#EntrevistaUB | Erika Lust: No dirijo porno solo para mujeres

Les comentamos anteriormente que Erika Lust nos intrigaba y que intentaríamos comunicarnos con ella. Gracias a las maravillas del Internet, pudimos intercambiar un par de líneas y esta gran cineasta nos explicó un poco más de su arte Erika Lust ha marcado la diferencia en la industria triple X. El cuidado de la estética, de la producción, del casting y trato de los actores, la selección de locaciones y la dirección de arte ha convertido a su cinematografía en un producto exquisito y supra-sensorial. El sexo más provocador lo encontrarás en sus filmes, y no tienes que ser mujer para disfrutarlo. Así nos lo aseveró ella misma.

#EntrevistaUB | Erika Lust: No dirijo porno solo para mujeres

Lust reivindica la sexualidad de la mujer y la de su pareja, a través de sus historias. Pero no solo por eso la etiquetamos como una revolucionaria del porno, sino porque también ha impulsado a otras mujeres a crear e innovar en la industria. Según nos contó, el pasado martes 4 de octubre anunció “un open call para mujeres directoras en todo el mundo” que quieran dirigir cine adulto y necesiten financiamiento. Su productora va a destinar un total de 250.000 euros a producir y financiar la idea de alguna de las candidatas. No invitó a conocer más de ese proyecto en su página web. 

Asimismo nos reveló varias cosas que hacen de sus filmes algo diferente. Entre esas particularidades nos explicó que ella dirige todo menos el acto sexual en sus películas. Sugiere que la naturalidad que encontramos en el sexo que ella expone, se debe al trabajo de mesa de los mismos actores, a quienes la directora les da carta blanca en ese preciso y lujurioso momento.

erika lust film

—¿Haces porno para mujeres o para feminista? Ahora que tus ideas están más maduras, cómo lo definirías

—Primero es importante definir el concepto de “pornografía feminista”. Es cualquier pornografía que realice una persona (de cualquier género) con valores feministas. Yo soy una mujer feminista, por lo que obviamente mis valores quedan reflejados en mi cine. Y soy una mujer, por lo que dirijo desde una perspectiva femenina.

Para empezar, diría que la pornografía feminista retrata a la mujer cómo lo que es: como un sujeto de deseo con sexualidad propia, deseos propios y con autonomía para decidir qué quiere, cuándo y cómo lo quiere. La pornografía mainstream retrata únicamente a la mujer cómo objeto de deseo para los hombres. Ni siquiera cuando han comenzado a producir pornografía lésbica han logrado hacerla para satisfacer a mujeres lesbianas, simplemente ha representado una fantasía masculina de lo que creen que es el sexo lésbico para excitar de nuevo al hombre.

Durante mucho tiempo se ha dicho que realizo pornografía feminista. No me gusta tanto usar ese término ya que desgraciadamente el término es malinterpretado por muchos, y el objetivo, la misión de lo que hago se pierde en interpretaciones de palabras. A mí me gusta definir mi cine como cine adulto alternativo, ya que presento una alternativa al cine porno mainstream y lo financio yo de forma independiente.

Yo comencé a dirigir para retratar la belleza del sexo y de la sexualidad, así como dar importancia a la sexualidad de la mujer, cuyo placer importa y mucho. El cine adulto que realizo gusta a hombres y mujeres, personas a las que les gusta ver sexo explícito en pantalla pero no de forma baratera, vulgar y siempre en el mismo sofá cutre. No dirijo para mujeres únicamente.

xconfessions

—¿Puedes explicarnos el concepto actual de feminismo? Qué puedes decir, de quienes dicen que el feminismo arruinó la caballerosidad.

—Para mí el concepto de feminismo es muy sencillo. El feminismo es sinónimo de igualdad y libertad para la mujer. Ser feminista significa poder elegir lo que quieres y cómo quieres presentarte a ti misma. La manera en que esto se traduce en el cine adulto es retratando al hombre y a la mujer como los sujetos de deseo y colaboradores en el sexo que son, no como objetos. El sexo no es representado como algo que el hombre hace a la mujer, o que la mujer hace para el hombre, que es lo que retrata la pornografía mainstream.

A quienes dicen eso, les diría que no tiene nada qué ver. La seducción, el amor, el placer de cuidar de alguien, la caballerosidad no tiene nada que ver con que mujeres y hombres se encuentren en igualdad plena de condiciones y oportunidades. Cualquier hombre que ame a una mujer debería querer eso para ella, que tuviera las mismas oportunidades que él y que no sufriera el acoso diario que las mujeres sufrimos por la calle, los comentarios sexistas en el trabajo… El feminismo es una lucha de hombres también. El sexismo ha afectado a los hombres, en su manera de relacionarse entre ellos, por ejemplo, en la expresión de sus deseos…es extremadamente nociva.

—¿Eliges a los actores por su apariencia física?

—No. Pienso en un actor u otro según la confesión que elijo convertir en un corto para XConfessions.

De hecho, yo apuesto por la diversidad en mis castings, de manera que tengo muchas cosas en cuenta. Eso sí, cuerpos híper esculpidos y pechos de silicona no te encontrarás en mi cine.

—¿Cómo ha sido el tema de conseguir actores? Si son actores especializados en porno, supongo que quedan extrañados con tus direcciones.

Yo abogo por el porno ético y los actores son la parte más importante en mis películas. El trato con ellos es clave en mi cine.

En este sentido, pago una tarifa justa por su trabajo en rodaje, existen unas excelentes condiciones de trabajo, leen el guión y veo si están conformes con todo. Nunca van a encontrarse algo que no se ha hablado, que es algo que a veces ocurre en el porno mainstream. Y por supuesto, los exámenes de enfermedades de transmisión sexual se llevan a raja tabla.

Respecto al acto sexual en sí, siempre hablamos de qué les gustaría hacer a ellos y qué no, siempre les pregunto con quién prefieren trabajar, con quién se sienten más cómodos. Y una de las particularidades, muy distinto al mainstream, es que yo no dirijo el sexo. Eso es algo que hablan los actores y deciden ellos para que les resulte natural.

Siempre intento trabajar con performers que se sienten orgullosos de su trabajo y que tienen valores afines a los míos. Y sí ¡siempre les sorprende muchísimo todo! Las condiciones, el mero hecho de que haya un buen catering en rodaje, ya les impacta. En mis rodajes, por ejemplo, el 90% del equipo técnico son mujeres, algo anormal en el mainstream donde son todo hombres y suele haber 3 personas. En mis rodajes somos más porque prestamos atención a todo. Equipo de sonido, arte, luz, estilismo….

—Creo que actores que nunca han hecho porno, pudieran soltarse contigo. ¿Es así?

Sí, recibo muchas peticiones. Mujeres y hombres que me escriben diciendo que les gustaría formar parte de lo que hago por la manera en que represento el sexo y abordo la sexualidad; que les gustaría iniciarse conmigo detrás de la cámara. Algunos siguen adelante y otros finalmente prefieren no hacerlo. Como yo no dirijo el sexo, creo que ellos pueden sentirse más cómodos delante de la cámara.

xconfessions2

—Al no tener las escenas típicas de penetración, y esos planos detalles de los genitales, algunos podrían decir que tus películas son  2X o softporn ¿Tú qué dices?

Yo siempre digo que mi cine es cine indie como cualquier otro pero con sexo explícito. Siempre narro una historia que responde a la pregunta de “porqué estas personas están teniendo relaciones sexuales”. Puedes ver una conexión entre ellos, la anticipación al acto sexual en sí mismo, tal como suele pasar en el mundo real: los besos, las caricias, toda la intimidad que precede al acto. Sí es explícito, se ve la penetración y los demás actos sexuales pero se graban desde otras perspectivas. Lo que no hago son shots ginecológicos donde digo al performer “pon la pierna aquí, o haz esta postura atlética imposible”. Quiero que el performer se sienta cómodo y sienta placer con lo que hace.

No creo que lo que yo hago tenga que ver con ningún otro tipo de cine adulto. Destino un gran parte del presupuesto a la producción, es decir, localizaciones, música, estilismos, cinematografía… por lo que el valor cinematográfico es único. Se diferencia de otras producciones con facilidad.

—¿Eres hasta ahora la única persona que hace este tipo de porno indie, puedes recomendarnos a alguien más?

No, las pioneras fueron Candida Royal, Ovidie o Maria Beatty y ahora mismo también hay una nueva ola de directoras y productoras interesantísimas como Tristan Taormino, Jennifer Lyon-Bell, Mrs. Naughty, Morgana Muses, A New Level of Pornography en Suecia, A Four Chambered Heart en UK o Nympho Ninjas en USA. Tenemos que educarnos en que hay una alternativa de cine adulto que cada vez está fusionando más erotismo y pornografía, representando a la mujer como el sujeto dotado de sexualidad propia que es y por el que merece la pena pagar.

—¿Esperas que tu trabajo influya en la industria del porno?

Sí, tanto las directoras que te he mencionado como yo ofrecemos una alternativa a la pornografía que ofrece la industria mainstream. Yo hago cine para la gente que quiere pagar por ver sexo explícito en pantalla con unos valores cinematográficos altos, sabiendo que hay un proceso de producción ético detrás. Este tipo de cine se está consumiendo y confío en que en los próximos años surjan más mujeres que quieran ponerse detrás de la cámara y comience a alterarse el ratio de hombres/mujeres que dirigen.

xconfessions3