La mejor estrategia de contenidos para redes sociales

Marian Piñango, de Pencil Speech, quiere que dejes de lanzar flechas en el manejo de tus redes. Aprovecha que la clase es gratis, sencilla y muy útil

La mejor estrategia para que el contenido de redes sociales sea inagotable se llama content on content y fue ideada por GaryVee.

Esta metodología consiste en crear o documentar un contenido base y extraer de allí tantos fragmentos como sea posible para distribuirlos en distintas plataformas.

Debes preguntarte, seguramente, con qué se come todo lo que acabo de decir casi como si estuviera en una exposición de sexto grado y necesito escupir el conocimiento antes de que se me olvide un artículo en la segunda oración.

¿Qué es un contenido base? ¿Quién es ese tal Gary y por qué consideramos su invento valioso?

Vamos por partes.

Primero, es pertinente mencionar de dónde sale la necesidad de crear un sistema nuevo de generación de contenido.

Si trabajas manejando redes sociales seguramente ya sabes que las ideas para crear posts a veces son escasas, pero no por eso se puede dejar de alimentar lo que Guy Kawasaki, en The Art of Social Media, llama content monster.

Así que, en los siguientes párrafos, me dedicaré a explicar por qué la mejor manera de alimentar tus canales digitales no es con grillas que se ven simétricas en el feed, sino aprovechando todo lo que se crea a través del content on content.

¿Qué es el content on content?

Es una estrategia para que cada esfuerzo invertido en crear contenido de valor sea bien aprovechado.
Gary Vee, un emprendedor y empresario sumamente exitoso y apasionado por el mundo digital, creó este sistema que consiste en crear un contenido base y de él extraer tantos fragmentos como sea posible.

¿Qué es un contenido base o pillar content?

Es cualquier producto que hagas y que no tenga como propósito inicial ser utilizado para tus redes sociales.

Puede ser un artículo, un video para YouTube, un episodio de podcast y hasta la presentación de slides que te acompañará en una ponencia.

¿Cómo hacer content on content?

Una vez que exista el contenido base, hay que identificar sus partes más llamativas. Esos segmentos (de texto, de audio o de video) serán recortados y se distribuirán en las distintas redes sociales.

Gary explica el procedimiento con ayuda de una pirámide invertida:

Es decir, que si eres un experto en edición de texto y tienes un blog sobre eso, en vez de dedicarle energía extra a escribir captions de Instagram, de los textos que publicas en tu sitio vas a seleccionar los fragmentos con más valor y esos serán tus futuros tweets, posts en Facebook, pies de foto para IG, y así sucesivamente.

¿Cómo se ejecuta en cada red social?

Esto, por supuesto, dependerá de la naturaleza de tu contenido y la de la plataforma escogida.
Por ejemplo, los artículos se distribuyen más fácilmente en Facebook o LinkedIn, ya que no requieren de una imagen para hacer la publicación.

Si la materia prima es un video, un extracto será perfecto para llevarlo a Instagram.

La idea es combinar todos estos esfuerzos y abarcar tantos canales como sea posible, con formatos especiales para cada lugar.

O sea, no publiques hilos de tweets larguísimos para compensar un post de Facebook. Escoge la mejor oración y que esa conforme tu tweet.

También puedes buscar en Quora preguntas que tus artículos o videos respondan. Una de las ventajas del Inbound Marketing es aparecérsele en frente a las personas justo cuando ellas te están buscando. ¿Y a qué viene esto con el content on content?

Si en un artículo explicamos por qué creemos que el SEO es la herramienta de marketing más poderosa, podemos responder con él preguntas como:

¿Vale la pena invertir en SEO?
¿Qué estrategia de marketing es mejor en el 2019?
¿Qué es mejor entre SEO y SEM?

Entre otras.

Otra posibilidad que recomiendo es convertir cada pieza de texto en un video para YouTube. De esa manera estarás presente tanto en la web como dentro de la plataforma audiovisual más grande de Internet, y ambos lugares pueden redireccionar al otro para potenciar el posible tráfico total que consigas en tu contenido.

¿Qué es el recurso humano y cómo sacarle el jugo?

Hay algo mágico dentro de las redes sociales a lo que me gusta llamar “recurso humano”. Es ese post en el que muestras al rostro detrás de una marca, y no a una ilustración de un concepto o una foto institucional.

Es ese lado vivo, cálido, que realmente permite que exista una empresa.

El quiz del asunto está en lo refrescante que resultan esta clase de publicaciones. Son todavía inusuales y por eso funcionan como un as bajo la manga para cualquier empresa.

Cada vez que asistas a un evento o ponencia, haz dos cosas: la primera, grábala con buena imagen y audio, para que puedas subirla a YouTube. La segunda, toma fotos con los invitados, otros panelistas, e incluso grábate cuando te bajabas del carro y camines apurada, entaconada, hasta la sala donde es la exposición.

Este tipo de cosas conecta mucho con casi todas las audiencias porque muestran algo real, no acartonado, y garantizan un post con bastante engagement.

Recomendaciones generales para hacer content on content

Aquí te dejo unos tips (de esos que todo el mundo ama) para que te apoderes completamente del content on content:

Conoce muy bien la audiencia de cada plataforma

Quienes te siguen en LinkedIn no son los mismos que te siguen en Instagram. Probablemente en Quora puedes llegarle a personas que no están familiarizadas con tu marca, mientras en Instagram la comunidad está mucho más limitada a quienes han tenido contactos (físicos o no) con el producto que vendes o el servicio que ofreces.

Considera esto a la hora de elegir qué pedazos de información lanzarás a cada red social.

Busca el “wow”

No aburras. Innova y no te hagas predecible. Cuando los usuarios ya esperan lo que vas a publicar, su nivel de interés baja y los algoritmos dejan de tratarte bonito. Mantén a tus seguidores atentos a tus nuevos posts y no pierdas el momentum que tus publicaciones puedan acumular.

Documenta, no crees

Aunque no nos parezca, como empresa o marca personal todo el tiempo estamos haciendo cosas interesantes.

Para esto aplica el mismo principio sobre ponencias y eventos: graba todo.

Por ejemplo, si en tu oficina hay un día de brainstorming, grábalo. Quizás no todo sea aprovechable, pero al menos un buen video de 45 segundos puede resultar de ahí (aunque solo funcione para mostrar la cultura empresarial).

Conclusiones

Si quieres conocer un caso de estudio que compara los esfuerzos invertidos en redes sociales con el posicionamiento web, o la lista de plataformas que recomiendo para programar las publicaciones en cada red, esos enlaces te resultarán útiles.

Alimentar al monstruo del contenido no es fácil: requiere de tiempo y organización. Sin embargo, hay más oportunidades de las que uno cree para extraer piezas nuevas de contenido que te ayuden a promocionar tu sitio web, podcast o canal de YouTube.

El secreto es ingeniárselas.

¡Éxito en tu campaña!