Twitter suspendió 1.500 cuentas de África financiadas por el chavismo para defender a Álex Saab

El objetivo, que estaba escrito en un manual hecho por la organización sin fines de lucro Digital Good Governance for Africa (DIGA), era compartir contenido y etiquetas con usuarios específicos. Ante esto, un vocero de Twitter detalló: "Participar en la manipulación de la plataforma, independientemente de la intención, es una violación de las Reglas de Twitter . Esto incluye hashtags de juegos, impulsar contenido artificialmente o pagar por participación falsa"

Twitter suspendió 1.500 cuentas de África financiadas por el chavismo para defender a Álex Saab

Para responder a una investigación de BuzzFeed News y el Laboratorio de Investigación de África Digital (DARL), Twitter suspendió 1500 cuentas esta semana tras revelarse que usuarios de Nigeria manipularon el hashtag #FreeAlexSaab.

Según la investigación de BuzzFeed News, la administración de Maduro pagó a Alpha Reach, una empresa de relaciones públicas de Nigeria, para solicitar la liberación de Álex Saab a través de la red social. El objetivo, que estaba escrito en un manual hecho por la organización sin fines de lucro Digital Good Governance for Africa (DIGA), era compartir contenido y etiquetas con usuarios específicos.

BuzzFeed explicó que «el documento describía una campaña en las redes sociales que reclutaría personas influyentes en Nigeria, Ghana y Senegal para que tuiteen en apoyo de Saab y ayuden a generar indignación pública sobre su caso».

Además, uno de los participantes, señaló que mediante un grupo de WhatsApp recibió instrucciones sobre qué publicar y con qué tweets interactuar y etiquetar. El objetivo de DIGA con la creación de estos grupos era «(…) sincronizar mejor la sincronización de los tweets».

Monitoreo constante

Otro influencer dijo a BuzzFeed News que un empleado de Alpha Reach pidió que etiquetaran cuentas específicas, incluidas las de los líderes políticos venezolanos. “Lo que se mencionó fue que [la gente] estaría monitoreando las cuentas que participan para retweets y amplificación”, dijo el influencer.

«Una de esas cuentas es @ Fernand47588665. La cuenta se creó en enero, no tiene foto de perfil y cuenta con menos de 10 seguidores, rara vez tuiteaba. Sin embargo, a fines de marzo, la etiquetaron en más de 5,000 tweets sobre Saab», dice el reportaje.

Esta cuenta fue suspendida temporalmente por su «actividad inusual»; y los mismos influencers creen «que sus tweets se transmitían a personas en Venezuela» porque cuentas con contenido en español, con ubicación en el país, se involucraron con sus tweets a través de retweets, me gusta y respuestas.

El pago por hacer esto variaba entre $ 6.50 y $ 15, aunque algunos recibieron más, según otras fuentes que pidieron anonimato.

 

El objetivo: influir en la opinión pública

El DARL y el medio destacaron que sus «hallazgos exponen cómo los temas de tendencia de Twitter continúan viéndose afectados por las campañas de manipulación global e ilustran cómo las empresas de marketing profesional están frecuentemente implicadas en las operaciones de influencia de las redes sociales».

Lea también: Director de Twitter gana 2,9 millones de dólares al vender su primer tuit

Además, un vocero de Twitter detalló: «Participar en la manipulación de la plataforma, independientemente de la intención, es una violación de las Reglas de Twitter . Esto incluye hashtags de juegos, impulsar contenido artificialmente o pagar por participación falsa».

Twitter, que también suspendió las cuentas de tres periodistas nigerianos de los periódicos Cable y Nigerian Tribune, respectivamente, y la de una influencer con 1.5 millones de seguidores, afirmó que continuarán las investigaciones sobre este caso.

ONU determina que sistema de justicia también viola Derechos Humanos en Venezuela

Entre los casos impunes que la Misión revisó se encuentran los que documentó en 2020 que involucran a fuerzas de inteligencia del Estado que sometieron a detenidos de ambos sexos a desapariciones forzadas de corta duración, tortura, incluida la violencia sexual, y ejecuciones extrajudiciales. No se encontró evidencia de que funcionarias y funcionarios de alto nivel hayan sido investigados o procesados en estos casos, ni en ningún otro que haya investigado desde entonces.