a una isla abandonada llamada La Barra (Delta Amacuro).

Omar González Moreno, quien en su perfil de Twitter se define como miembro de la Dirección Nacional del partido Vente Venezuela, también se hizo eco sobre la llegada del grupo de venezolanos a La Barra. Sin embargo, la foto usada es de Uganda, no de la zona donde estarían los niños y mujeres. Las informaciones sobre la llegada de los niños a territorio venezolano son contradictorias: desde Trinidad, dos fuentes ligadas a la defensa de derechos humanos, afirmaron a El Estímulo que al menos hasta las 10 de la noche de este lunes no podían confirmar tal cosa.

El padre de uno de los niños que vive en Trinidad y Tobago, le dijo a la AFP que desde hace dos años reside allí y que enviaba dinero a Venezuela para ayudar a su esposa a cuidar a sus cuatro hijos. «Cada día es más crítico y difícil para ellos sobrevivir, así que le dije a mi esposa que viniera aquí con nuestra hija mayor», explicó.

Los “underdog”

No existe una palabra específica en español que sea equivalente al "underdog", salvo frases como "el que se espera que pierda". También se usa en lenguaje empresarial para referirse a las personas desmotivadas. Para Ricardo Adrianza representan un reto mayúsculo para el liderazgo de una organización