Kayla Ward, desnuda por una buena causa

La modelo de Los Angeles que ofreció fotos desnuda a cambio de donaciones para luchar contra los incendios en Australia estima que ya ha logrado recaudar 1 millón de dólares

El 3 de enero la modelo Kayla Ward lanzó una propuesta por Twitter: cualquiera que le enviara un comprobante de haber donado dinero a alguna organización de las que luchan contra los incendios forestales en Australia recibiría una foto suya completamente desnuda. Y no era mucho lo que pedía: por cada 10 dólares, un nude.

Lo que Kayla, de 20 años, nunca previó es que en su campaña llegaría a recaudar 7.000 dólares en tan solo unas pocas horas, “esperaba recaudar quizás 1.000 dólares, pero el tweet explotó», comentó el domingo a BuzzFeed News.

Y tanto que se vio obligada a contratar a dos ayudantes para procesar los mensajes directos, comprobar las donaciones y enviar las fotos de agradecimiento.

Ward, conocida como The naked philanthropist, ya antes vendía en línea imágenes de ella ligera de ropa y se le ocurrió que también podría hacer lo mismo por una causa benéfica después de ver la reciente cobertura de los devastadores incendios en Australia.

Su campaña comenzó en Twitter, pero se corrió la noticia de sus intenciones a sus 50.000 seguidores de Instagram. Y la red social decidió cerrar su cuenta por violar sus políticas al publicar «contenido sexualmente sugerente», según una captura de pantalla que tuiteó, aunque ella niega haber violado las normas de Instagram.

El domingo 5 de enero la modelo de Los Angeles afirmó que su campaña había recaudado más de 300 mil dólares y sumaba 77 mil retweets y más de 177 mil likes. Ese día declaró a The Washington Post que más de 50 mil personas habían aceptado su propuesta.

En la mañana del martes 7 de enero ya los retweets pasaban de 82 mil y los likes eran más de 200 mil. El lunes Kayla proyectaba un estimado de 1 millón de dólares donados a las diferentes organizaciones que incluyó en su lista original.

En las respuestas al primer tuit de Kayla, varias personas aplaudieron su iniciativa afirmando que esta mujer ha hecho más por la situación en Australia que muchas de las celebridades que solo se dedican a tuitear su tristeza por lo que está pasando allá, y que con estirar la mano podrían hacer mucho para que la situación mejore.