<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El rock y el raspacanilla conviven en “Mañana”

El músico Frank Morón lanzó recientemente “Mañana”, su segundo trabajo discográfico: una colección de temas en los que la tradición rockera echa un pie con el sonido trujillano

El rock y el raspacanilla conviven en “Mañana”

Frank Morón definió a “Mañana” como un disco con personalidad rockera, porque su sonido pasa por blues, rock y rockabilly. Y esto con un toque vintage: tanto que en las grabaciones utilizaron varios instrumentos que ya cargan con unos cuantos años encima, como una guitarra Stratocaster de 1957 y un Fender vibrosonic de 1977.

Eso, más la influencia latinoamericana al tener como referencias a los argentinos Ariel Rot y Andrés Calamaro.

Para “Mañana”, su segundo álbum, contó con la producción de los músicos Max Martínez y Reynaldo Goitia (Tomates Fritos), quienes también tocaron con él en la grabación de los temas: “Trabajar con ellos fue una excelente experiencia, son muy exigentes”.

“Mañana” comenzó a grabarse a finales de 2018 en Alto Studios. Morón contó que él tampoco quedó exento de las fallas eléctricas que se registraron el año pasado en Venezuela: “El disco lo habíamos empezado a grabar poco a poco, pero el apagón nos hizo acelerar el paso. Inclusive, el gran apagón de marzo nos agarró en el estudio… Traté de verlo como algo positivo, porque me ayudó a completar el disco rápido”.

 

Las raíces

El proceso creativo para llegar a este disco se remonta un poco más atrás: al año 2016. Las cosas iban a marca lenta, pero el empujón final vino de donde menos se lo esperaba: de su madre. Durante una visita que le hizo en Trujillo, ella le recomendó que revisara las canciones que había compuesto su tío Frank: “Allá se escucha mucho el género de raspacanilla y él era como el Led Zepellin de la raspacanilla en los ochenta”.  Y gracias al consejo logró desbloquearse para crear la canción “Mañana”, que le da nombre al disco.

El rock y el raspacanilla conviven en “Mañana”

El sonido raspacanilla se puede escuchar “sutilmente” en las cancionesdel álbum, dijo Morón. Y agregó que sus influencias musicales son bastante variadas e incluyen nombres  como Los Terrícolas y Rocío Durcal.

Y no exagera: la canción “Hoy te confieso”, incluida en este disco, es un cover de Los Terrícolas.

 

La movida

“Nada Qué Decir”, su primer disco lanzado en el año 2014, fue prácticamente una producción hecha por su propia cuenta, pero que en algún momento tuvo el apoyo del sello Sonográfica en el proceso de distribución.

“Fue un gran logro porque se vendieron 1.000 copias, algo que para aquel momento no era común que ocurriera porque ya las personas no compraban discos. Eso me lo dijo impresionado el gerente de Sonográfica, Joaquín Moreno”, relató el músico.

Ahora la movida es distinta: su música se encuentra disponible en Youtube, Spotify y en la plataforma Cúsica.

Morón aspira a que con “Mañana” pueda consolidarse en la industria musical. Y quiere tomar esos nichos que han sido abandonados por la migración. Le llama la atención aventurarse en los escenarios de Colombia, Chile y México. Pero, visto lo que ocurre en el mundo, eso tendrá que esperar.

Una de sus canciones se la dedicó a Caracas: “Día normal”. Relata cómo un lugar de la ciudad pudo estar sumergido en el conflicto por las protestas de 2017 y cómo paulatinamente empezó a cambiar, tanto que los recuerdos amargos ya no están a flor de piel.