<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El buen hijo vuelve a La Mega: Manuel Silva arranca el 10

El comediante y locutor regresa en un programa junto a Rodrigo Lasarte a partir del 10 de septiembre y ahora en la tarde: de 4 a 7. El plan es que sea un espacio relajado, con mucho contenido, humor y sabor de playa caribeña

El buen hijo vuelve a La Mega: Manuel Silva arranca el 10

Primero fue rumor, luego campaña de intriga y ya es hora de decirlo porque es inminente: Manuel Silva regresa a La Mega. Han pasado largos meses tras la abrupta salida del aire del exitoso programa Calma Pueblo, en el que compartía con Verónica Gómez y José Rafael Guzmán, y el 10 de septiembre –es decir, ya- reaparece en un nuevo programa ahora con Rodrigo Lasarte.

No será el único de ese trío de comediantes que está de regreso, pero sí el primero en hacerlo.

¿El buen hijo vuelve a casa? ¿Aplica la expresión?
-Siento que vuelvo a casa, claro que sí. Pero lo de buen hijo hay que preguntárselo a la emisora, ¿no? Lo veo así: está sucediendo lo que tuvo que haber pasado desde el principio que era seguir en el Circuito Unión Radio, que es mi casa.

¿Y el tiempo fuera del aire para qué sirvió?
-Ahora, con más tranquilidad, lo veo como si me hubiera tomado unas vacaciones largas. Y fue un tiempo de revisión, de hacer otras cosas… Pero sí te confieso que hubo un momento en el que no sabía qué iba a pasar con mi vida radial…

¿Fue un periodo aburrido?
-Sumamente aburrido. Y desequilibrante, hasta emocionalmente. Yo empecé a hacer radio en la red interna de sonido de la Universidad Central de Venezuela en el año 2001. Ahí comenzó todo y terminé estando en La Mega. Sabía que la radio era importante para mí, pero nunca había pasado tanto tiempo fuera del aire. Eso llegó a desequilibrar incluso otros aspectos de mi vida. Estaba triste. La dinámica de tener la oportunidad de soltar tus ideas, el producto de tu creatividad, a diario en un programa como Calma Pueblo es tremenda y dejar de poder hacer eso de repente resultó muy fuerte. No voy a decir que pasé por una depresión ni nada parecido, pero sí llegué a estar triste.

Arenita, playita
Lo que viene ahora con Rodrigo Lasarte es todo lo contrario a estar triste. Se acabó la saudade.

ManuelSilva-019

En la producción del programa les acompaña Carlos Machado y en los libretos aporta Iván Zambrano (colaborador de UB también), pero tal como acostumbran Lasarte y Silva, no se limitarán a ser solo locutores: “Esto es como una gerencia horizontal, hermanito”, explica: “Es la dinámica que hemos hecho siempre, todos aportando ideas, todos creando. Para mí no tiene sentido sentarme a leer un guión y ya”.

Mientras conversamos Manuel advierte que no le parece correcto decir el nombre del programa para no “matar” la campaña de intriga que tiene La Mega: un sonido como de playa, una voz que pide dos más… Pero también le asaltan las ganas de decirlo.

-Te lo puedo decir off the record, no lo podrías publicar
No me lo digas off the record porque ya sé que se llama “Hermanos de la espuma”
-Coño, ¿cómo lo sabes?
Negro, porque nadie se aguanta un secreto como ese

Hermanos de la espuma se transmitirá en el horario estrella de la tarde: de 4 a 7 pm. “Queremos que sea un programa con una vibra relajada y relajante, como un atardecer en la playa, con esa cosa del Caribe, las olas, el mar, la tarde cayendo y una conversación sabrosa entre panas que logre proporcionarte un momento en el que no le pares mucho a los agobios de lo que sucede a diario en Venezuela”.

Y sí, lo que escucharemos será a dos buenos panas. Ya Rodrigo y Manuel han compartido espacio en otras emisoras: “Somos buenos amigos y antes hicimos El templo pagano y Los buenos muchachos. Hemos cultivado el humor juntos y eso está en la esencia de todo lo que hicimos después”.

¿Y cómo se logra esa “vibra” de atardecer playero?
-Primero, está en el empaque de sonido. Y se logra haciendo un buen contenido, con un toque de información pero siempre desde el humor para generar ese ambiente, ese momento para relajarse. La clave es tener un contenido sabroso y entretenido. Aquí en el país estamos todo el tiempo hablando de política o de problemas. Siempre pasa algo que nos preocupa. Quienes estamos en el humor también nos hemos olvidado un poco de hacer chistes de temas que no sean políticos y eso hay que hacerlo también. Lo hacen los humoristas en todas partes. No necesariamente hay que estar pegado a la política. Para mí es un reto tratar de alegrar a la gente. Es de las cosas que me hacen sentir que colaboro en algo en un momento tan difícil. Y resulta muy motivador cuando recibo mensajes de personas que me dicen que se sentían mal y se les alegró el día con mis chistes. Rodrigo y yo tenemos muchos años haciendo radio y lo que queremos ahora es darle mucho contenido a la audiencia y lograr que pasen un buen rato.

 
Fotos: @doncremades y Luis Martínez de @NcuadraT