Trump denuncia fraude, Biden quiere contar cada voto, Twitter y Facebook se quejan

El recuento de papeletas redujo la ventaja de Trump en Michigan y Wisconsin, dos de los estados clave de los que depende el resultado electoral, y el escrutinio amenazaba con reducir su ventaja en Pensilvania en los próximos días. El republicano destacó también que los encuestadores se equivocaron para esta elección de una manera "histórica".

Trump denuncia fraude, Biden quiere contar cada voto, Twitter y Facebook se quejan

Donald Trump cuestionó el miércoles la transparencia del escrutinio de votos en curso en varios estados clave para las elecciones presidenciales del martes, hablando de fraude sin ofrecer ninguna evidencia. Poco después, su oponente demócrata Joe Biden prometió no descansar «hasta que cada voto sea contado», mientras crece la preocupación sobre el desenlace del proceso en la democracia más famosa del mundo.

«Anoche venía liderando, en muchos casos de forma sólida, en muchos estados clave, casi todo gobernados y controlados por los demócratas», tuiteó el presidente. «Luego, uno por uno, empezaron a desaparecer mágicamente mientras se contaban papeletas sorpresa».

Las «papeletas sorpresa» a las que se refiere Trump son los votos recibidos por correo, que en algunos estados pueden tardar varios días en contarse.

Durante la madrugada, el recuento de esas papeletas redujo la ventaja de Trump en Michigan y Wisconsin, dos de los estados clave de los que depende el resultado electoral, y el escrutinio amenazaba con reducir su ventaja en Pensilvania en los próximos días.

El republicano afirmó también que los encuestadores se equivocaron para esta elección de una manera «histórica».

Poco después, su oponente demócrata Joe Biden prometió no descansar «hasta que cada voto sea contado», también a través de Twitter.

Trump sufrirá una dura derrota si concreta sus amenazas de acudir a la Corte Suprema para intentar frenar el escrutinio en marcha en Estados Unidos, advirtió este miércoles un abogado del equipo de campaña de Biden.

Trump se arriesgaría «a una de las más embarazosas derrotas que un presidente haya sufrido ante la alta corte en el país» si pide que sean invalidadas las papeletas que están siendo contadas luego del día de la elección, dijo el exconsejero de la Casa Blanca Bob Bauer.

Los equipos de campaña de ambos lanzaron mensajes que apuntaban al triunfo de sus candidatos en conferencias telefónicas con la prensa.

«Si contamos todas las papeletas legales, creemos que el presidente ganará», dijo Bill Stepien, director de campaña de Donald Trump.

Pero señaló que los márgenes parecían lo suficientemente estrechos en Wisconsin, uno de los estados más disputados, para justificar un recuento de votos, una eventualidad que pospondría cualquier resultado certificado por días o semanas.

Por su parte, la directora de campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon, dijo que el demócrata está a la cabeza en suficientes estados como para lograr los 270 votantes necesarios para convertirse en el 46º presidente de Estados Unidos.

«Es una conclusión segura», dijo.

Por su parte, las poderosas empresas de las redes sociales Facebook y Twitter calificaron como potencialmente engañosos mensajes de Trump en los que el presidente se da como ganador de una elección muy cerrada antes de que termine el conteo de votos, en un escenario que las redes sociales ya habían previsto.

«Una parte o la totalidad del contenido compartido en ese tuit es controvertido y podría ser engañoso respecto al modo de participación en unas elecciones o en cualquier otro proceso cívico», escribió Twitter sobre dos publicaciones del mandatario republicano en las que acusó a sus rivales demócratas de tratar de amañar los comicios.

La red social hizo la misma advertencia en dos ocasiones.

La primera en la madrugada del miércoles, poco después de la publicación de un tuit de Trump que decía: «Estamos muy por delante, pero ellos tratan de robar la elección. Nunca les dejaremos hacerlo».

La segunda horas después, acompañando otra publicación en la que Trump denuncia el supuesto fraude.

«Anoche venía liderando, en muchos casos de forma sólida, en muchos estados clave, casi todo gobernados y controlados por los demócratas», tuiteó el presidente saliente. «Luego, uno por uno, empezaron a desaparecer mágicamente mientras se contaban papeletas sorpresa».

En la página Twitter de Trump, los mensajes ya no aparecen de inmediato sino que hay que hacer clic encima para poder leer su contenido.