4 fetiches para chuparse los dedos

No importa de dónde lo veas, la comida y el sexo siempre han tenido una relación estrecha, así que te presentamos los fetiches más sabrosos para chuparse los dedos entre las sábanas

4 fetiches para chuparse los dedos

Pocas cosas nos brindan tanta alegría como el sexo y la comida. No hay nada más satisfactorio que sumarlas en una sola fantasía, sabrosa y pegajosa. Sabemos que existe una diferencia entre el fetichismo sexual relacionado directamente con los alimentos y el “simple” placer de jugar en la cama con ellos.  Por eso nos pareció interesante repasar algunos fetiches que podrían sorprenderte. Veamos.

FOOD PLAY

Cuando se trata de sexo, siempre hay espacio para todo. Aunque tal vez no las manejes todas, es divertido (y educativo) aprender o conocerlas, a veces solo por curiosidad,, ¿cierto? Pues bien, existen algunas prácticas que para algunos son extremas (no todos son flexibles, y eso está bien), o increíbles, como por ejemplo el Food Play.

El Food Play (juego de comida) o Sitofilia, es el acto de llevar comida a la habitación que puede elevar los sentidos y aumentar la excitación en la cama. Se emplea durante el sexo o los juegos previos, según Kinkly.

Algunos ejemplos de juegos de alimentos se pueden ver en películas como “Nueve semanas y media” donde la protagonista cierra los ojos mientras su novio le da de comer.

via GIPHY

La famosa escena de American Pie “Sex with a pie“.

via GIPHY

Food play puede tener muchas presentaciones diferentes, pero todas involucran algún grado de excitación sexual proveniente del uso de alimentos, incluso si la comida no se usa de forma sexual.

Si nunca lo has hecho, es posible que te sientas un poco abrumado al comienzo. Después de todo, si tienes una nevera completa llena de comida, ¿cómo sabes qué alimentos llevar a la habitación? Seleccionar un menú atractivo puede ser complicado, sin embargo no tiene que ser así. Kinkly recomienda confiar en los sentidos al elegir alimentos para llevar a la habitación.

Ten en cuenta que el olor, el sabor y la textura, serán parte de tu incursión en el mundo de la comida. ¿Todavía no estás seguro de qué llevar a la habitación? No busque más e inspírate con la siguiente lista y prepárate para una noche animada de juegos de comida con tu pareja.

via GIPHY

Paletas de helado

Si estás buscando un dulce para experimentar con las temperaturas, este es el indicado. Aunque las uvas congeladas pueden ser buenas para picar y jugar, las paletas son perfectas para dejar un rastro de dulzura pegajosa para que tu pareja la saboree. Solo asegúrate de tener a la mano una toalla o un paño para limpiar cualquier exceso, no querrás que las sábanas queden pegajosas. 

Collares de caramelos

Agarrar un collar de dulces y usarlo para los juegos previos es una manera perfecta de hacer que las cosas funcionen, según Cosmopolitan. ¿Te sientes juguetón? Intenta llevarlo como una liga alrededor de tu pierna y deja que tu pareja lo encuentre.

Champán

Si hay algo mejor que un poco de champán en la habitación, cuéntalo en los comentarios. Sorber y besar hará que tus sentidos (tus labios y tu lengua) sientan hormigueos. Men’s Health recomienda a los lectores que viertan un poco de champaña por su cuerpo y lo utilicen como copa. Estarás flotando y te sentirás juguetón después de un vaso o dos.

Otras opciones pueden ser vino, vodka u otra bebida, ¿qué tanto? No te compliques.

Cerezas

Las cerezas son igual de divertidas de llevar a la habitación que las fresas, solo que un poco más intensas, ya que tienen un tallo y un área cóncava para jugar una vez hayas empezado con tu pareja. Ligeras y dulces, la mayoría de las frutas son perfectas para el juego previo, siempre y cuando las mantengas alejadas de tus genitales. Según Shape, incluso las frutas y verduras lavadas pueden transportar bacterias y microbios.

Osos de gomita inyectados con alcohol

Como amante del alcohol y el sexo, sabes que a veces solo necesitas un poco de magia en tu vida sexual. ¡Aquí es donde los puñados de Vodka Gummy Bears entran en escena! Si existe un momento para jugar un poco antes del sexo, es este.

Aquí el paso a paso de cómo hacerlos.

FOOD (EATING) FETISH

Food fetish o fetiche de alimentos, implica la excitación sexual o estimulación a través de la alimentación sexualizada de ciertos alimentos.

Un fetichista de alimentos es voyerista (aquel que busca obtener excitación sexual al observar personas desnudas realizando algún tipo de actividad sexual), y obtiene placer al sexualizar imágenes de alimentos. Por lo general, los fetichistas de alimentos son hombres y les gusta ver a las mujeres comiendo alimentos con forma fálica.

via GIPHY

Pero no todos los fetichistas de alimentos son hombres, las fetichistas de alimentos, por ejemplo, encuentran placer al ver a los hombres comer todo aquello que simule a los genitales femeninos. Básicamente son escenarios de juego de roles en los que un compañero come de manera erótica, mientras que los otros observan.

WET AND MESSY FETISH (WAM)

También conocido con el término sploshing, “húmedo y sucio”, es un ejercicio en el que al menos una persona cubre a otra con alimentos de diferentes sabores, texturas y temperaturas, involucrando el disfrute corporal o desnudo de líquidos de forma sexual. Estos líquidos pueden ser comestibles (como el chocolate derretido), y vertibles (como el vino). También pueden ser no comestibles, como barro, espuma o aceite para bebés.

Muchas personas con fetiches WAM se sienten atraídos por las sensaciones táctiles de sustancias húmedas o “sucias” en la piel. Otros individuos simplemente prefieren el atractivo visual de otros que se mojan o se ensucian con productos que tienen diferentes texturas, consistencias y colores. Otro tema común es verter sustancias dentro de la ropa mientras se usa.

Es importante resaltar que, hay algunos alimentos son mejores que otros para derramarse, no solo porque se deslizan y rezuman de una manera más sensual, sino también por razones prácticas y de salud.

¿Con qué ensuciarse?

Los fanáticos suelen preferir crema batida, yogurt, flan, mermelada, gelatina y helado. Tú elige lo que sepa bien y ensucie, no es tan difícil.

via GIPHY

NYOTAIMORI

Nyotaimori (servir en un cuerpo femenino), es la costumbre japonesa de emplear el cuerpo de una mujer desnuda para servir sushi. Originado en el período samurai, este fetiche fue practicado primero por las geishas.

Para la preparación del nyotaimori, la mujer toma un baño con jabón sin fragancia y se rocía agua fría para bajar la temperatura del cuerpo y hacerlo más propicio para la degustación del sushi. En algunos lugares, las leyes de sanidad dictan que se debe colocar plástico entre la comida y el cuerpo. A veces, se colocan hojas de decoración debajo de la comida y, en otros casos, el sushi se coloca directamente sobre la piel.

Imagen relacionada

Es una práctica controvertida y, muchos la consideran degradante para las mujeres por el hecho de utilizarla como plato de mesa. De hecho, está prohibido en algunos países, aunque existen reglas específicas para el comportamiento de los comensales cuando participan, la aplicación puede variar dependiendo el país. A menudo, tocar a la mujer no está permitido, sin embargo se permite mordisquear los rollos de los pezones.

El cuerpo modelo también puede ser masculino. En ese caso, sería Nantaimori, se referente a la misma práctica usando un hombre.  

Es un hecho, la mayoría de los fetiches de comida y sexo son solo parte de la diversión. Gran parte de ella funciona solo para el momento de masturbación, donde la única “víctima” es quizás la comida. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, la sitofilia se va manifestando en la cotidianidad y, a veces, resulta casi imposible no empalagarse… ¡Tampoco es que nos resistamos mucho!.