<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Emilio Lovera: “Hay humoristas incultos que son muy cómicos”

Con 51 años de edad y más de treinta en la comicidad venezolana fue la personalidad elegida para el lanzamiento de nuestra nueva plataforma. Al mal tiempo buena cara y es que Emilio parece tener un precepto filosófico de vida para cada cosa que se le pregunta. Asegura que lo malo del noviazgo es el matrimonio y que “arrecharse” es lo peor que te puede pasar sobre un escenario

Emilio Lovera: “Hay humoristas incultos que son muy cómicos”

“Los woperó”, “el Chunior”, “los colombianos”, “los joldan”. Los personajes que ha inventado Emilio Lovera durante los últimos treinta años son parte incuestionable del imaginario cultural de Venezuela. Desde sus primeras apariciones en Radio Caracas Televisión interpretando al torpe “foco-fijo” hasta sus célebres actuaciones en vivo, ciertamente su carrera ha crecido desmesuradamente al igual que su popularidad.
Más recientemente lo hemos visto desde la pantalla de Televen dirigiendo a un combo de nuevos comediantes que están dando de qué hablar en lo que parece ser la transición generacional del humorismo criollo.
No se va del país, es amigo de muchas de las modelos que salen en ésta revista y nunca ha estado en Musipan.
Así comparte con nosotros estos once años de historia.
-¿Cuantas groserías te sabias a los once años?
-Cuando estaba en cuarto grado, un grupito de amigos y yo nos reuníamos en la puerta de los baños, nos tapábamos la boca y pegaditos contra la pared decíamos “coño, coño, coño, coño” era como una liberación de toda la santidad del colegio La Salle. Me aguantaron hasta tercer año.
-La caracterización de voces tiene que ver con oído musical. ¿Tocas algún instrumento?
-Defintivimante es oído musical. Me gusta tocar la guitarra, el cuatro y la percusión. Desde niño lo primero que me gustó fue la guitarra, mi papá me la compró pero nunca me pago una clase. A mi gustaba tocar lo que oíamos en la época, Yes, Rock progresivo, salsa y cosas así…
Emilio-Lovera3
-¿Que tienen de malo los noviazgos que duran nueve años?
-Absolutamente nada, eso es totalmente perfecto. Digamos que el error es cuando se casan (risas). Un noviazgo de nueve años es una vida perfecta, nadie ha adquirido los deberes y los derechos por lo tanto todo el mundo se siente absolutamente libre…
-¿Y un matrimonio que se separa a los nueve años?
-Bueno, cruzaron el umbral de la crisis de los siete y vivieron dos años soportándose.
– ¿Estás casado?
-No. Lo estuve por ventiúm años y tengo dos hijos grandes ya.
-¿Cuál es la peor vergüenza que has pasado?
– Empezando mi carrera un portugués me contrató para hacer unas parodias, cantar unas cancioncitas y tal pero al terminar mi rutina me dijo: “ ¿quein pasú?. Te contrateiñ por cuairenta minutus usteiñ solo hizo dieiz”. Me obligó a montarme pero no tenía nada que hacer, menos mal no era el público caimán de hoy.
-¿Te ha tocado decirle a alguien que no es cómico?
-En dos oportunidades. Hace poco le dije a un amigo que él en realidad era un imitador de imitadores. Se quejaba mucho, que nadie lo llamaba , que le pagaban mal y él alegaba que imitaba muy bien a Carlos andres Pérez. Pero en realidad imitaba a Cayito, no imitaba a Lázaro Candal sino a mí, un verdadero problema. Hasta a mi me pasa, yo me inspiro en Rolando Salazar para imitar a Chávez. A otro le tuve que decir: “de repente el mundo esta perdiendo un excelente profesional en otra área”, fue lo mejor que se me ocurrió. (risas).
-Yo creo que el humor es inteligencia, ¿Alguna vez has conocido a un inteligente sin humor o a un humorista bruto?
-Hay humoristas incultos que son muy cómicos. También hay otros que dan mucha risa solo por su apariencia, o su forma de hablar. Fuera de juegos, hay muchos comediantes exitosos en Venezuela que son muy ignorantes pero han tenido una carrera extraordinaria.
-¿El humor es una arma de seducción?
-No creo que sea la más poderosa. En términos concretos, si me estoy dirigiendo al mercado grueso de las mujeres de repente no, porque están pendientes del “modelito de la TV” pero si ya tuvieron la experiencia del modelito, entonces yo me empiezo a volver interesante. Descubren que se pueden reír y que los conflictos dramáticos que pueden tener para uno se pueden resolver con un chiste.
-¿Qué tiene “Pepeto” que no tenga Eduardo Orozco?
-Tiene una capacidad para destortillarte de la risa increíble y Eduardo tiene un porte espectacular pero aparte es muy buena gente, es un buen amigo.
-Eres cómico en tu vida profesional, ¿será que eres muy serio en tu vida privada?
-Depende. Porque mi vida privada se compone de “vida privada” y vida “semi-privada”. En la que es realmente privada soy cómico, ligero, pero en la “semiprivada” soy muy serio. De alguna manera, en esta carrera- por una parte los empresarios y por otra parte los mismos comediantes- creen que esto es una mamadera de gallo, un relajo, hay comediantes que a quienes llaman media hora antes y van y se presentan. Yo prefiero conservar la ética con la comedia que hago, que los borrachos se rían pero que también puedas llevar a tu mamá al espectáculo, por decirte algo.
-¿Qué es lo peor que te puede pasar en el escenario?
-Creo que lo peor que te puede pasar es arrecharte en escena. Eso es lo peor.
-¿Has ido a “Musipan” alguna vez?
-No he tenido la desgracia de conocerlo, perdón, la dicha (risas)
-¿Que tal tu relación con Er´conde del Guácharo?.
-Tuve una relación más estrecha en los noventa, cuando hicimos “el combate humorístico del siglo”, a partir de ahí dejamos de trabajar juntos . Recuerdo que nos fue muy bien porque tenemos estilos absolutamente distintos, eso gustó mucho a la audiencia. Después he trabajado más con Laureano, con Amilcar Rivero, con Gaetano y más recientemente hice una asociación con Belkis Martínez con el espectáculo de las 2000 voces de duetos conocidos. Hacemos desde Oscar D´León y La India hasta Franco De Vita y Alejandra Guzmán, nos ha ido muy bien.
-Te hemos visto últimamente haciendo un stand up sobre un sostén percudido.
-Sí, es una promoción para una marca de detergente. Fue una idea de ellos pero yo hice el libreto con Rubén Morales en base a algo que en verdad me pasó. Ví a la mujer de mi vida, con unos senos extraordinariamente perfectos, simpática, me dijo que estaba muy contenta en conocerme porque yo le gustaba mucho. Aquello era maravilloso. De repente la mujer cruzó las piernas y descubrí sus pies perfectamente arreglados, pero no podía apartar la vista de sus sus senos entonces subí un poquito la cabeza y me encontré con una tira de sostén inmunda, ¡negrísima!, una cosa como manoseada por un mecánico. El diablo que uno tiene adentro me decía: “eso se lava, no importa…”, pero el angelito replicaba: “Si así está el sostén, imagínate la pantaleta…” , horrible aquello. (risas).
Emilio-Lovera2
¿Qué es la comedia local?
-Se inicio como un local de comedia en Las Mercedes, se armó un sitio temático de comedia, con presentaciones de lunes a lunes, iba a ser un éxito pero llegó el paro petrolero. Hoy es el nombre de mi empresa de espectáculos. Creo que el local sería un éxito pero no es fácil conseguir a alguien que apueste a la inversión.
¿Cuál fue el cambio emocional que se produjo en ti después del cierre de RCTV?
-Sentí que muchas cosas que parecen sólidas a veces no lo son. La gente me decía que en éste país no dura nada y bueno ese era una canal con señal abierta durante cincuenta años. Hubo muchas cosas que no se hicieron bien en RCTV pero la gente recuerda lo bueno, el ciclo Rómulo Gallegos, La Rochela, el verdadero Concurso Millonario y muchas otras cosas que se hacían cuando la televisión era producto de la creatividad y no del mercadeo.
Ídolo de una generación
-¿Sigues siendo amigo de Nene Quintana?
-Lo que pasa es que él se mudó de Caracas para San Juan De Los Morros según tengo entendido. Después se casó, se divorció, se fue para Valencia. En realidad él se sintió muy ofendido cuando lo botaron de Radio Caracas y entonces asumió como una venganza. Pero en él nunca tuvo una buena actitud para sostenerse en un programa, siempre llegaba tarde. Después supe que hizo unos programas en Tves y VTV pero tampoco le fue bien, creo que la época de “los woperó” y el “conde pátula” fue su mejor momento, eso levantó a toda Venezuela, fue una efervescencia nacional.
-En el imaginario de Emilio Lovera, ¿qué vendría a ser yo?, ¿un woperó?, ¿un emo- periodista?
-Lo que pasa es que tienes una pinta que contrasta un poco con tu actitud. Eres parecido a un personaje que hicimos una vez, el tipo que recitaba las canciones venezolanas intelectualmente: “…el ave de rapiña se engullera al ganado vacuno, yo ya hubiera ingerido al polluelo colorado…” , algo así. (Risas).
-Hablando de historia, ¿crees que nuestros próceres, a fin de cuestas, eran unos tipos normales ahí?
-Definitivamente. Lo que pasa es que los historiadores no pueden hablar de ciertas cosas. Por ejemplo, tú no puedes decir que la grosería favorita de Bolívar era “la pinga” pero eso se sabe. Eduardo Blanco nunca a va decir algo así del martir de la patria, más bien que tenía una pluma extraordinaria. Pasa mucho con la gente reconocida, tú ves que Ibsen Martínez escribe increíble, con un estilo depurado y una sensibilidad literaria única pero tu cuando hablas con él te das cuenta que lo suyo en verdad son los tiburones de La Guaira y el ron.
-¿Qué hay que reconocerle a Chávez?
-Que destapó un velo sobre los ojos de gran parte de Venezuela. Un país que solo reconocía su entorno inmediato y pensaba que no existía más de la mitad del país.
-Así como a Guillermo Dávila no le gusta que le digan “el ídolo de una generación” a ti te molesta cuando te piden que cuentes un chiste?
-Es que la misma pregunta detona algo en mi cerebro que me bloquea. Pero Guillermo tiene que sentirse orgulloso porque es el ídolo de ésta generación, de la anterior, de la transanterior…
-¿Cuál es el piropo más malandro que has escuchado en la calle?
-Hay uno muy famoso que dice: “esa jeva ta´ buena pa´ llenale esa barriga e´ gente”
-¿Conoces la revista UB?
-Definitivamente. (risas) Y a muchas de sus modelos.
 
 
 
 
 
 ]]>