7 comidas y bebidas para después de entrenar

Entrenar en el gimnasio es solo la mitad de la batalla. ¿No puedes ver más músculos? ¿Estás muy cansado para regresar al día siguiente? El problema no es tu rutina fitness, es lo que hay en tu plato. Acá te traemos siete comidas y bebidas súper poderosas que contribuirán a que tu entrenamiento valga la pena

7 comidas y bebidas para después de entrenar

Proteína de suero

whey-protein

En resumen: quema las grasas y restaura tu energía.

Esos músculos no se van a construir por sí solos, especialmente después de una sesión en el gimnasio cuando las proteínas disminuyen más que nunca. La proteína de suero contiene todos los aminoácidos esenciales, además de ser la fuente más rica conocida de BCAAs (Branched chain amino acids) aminoácidos de cadena ramificada de origen natural (leucina, isoleucina y valina), los cuales son importantes para las personas que hacen ejercicio y los atletas profesionales.

Una cucharada contiene tanta proteína como una pechuga de pollo. Asimismo, contribuye con la construcción de la masa muscular, pérdida de peso sobre todo en función de la grasa, mejora el sistema inmunológico y ayuda en la protección del cuerpo contra enfermedades graves.

Cómo comerlo: en jugos, malteadas e incluso, en polenta.

Huevos

egg-944495_1920

En resumen: una fuente completa de energía, incluyendo una cadena de aminoácidos para una recuperación más rápida.

Aunque cada huevo equivale a 70 calorías, los huevos contienen nueve aminoácidos esenciales que te ayudarán a reducir el daño muscular en el cuerpo. Y por si esto no fuera suficiente, la yema es el hogar de la mitad de la proteína, sin mencionar que estos contienen vitamina D y Omega-3.

Cómo comerlo: tortillas, sancochados y en batidos.

Batatas

sweet-potatoes-996_1920

En resumen: un buen nutriente rico en carbohidratos.

De acuerdo con la nutricionista Dallas Hartwig, después de entrenar tu cuerpo almacena glucógeno (tu reserva de energía), así que para ello necesitarás carbohidratos extraídos de una planta. ¿Tu mejor apuesta? Batatas. Resulta que este tubérculo contiene vitamina A y 26 gramos de carbohidratos para restaurar tu glucógeno. Además, cada vegetal es una gran fuente de calcio, ácido fólico (reduce niveles de homocisteína en la sangre lo cual ayuda a prevenir problemas cardíacos), potasio y ayuda a estabilizar los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre.

Cómo comerla: en batidos, sancochadas, asadas o con avena.

Aguacate

avocado-1712583_1280

En resumen: contiene grasa suficiente y vitamina B para restablecer tu metabolismo.

Según la nutricionista Cynthia Sass, autora del libro “Slim Down Now”, el aguacate es ideal para recuperarte después de ejercitar porque tiene grasa buena, la cual es necesaria para sanar tus músculos y articulaciones. Además de las grasas sanas que son cruciales para absorber las vitaminas A y E, también contiene vitamina B que ayuda a tu cuerpo a metabolizar todas esos carbohidratos y proteínas que has estado almacenando. Igualmente, los estudios demuestran que el aguacate reduce los riesgos de padecer cáncer de próstata.

Cómo comerlo: con omeletes, en ensaladas y batidos.

Jugo de cereza

cherry-19369_640

En resumen: un arsenal de antioxidantes para combatir el daño muscular.

Un estudio del portal British Journal of Sports Medicine encontró que los hombres que bebieron 24 onzas de jugo de cereza (el equivalente a 120 cerezas) experimentaron menos dolor muscular después de ejercitarse.

Cómo beberlo: evita los jugos que vienen hechos, prepáralo tú mismo y no le agregues azúcar.

Té verde

té verde

En resumen: estimulante energético y quema calorías.

El té verde es el nuevo juego verde. Más que una bebida con cafeína, el té verde contiene antioxidantes poderosos que te ayudan a metabolizar las grasas. Asimismo, contiene EGCG (epigalocatequin galate) que contribuye a tratar enfermedades como el cáncer, Alzheimer y enfermedades cardíacas.

Cómo tomarlo: bebe una infusión de este té antes de ir al gimnasio. Cuando llegues a casa te sentirás más relajado.

Leche achocolatada

shake-677437_1280

En resumen: toda la hidratación que necesitas, además de los nutrientes que te ayudarán a recuperarte.

Después de un ligero entrenamiento, el agua te hidratará muy bien. Sin embargo, la leche achocolatada «es una buena opción para recuperarte, debido a que contiene carbohidratos y proteínas”, afirma el nutricionista deportivo, Heidi Skolnik. De hecho, investigadores encontraron que esta bebida restaura el glucógeno muscular y rehidrata el cuerpo tanto como el Gatorade. Además, es un bonus porque la leche achocolatada contiene calcio, grasas sanas y proteína de suero.

Cómo beberlo: haz un batido cuando llegues a tu casa después del gimnasio. Solo te tomará 15 minutos, y si quieres también puedes agregarle una taza de batatas.