<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Trump firma una orden que suspende la inmigración a EEUU durante dos meses

El mantario estadounidense, que había anunciado la adopción de esta medida dos días atrás, está utilizando la pandemia de Covid-19 para endurecer una política migratoria que, antes de la emergencia sanitaria, ya era polémica por su dureza

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva con la que suspende de forma temporal -y con algunas excepciones- la llegada al país de inmigrantes, con el pretexto de la pandemia del coronavirus. «Acabo de firmar una orden ejecutiva que protege los recursos para nuestros pacientes y nuestros trabajadores», dijo el mandatario durante una rueda de prensa.

Trump, que anunció hace dos días que tomaría esta medida, está utilizando la pandemia de la Covid-19 para endurecer una política migratoria que ya era polémica antes de esta crisis por su rigor. Desde el inicio de la pandemia, el Gobierno estadounidense cerró las fronteras terrestres con Canadá y México, el tráfico internacional está prácticamente suspendido y las embajadas limitaron sus servicios de visados.

La orden, que congela la emisión de nuevos visados, entrará en vigor a medianoche y tendrá una duración inicial de 60 días. Dentro de ese plazo, Trump podrá extenderla si así lo considera necesario.

Algunas salvedades

«Estamos hablando de inmigrantes que intentan entrar (legalmente) y también de gente que viene ilegamente», detalló Trump. La orden contiene algunas excepciones, como la de inmigrantes que traten de ingresar al país con visados destinados a profesionales sanitarios».

También, investigadores que tengan como objetivo «combatir la propagación de Covid-19», así como otros oficios esenciales para luchar contra la enfermedad.

Igualmente, podrán entrar aquellos que aspiren a un visado de inversionista, que tiene como requisito para obtenerla la inversión de, al menos, $900.000 en un negocio en Estados Unidos. Además, hijos y esposos de ciudadanos estadounidenses también podrán seguir ingresando al país durante este período.

Trump asegura que la medida tiene como objetivo que los estadounidenses se beneficien primero de la recuperación económica. Ya la crisis del coronavirus haya destruido 22 millones de empleos en las últimas cuatro semanas.

«Pausando la inmigración, ayudaremos a que los estadounidenses desempleados sean los primeros en la búsqueda de empleos mientras Estados Unidos reabre. Sería incorrecto e injusto que los estadounidenses despedidos fuesen reemplazados por inmigrantes llegados desde el extranjero», defendió.